Córdoba – Así es la basílica renacentista cristiana del interior de la Mezquita – Guías Viajar

Córdoba – Así es la basílica renacentista cristiana del interior de la Mezquita

Escrito por José Luis Sarralde el 26 de mayo, 2014
Crucero de la basílica renacentista de la Mezquita de Córdoba
Crucero de la basílica renacentista de la Mezquita de Córdoba

Un aspecto que te va a sorprender cuando visites Córdoba, en Andalucía, es que en el centro de su gran monumento, la Mezquita de Córdoba, se ubica una gran basílica de estilo renacentista.

Efectivamente, durante el siglo XVI se construyó una catedral cristiana ante el deseo de las autoridades religiosas de la época, en concreto, el obispo Iñigo Manrique, de dar mayor esplendor a la Capilla Mayor construida en el siglo XIII, tras la conquista de la ciudad por Fernando III El Santo, en 1236.

Junto con la Capilla Mayor que se situó en el lugar que ocupaba un antiguo mihrab del templo musulmán,  se construyó una nave de estilo gótico, conjunto arquitectónico que apenas modificó la estructura de la mezquita islámica.

Altar Mayor de la catedral cristiana de la Mezquita de Córdoba
Altar Mayor de la catedral cristiana de la Mezquita de Córdoba

Sin embargo, en tu visita de la Mezquita de Córdoba comprobarás que la catedral cristiana del siglo XVI supone una ruptura total de su estructura, lo que tras su construcción provocó severas críticas del rey Carlos I.

Tras haber autorizado las obras y después de ver el resultado, se dice que afirmó: “Yo no sabía que era esto, pues no hubiera permitido que se llegase a lo antiguo, porque hacéis lo que puede haber en otras partes y habéis desecho lo que era singular en el mundo”.

Algunos de los elementos más significativos de la basílica renacentista construida en el centro de la original mezquita ya las ves desde el exterior.

Me refiero al crucero y a sus cúpulas, que sobresalen del resto del edificio musulmán.

Mezcla arquitectónica en la catedral cristiana de la Mezquita de Córdoba
Mezcla arquitectónica en la catedral cristiana de la Mezquita de Córdoba

La catedral cristiana tiene forma de crucero, con naves laterales que aprovechan las naves del edificio musulmán. De la mezcla arquitectónica, quizás te chirrien los arcos islámicos que sustentan las cúpulas.

De la basílica renacentista de la Mezquita de Córdoba, los elementos más distintivos son el Altar Mayor y el Coro.

El gran retablo del Altar Mayor fue terminado en el año 1653. Obra del jesuita granadino Alonso Matías, combina mármoles y bronces, y tiene un estilo parecido al del retablo de la basílica del Monasterio de El Escorial, en los alrededores de Madrid.

Por su parte, la construcción de la sillería del coro de la basilica renacentista se tuvo que retrasar un siglo, de forma que no se terminó hasta 1757.

En tu visita de la Mezquita de Córdoba, tras las grandes rejas de bronce podrás ver las 105 sillas del coro, situadas en dos filas, todo el conjunto con una suntuosa decoración.

Coro de la catedral cristiana de la Mezquita de Córdoba
Coro de la catedral cristiana de la Mezquita de Córdoba

Frente a las críticas por la indudable ruptura arquitectónica que supuso en su día la construcción de una enorme catedral en el corazón de la gran joya del arte califal, existe la opinión  de que gracias a ello ha pervivido el monumento islámico hasta nuestros días.

72h_sale_300x250

En suma, que si la catedral cristiana  se hubiera construido en otro emplazamiento de Córdoba, la mezquita finalmente habría sido destruida, como, por ejemplo, sucedió con la gran mezquita de Sevilla.

¿Y tú que opinas?

Fotos de la catedral cristiana de Córdoba

Aquí tienes más fotos de la catedral cristiana de Córdoba, en el monumento de la antigua mezquita musulmana.

2 COMENTARIOS ↓

  1. ¡¡Qué buen trabajo hacéis siempre!!
    Es bonita la basílica a pesar de ser un pegote en la lindísima mezquita de Córdoba.

    Íñigo Manrique: estropeaste un poco la mezquita, según mi opinión, claro.

    Por cierto, ¿Seguirá abierto el Bar Picantón junto a la Mezquita?, tenía una salsa picante imposible de comer y unos bocadillos muy ricos.

  2. La gran paradoja de esto, es que la Iglesia actualmente saca mucho pecho como supuesto garante del edificio y valedora de que haya llegado hasta nuestros días. En parte es verdad, pero, el principal peligro para el templo era… la propia Iglesia!. La mezquita estaba expuesta a que alguna mente “iluminada” que vistiera sotana decidiera cualquier día decidir que era una afrenta y una profanación tener aquello en pie. Y en este protección también tuvieron mucho que ver los reyes castellanos Fernando III, Alfonso X e Isabel I, que se opusieron a algunas intenciones destructivas de las élites eclesiásticas en la ciudad

    Como cordobés, creo que la mezquita se salva a si misma por su singularidad y su belleza, ante la que sucumbe el más rudo que la contempla. También hay un hecho a tener en cuenta, en un principio hay mucho respeto al monumento. Las primeras intervenciones son muy escrupulosas, pero con el paso del tiempo cada vez más invaden y sustituyen lo antiguo. Esto llega a su culmen cuando en pleno ardor católico durante el reinado de Carlos V se construye el gigantesco crucero renacentista. Está documentado que se aprovechó la ignorancia del Emperador en torno al recinto, ya que posteriormente se arrepentiría de su consentimiento al visitar la obra.

    Muchos historiadores y expertos en arte y arquitectura llegan a la conclusión de que el nuevo crucero era innecesario, además de ser exagerado. Tiene su valor y su belleza, es innegable, pero ya existía una adaptación en el templo para su uso como catedral cristiana. Esta anterior intervención, como se dice en el artículo, fue muy respetuosa. Perfectamente se podría haber seguido con esa línea ya marcada, haber ampliado esa primera catedral gótica utilizando un lucernario de la mezquita para así modificar lo menos posible lo ya construido. Pero, pesaron más las ansias de poder y de transcender.

    Un último dato, aquella obra se hizo con la frontal y total oposición del pueblo y Concejo (Ayuntamiento) de Córdoba de la época. Incluso se llegó a disponer la pena de muerte para el que tocara una piedra de la construcción antigua, aunque quedó revocada por orden real de Carlos V. ¿Iglesia protectora?, Sí, pero también destructora, así que mejor que no saquen pecho sin antes decir toda la verdad.

Escribe tu comentario





3 Trackbacks / Pingbacks

  1. Qué visitar en Córdoba en Andalucía | Guías Viajar
  2. Bitacoras.com
  3. Curiosidades Mezquita de Córdoba | Guías Viajar
buzzoole code