Las mejores islas que ver en un primer viaje a la Polinesia Francesa

Publicado por el día 1 febrero 2019
Resort en Moorea en Polinesia Francesa

Resort en Moorea en Polinesia Francesa

La Polinesia Francesa es sin duda uno de los sitios más increíbles del mundo, unas islas plagadas de arrecifes de coral y de animales viviendo entorno a el.

Si te gusta la naturaleza en estado puro, y sobre todo la vida marina, tienes que plantearte viajar a la Polinesia porque es mucho más impresionante de lo que puedas llegar a soñar.

Son muy pocos los rincones del planeta que pueden estar a la altura de la Polinesia Francesa y es que tienes continuamente una sensación de verte rodeado de paisajes de películas como Parque Jurásico.

Playa en la isla de Rangiroa en Polinesia Francesa

Playa en la isla de Rangiroa en Polinesia Francesa

Como estas islas se encuentran en medio del Pacifico Sur a muchas horas de vuelo de los continentes, mucha gente prefiere hacer viajes más cortos y no son conscientes de lo que se pierden.

Qué ver y hacer en Polinesia Francesa

Puedes bucear o hacer snorkel entre tiburones o peces de todos los colores que puedas imaginar, dar de comer a mantas rayas,  o hacer actividades más calmadas como ir en un boogie o conducir un quad entre bosques de palmeras.

Y además para los que tengan miedo a las arañas, serpientes y este tipo de animales, no os preocupéis porque apenas hay, y mucho menos peligrosas.

Cascada en el interior de Tahití en Polinesia Francesa

Cascada en el interior de Tahití en Polinesia Francesa

Lo más peligroso que había eran los gecos, una especie de salamandra que se come a los mosquitos, que además de evitar que nos piquen,  huyen cuando te acercas.

Qué islas visitar en Polinesia Francesa

La Polinesia Francesa son 118 islas y atolones repartidos en 5 archipielagos, por lo que las opciones al elegir que visitar son muchísimas.

Por eso vamos a enseñaros nuestra selección de las que no te puedes perder.

A la hora de elegir, hay una isla que siempre se visita, Tahití, ya que en ella se encuentra el único aeropuerto internacional de la Polinesia Francesa, donde llegan todos los vuelos.

Aquí tienes un vídeo y te dejamos el enlace a un artículo con los mejores consejos para visitar la Polinesia Francesa, los cuales te serán útiles si te planteas planificar un viaje a este paraíso.

Tahití

Tahití es una de las islas más famosas, y se podría decir que es visita obligada.

En realidad Tahití son dos islas abrazadas que juntas se convierten en la isla más grande de la Polinesia Francesa, y es la única con un carácter urbano, ya que, como curiosidad, es solo en ella podrás circular por una carretera con tres carriles.

Es una isla muy parecida a Hawai ya que su origen volcánico esta muy marcado, y al no estar tan hundido el volcán originario que formó la isla, no hay tanto coral como en otros atolones.

La vida en la isla se hace entorno a la costa, pero gran parte de su encanto esta en el interior.

El interior de Tahití es una maravilla de la naturaleza, con bosques tropicales y enormes cascadas que no paran de soltar agua durante todo el año.

Mercado de Papeete en Tahití en Polinesia Francesa

Mercado de Papeete en Tahití en Polinesia Francesa

Si tienes tiempo,  te recomiendo apuntarte a la excursión por el interior de Tahití que pudimos realizar en nuestro viaje, en la que un auténtico polinesio te descubrirá la isla mientras te va contando multitud de tradiciones de la cultura polinesia.

Por supuesto si viajas a Tahití no puedes dejar de conocer el mercado de Papeete, una visita obligada dentro de la isla.

Una buena toma de contacto con la cultura de un país es visitar sus mercados pues a través de ellos se pueden conocer las costumbre y hábitos que tiene una población.

En el mercado de Papeete encontrarás de todo, desde diferentes tipos de comida y artesanía, hasta productos elaborados a partir del coco y flores, las cuales son uno de los artículos estrella de la isla ya que están cargadas de simbología.

Por eso cuando llegas a cualquier hotel te reciben con una ofrenda a modo de collar de flores frescas.

Resort en Moorea en Polinesia Francesa

Resort en Moorea en Polinesia Francesa

Moorea

Moorea es una isla que se encuentra a solo 17 kilómetros de Tahití, a menos de media hora en ferry.

Una isla preciosa en la que muchos tahitianos residen y a la que vuelven todas las tardes después de su jornada laboral.

