14 Consejos imprescindibles para viajar a la Polinesia Francesa

Publicado por el día 2 enero 2019
Manava Resort en Moorea en Polinesia Francesa

Manava Resort en Moorea en Polinesia Francesa

Si alguien nos dice que cerremos los ojos e imaginemos la playa más bonita que puedas llegar a soñar, rápidamente a todos nos vienen a la cabeza esas islas y atolones entre palmeras con sus barreras de coral, de agua cristalina y repleta de peces de todo tipo de colores.

Pues después de volver de la Polinesia Francesa, creo que he encontrado el lugar con el que todos soñamos.

La mayoría de los mortales siempre habíamos soñado con vivir la experiencia de estar en alguno de los increíbles atolones de película que hemos visto en cientos de fotos.

Rincón de la isla de Rangiroa en Polinesia Francesa

Rincón de la isla de Rangiroa en Polinesia Francesa

Recientemente acabamos de cumplir ese sueño y, aunque parezca increíble, es todavía mejor de lo que habíamos imaginado y probablemente de lo que seamos capaces de expresar.

Es un viaje que merece la pena experimentar.

Además teníamos una razón extra, ya que la mayoría del coral del mundo está desapareciendo por el calentamiento del mar, y antes de que nos quedemos sin él, queríamos viajar a una de las mejores zonas del mundo para verlo.

Nadar entre tiburones, dar de comer a mantas raya, bucear a entre bancos de peces y junto a delfines, son muchas las experiencias únicas que se viven en estas increíbles islas.

Aquí os dejamos el vídeo que hicimos del viaje, donde os contamos cómo es viajar al paraíso y ponemos imágenes a la información de este artículo.

Pero empecemos por el principio y os explicamos todo lo que necesitas saber para viajar a la Polinesia Francesa.

Donde está la Polinesia Francesa

Una de las primeras preguntas que surgen cuando se escucha hablar de la Polinesia Francesa es la clásica pregunta ¿donde queda la Polinesia Francesa?

La Polinesia Francesa se encuentra en mitad del Pacífico Sur y ocupa una extensión del tamaño del continente europeo.

Son un conjunto de 118 islas de origen volcánico repartidas en 5 archipiélagos con aguas transparentes absolutamente repletas de coral, por lo que aquí están algunas de las playas más bonitas del mundo.

Playa en la isla de Rangiroa en Polinesia Francesa

Playa en la isla de Rangiroa en Polinesia Francesa

En concreto aquí tienes información sobre las cuáles son las mejores islas que visitar en Polinesia Francesa.

Esta zona del Pacífico se encuentra a cinco horas en vuelo de Nueva Zelanda, que es el grupo de población más grande que se encuentra más cerca y del que se abastecen las islas polinesias.

La magia de la Polinesia está en su formación.

Son antiguos volcanes que una vez han muerto, se han empezado a hundir, y esto ha dado paso a que los interiores de las calderas estén sumergidos, pero sus bordes no, lo que hace que se forme una laguna central protegida por un arrecife de coral.

Un ambiente perfecto para que se formen increíbles reservas marinas,  una auténtica maravilla de la naturaleza que tenemos la suerte de poder ver.

Avión de Air Tahití Nui en el aeropuerto de Papeete

Avión de Air Tahití Nui en el aeropuerto de Papeete

Cómo volar a la Polinesia Francesa

La capital de la Polinesia Francesa es la ciudad de Papeete, la cual se encuentra en la isla de Tahití, que es donde llegan todos los vuelos internacionales.

Reserva hotel para tu viaje en Booking.com

Aunque hay que aclarar que en realidad no es en Papeete donde aterrizan los aviones, aunque se llame así el aeropuerto, si no que llegan a Faa´a.

Es curioso porque la Polinesia está en la zona en la que desde Europa ya es más rápido ir a través de América y no cruzando Asía, como muchos podríais pensar, sobre todo los que hayáis podido viajar a Indonesia o Australia.

Está muy cerca de la línea imaginaria que marca el cambio de día, por lo que cuando en la Polinesia entras en el nuevo día, después de las 12 de la noche, en zonas del mundo como Australia o Nueva Zelanda que están a pocas horas de vuelo, ese mismo día esta a punto de acabar.

Aunque hay otras alternativas, si viajas desde Europa lo más normal es hacer el trayecto con Air Tahiti Nui, que es la compañía aérea que hace la conexión desde París y la que realiza los vuelos entre islas con la marca Air Tahití.

Coral en la isla de Rangiroa en Polinesia Francesa

Coral en la isla de Rangiroa en Polinesia Francesa

Es muy importante elegir bien la compañía y el tipo de billete, porque son muchas horas de vuelo y es clave tener suficiente espacio en las piernas durante el mismo.

En concreto son 12 horas de vuelo desde París hasta Los Ángeles y otras 8 hasta Papeete, y desde España hay que sumar otras dos horas más para llegar a la capital francesa.

En total son unas 22 horas de vuelo sin contar con contar con el tiempo de las escalas, y por tanto hay mucha diferencia entre hacer el viaje en Business o con una compañía como Air Tahití Nui, a hacerlo en una low-cost, que tiene que ser para pegarse un tiro.

Si viajas desde otros países de Latinoamérica hay otra vía que es la de viajar desde Chile a través de la Isla de Pascua, lo que supone 11 horas de vuelo hasta Tahití desde Santiago de Chile.

Para moverte entre islas lo mejor es ir en avión, siendo realizados todos los vuelos internos por Air Tahití, y eso sí, no son vuelos baratos y además se realizan en aviones pequeños por lo que conviene hacer las reservas con tiempo.

Paisaje de la isla de Moorea en Polinesia Francesa

Paisaje de la isla de Moorea en Polinesia Francesa

Qué visado se necesita para viajar a la Polinesia Francesa

En cuanto a los papeles que se necesitan para viajar, solo hay uno imprescindible.

Evidentemente, dependiendo de tu nacionalidad de origen debes consultarlo en la embajada de tu país, pero para un ciudadano europeo el único tramite, aparte de tener el pasaporte en vigor por más de 6 meses, previamente al viaje has de solicitar el ESTA para entrar a Estados Unidos.

El ESTA es el visado de turista que te expide Estados Unidos como requisito imprescindible para entrar en su país.

Si viajas vía París y paras en Los Ángeles, aunque solo es un trasbordo en el aeropuerto, te hacen salir del avión y pasar todos los controles, ya que vas a pisar territorio estadounidense.

Mejor época para viajar a la Polinesia Francesa

Al paraíso siempre es buena momento para viajar, pero es cierto que hay dos épocas marcadas, una fría y seca y otra húmeda y calurosa.

Guía turístico en Tahití en Polinesia Francesa

Guía turístico en Tahití en Polinesia Francesa

La época de lluvias y calor es desde noviembre hasta abril, mientras que la seca y fría es de mayo a octubre.

La temperatura es buenísima todo el año, pero cuando hablamos de temperatura fría, estamos hablando siempre de más de 20 grados de temperatura mínima, y las máximas están por debajo de 30.

NO TE OLVIDES DE TU SEGURO DE VIAJE

¿Estas organizando tu viaje a Polinesia Francesa? No te vayas sin contratar antes tu seguro de viaje, y aquí te explicamos por qué. Si lo contratas con nosotros, tienes un descuento del 5%.

Qué clima hay en Polinesia Francesa

Así que cuando hablamos de dos épocas distintas, básicamente la diferencia más notables son las lluvias, pues al hacer algo más de calor, se forman tormentas tropicales.

Pero para los que venimos de oscilaciones térmicas tan grandes como hay en España entre el verano y el invierno, la diferencia de épocas aquí es bastante insignificante.

Podemos concluir que es verano todo el año.

Qué moneda usan en la Polinesia

A pesar de pertenecer a Francia, la moneda que se utiliza en la Polinesia Francesa no es el euro, aunque también es verdad que en algunos sitios pueden llegar a aceptarla al igual que el dolar.

En la Polinesia usan el franco polinesio,  que al cambio está en torno a 120 francos por 1 euro. El truco mental para saber el precio de las cosas es quitarle dos ceros al precio que veas y luego un poquito menos.

Es un cálculo orientativo que sirve bastante de ayuda para hacer la conversión.

A la hora de sacar dinero, nosotros siempre hacemos lo mismo en todos los países a los que viajamos, buscar un cajero que ponga ATM que te cobran una comisión fija de 2 euros cada vez que retiras efectivo.

Lo ideal es sacar dinero al aterrizar en Tahití, aunque si vas a estar por esta isla, hay bastantes cajeros sobre todo en los alrededores del mercado de Papeete.

Playa en la isla de Rangiroa en Polinesia Francesa

Playa en la isla de Rangiroa en Polinesia Francesa

Si vas a moverte por islas o atolones un poco perdidos, ten en cuenta que hay menos cajeros que en islas como Tahití, Moorea o Bora Bora, aunque en los aeropuertos siempre tendrás la posibilidad de sacar dinero.

Por otro lado, en la inmensa mayoría de restaurantes se puede pagar con tarjeta, incluso en las tiendas se puede pagar con tarjeta, eso si, suele haber un mínimo de compra de entre 6 y 12 euros

Seguro para viajar a la Polinesia

Antes de viajar a cualquier rincón del mundo, hay dos cosas que no pueden faltar.

El pasaporte y el seguro de viaje; a partir de ahí puedes moverte por todo el globo terráqueo sin problemas.

No me querría ver en la situación de estar en una isla remota con un problema de salud como una apendicitis, como ya nos sucedió. Nunca sabes donde te va pasar algo, por lo que es imprescindible llevar un seguro médico de viaje que me lo solucione.

De hecho hay países que te lo piden al entrar.

Excursión en Rangiroa en Polinesia Francesa

Excursión en Rangiroa en Polinesia Francesa

Además, estos seguros de viaje incluyen indemnizaciones por perdidas de equipaje, cancelaciones o retrasos de vuelos, que es muy importante en un viaje en el que desde España tienes que coger tres aviones.

Es importante contratarlo con una empresa que responda al momento y que sean ellos los que adelanten el dinero porque si no te se te pueden plantear problemas.

Porque si estás en una isla, como te puede pasar en la Polinesia Francesa, en la que tienes que coger un vuelo para ir a hospital más cercano, puede que la solución no sea sencilla sin un seguro.

Nosotros siempre viajamos con el seguro de IATI, que es una aseguradora puntera especializada en viajes con la que ademas entrando a través de este enlace tenéis un 5% de descuento.

Qué idioma se habla en la Polinesia

En la Polinesia Francesa el idioma que se habla de forma mayoritaria es el francés, aunque hay dos idiomas oficiales si incluimos el tahitiano.

Cascada en la isla de Tahití en Polinesia Francesa

Cascada en la isla de Tahití en Polinesia Francesa

En algunas islas también hay dialectos que han ido evolucionando a partir del tahitiano, sobre todo en determinadas islas más aisladas como las del Archipiélago de las Marquesas.

Aunque cuando vas como turista lo primero que hacen es hablarte en francés y si no lo entiendes te hablan en inglés, casi todo el mundo relacionado con el turismo lo habla, así que no hay problema para comunicarse.

Hay varias palabras en tahitiano que conviene saber para integrarse en la cultura local y que vas a escuchar muy a menudo.

Ia ora na significa hola y se usa en todo tipo de situaciones, ya que también se aplica cuando quieres decir buenos días o buenas noches, como sucede en Hawai con la palabra Aloha, que se emplea para todo.

Por su parte Maururu significa gracias, y si quieres decir muchas gracias, es Maururu Roa.

Por último, Nana se usa para decir adiós, aunque nos comentaron que no es la palabra real, que se usa Nana porque es muy fácil para cualquier persona.

Qué comer en la Polinesia Francesa

Lógicamente, al ser islas muy aisladas del resto del mundo, todo es caro, sobre todo los productos frescos.

Aquí se producen algunas frutas como la piña o mangos, que está brutalmente buenos, pero en cuanto a carne, apenas algo de pollo y cerdo; el resto de carne como la ternera se trae desde Nueva Zelanda.

La mayoría de las comidas tradicionales están muy relacionadas con los productos que han tenido históricamente, como es el coco y el pescado.

Por eso es muy habitual encontrarse platos parecidos al ceviche elaborados con pescado y leche de coco, que es el típico plato que siempre te recomiendan probar, el poisson cru.

Pero hay otra parte de la cocina ligada a la inmigración, sobre todo la China, ya que los chinos fueron la primera fuente de inmigración importante, por lo que es muy habitual ver la influencia de esta cultura en la comida.

Poisson cru, plato típico en Polinesia Francesa

Poisson cru, plato típico en Polinesia Francesa

En islas grandes, como en Tahití, se puede ver perfectamente en el céntrico mercado de Papeete, junto a la estación de ferrys, que hay una zona con muchos puestos de comida china, con platos combinados de arroz con pollo o ternera y verduras en salsas.

Otra cosa muy curiosa es cómo han adaptado costumbres de Francia, sobre todo cuando hablamos del pan.

Es muy habitual ver bocadillos, sobre todo baguetes rellenas de cualquier cosa, como bocadillos de carne en salsa con patatas fritas, algo que nunca habíamos visto en otros rincones del mundo.

Y si te gustan los food trucks, estás de enhorabuena porque hay mercados repletos de este tipo de furgoneta donde puedes ir probando distintos platos de la comida tahitiana.

No me quiero olvidar de recomendaros probar el pan de coco, una auténtica delicia que se elabora en todos los rincones de la Polinesia.

Mercado de Papeete en Tahití en Polinesia Francesa

Mercado de Papeete en Tahití en Polinesia Francesa

Qué cuesta comer en Polinesia Francesa

Para que os hagáis idea de los precios, una jarra de cerveza junto al mercado de Papeete cuesta en torno a 8 euros; un plato chino combinado de arroz en el mismo mercado 7 euros, y si le sumas un refresco, 1 euros más.

Y cenar en un restaurante de un buen hotel, dos platos más bebida, te costara en torno a 30-40 euros por persona.

Qué es imprescindible llevar a la Polinesia

Cuando viajas a un destino como la Polinesia Francesa además de llevar el bañador y toalla, hay varias cosillas imprescindibles que debes echar en la maleta.

El sol pega bastante fuerte por lo que hay que llevar crema solar, pero eso no es todo, ya que cuando compres la crema es muy importante que mires que sea biodegradable para que no se vean afectados ni el coral ni los peces que viven en él.

Excursión en Moorea en Polinesia Francesa

Excursión en Moorea en Polinesia Francesa

Ya que viajas a uno de los paraísos mundiales del buceo, no puedes olvidar llevar gafas y tubo para hacer snorkel, ya que en cualquier momento puedes tirarte al mar entre los corales para ver peces, sobre todo si vas a atolones como Bora Bora o Rangiroa.

En nuestro caso nos llevamos también aletas pequeñas por si acaso, pero al final del viaje solo las usamos en dos ocasiones, así que es una opción a valorar.

Además en algunos hoteles suele estar incluido el alquiler de material para hacer snorkel en las playas de los hoteles, como nos pasó en el Manava Resort de Moorea.

Y hay otra cosa que hay que llevar si o si, que es un repelente antimosquitos.

Por ejemplo, si en Tahití vas a conocer el interior de la isla, debes saber que se trata de una zona muy frondosa y plagada de mosquitos con ganas de picarte; de hecho aquí fue donde más lo usamos.

Os recomendamos llevar siempre muy a mano, tanto la crema solar como el repelente anti-mosquitos, ¡¡ es vital !!

Manava Resort en Moorea en Polinesia Francesa

Manava Resort en Moorea en Polinesia Francesa

Cómo son los hoteles en la Polinesia

Los hoteles en la Polinesia Francesa son absolutamente increíbles.

Aquí surgieron lo primeros hoteles con bungalows de madera que se construyen encima del agua, con los que todo el mundo hemos soñado con poder dormir en ellos alguna vez.

Este tipo de alojamiento sin duda es el más demandado pues tienen unas escaleras que te permiten bajar directamente al mar entre corales repletos de peces, y en este tipo de bungalow puedes disfrutar de increíbles amaneceres y atardeceres.

Nosotros estuvimos en uno de estos hoteles, en el Manava Resort & Spa, en Maharepa en la isla de Moorea, el cual estaba junto a la barrera de coral del norte de la isla.

Solo tienen este tipo de alojamiento los mejores resorts, pero hay otros que te ofrecen cabañas en la playa o algunos que están en lugares increíbles, por lo que hay muchas opciones.

Tiburones en Moorea en Polinesia Francesa

Tiburones en Moorea en Polinesia Francesa

Nosotros recomendaríamos que si vais a estar en varias islas, cambiéis el tipo de hotel y no solo elijáis la misma opción.

Además hay atolones que no tienen esta oferta, o que si la tienen, no es la mejor opción, como por ejemplo en Rangiroa.

Es este atolón lo interesante es estar cerca de una de las dos entradas de agua que se abren hacia el interior de la caldera, ya que hay mucha fauna marina en esa zona.

En esta isla nos alojamos en el hotel Les Relais de Josephine, que eran unas pocas cabañas entre palmeras, desde donde todas las tardes, durante el atardecer ,se veía una familia de delfines surfeando y saltando las olas que produce la corriente al salir del atolón.

Es una familia que vive ahí todo el año y que ha hecho famosa a esta isla, en suma, ver estos delfines es una experiencia absolutamente increíble.

Para tu viaje te será útil este enlace de booking.com para buscar hotel en Tahití y en otras islas de la Polinesia Francesa.

Taller de tatuajes en Rangiroa en Polinesia Francesa

Taller de tatuajes en Rangiroa en Polinesia Francesa

Tradiciones de la Polinesia Francesa

Para conocer bien un lugar, lo mejor es aprender y vivir sus tradiciones y la Polinesia tiene algunas muy curiosas

Tatuajes en la Polinesia

Quizá la tradición más significativa y reconocible de la Polinesia