Reserva hotel para tu viaje en Booking.com

Es la isla donde se producen muchas de las frutas que luego son consumidas en Tahití como la piña, la banana o los mangos.

Moorea cuenta además con una increíble barrera de coral, sobre todo en la zona norte de la isla.

En esta zona de la isla se encuentran dos grandes bahías con mucha historia, pues a ellas llegó el capitán James Cook en los viajes que hizo por toda esta región del Pacífico.

Aquí te dejamos este video donde os enseñamos esta isla tan increíble, visita imprescindible si viajas hasta la Polinesia.

Moorea básicamente solo cuenta con una carretera que recorre toda la isla junto al mar, que es donde se ubican la mayoría de las poblaciones.

Aunque en realidad hay otras carreteras que van hacia el interior, en la práctica son usadas por los agricultores para dirigirse a las zonas de cultivo.

De hecho hay varias excursiones en quad o en boogie a las que te puedes apuntar para conocer el interior de la isla, las cuales merecen mucho la pena.

Son excursiones de medio día durante las que recorres las plantaciones hasta llegar a miradores desde donde puedes disfrutar de increíbles paisajes.

En concreto hay dos miradores que son muy especiales, los cuales pudimos visitar cuando recorrimos la isla en quad.

Uno desde el que se ven las dos bahías, y el otro es el conocido como Magic Mountain por sus alucinantes vistas de 360 grados que te permiten divisar desde la montaña hasta los arrecifes de coral del norte de la isla.

Tiburones en Moorea en Polinesia Francesa

Tiburones en Moorea en Polinesia Francesa

Bora Bora

Bora Bora es, junto a Tahití, la más famosa de las 118 islas de Polinesia Francesa, y es que las increíbles fotos de sus bungalows flotantes sobre aguas azul turquesa no es una imagen fácil de olvidar.

Y hay tantos bungalows de este estilo porque la forma del atolón hace que sea mucho más fácil que construirlos en otros lugares.

Un anillo exterior que rodea la isla central hace que Bora Bora sea una isla muy peculiar en la que casi se podría decir que no tienen sentido las carreteras, todo es más fácil por el mar.

Por eso es un muy buen sitio para hacer snorkel desde el mismo hotel, ya que todo el interior del atolón tiene aguas muy poco profundas y calmadas repletas de coral.

Es una de las islas más turísticas y más caras, ya que hay pocos alojamientos y son de absoluto lujo.

Aquí están todas las grandes cadenas de hoteles y es una zona muy demandada para las lunas de miel.

Rangiroa

Al estar llena de arrecifes de coral, en Polinesia Francesa se encuentran algunas de las mejores zonas del mundo para bucear, y la joya de la corona, si hablamos de sumergirse en el mar para ver peces, es el atolón de Rangiroa, a solo una hora en avión al norte de Tahiti.

No te pierdas el vídeo que insertamos en este artículo en el que puedes ver en imágenes la experiencia de visitar Rangiroa.

Este gran atolón en el que cabría Tahití en su interior, solo tiene fuera del agua un anillo de playas de coral rodeando la caldera del antiguo volcán.

Esta isla se hizo famosa porque en Tiputa, uno de sus dos accesos desde el mar al interior del atolón, hay una familia de delfines que viven todo el año y juegan en las corrientes que se forman.

De hecho hay un hotel, el Relais des Josephine, desde cuya terraza se puede ver todas las tardes a los delfines saltar y surfear el oleaje que forma la corriente al salir desde el interior del atolón hacia mar abierto.

Isla de Rangiroa en Polinesia Francesa

Isla de Rangiroa en Polinesia Francesa

Todos los amantes del buceo tienen que visitar esta isla, incluso lo que nunca os hayáis sumergido con bombona, como nos pasaba a nosotros; este es sin duda un muy buen sitio para empezar.

En una primera inmersión del buceo de iniciación ya es posible ver cientos de peces ya que en la entrada de Tiputa hay reservas marinas abarrotadas de vida.

Y para los buceadores más experimentados se pueden hacer inmersiones absolutamente únicas.

Se pueden ver tiburones martillo o tiburones aleta negras, puedes tocar a los delfines que viven ahí, para lo que ellos mismos se acercarán, o bucear entre todo tipo de peces de colores.

Lo mejor para imaginarse como es de alucinante, es saber que Rangiroa es la isla favorita de la mayoría de los polinesios.

 
Categorías: Polinesia Francesa | Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *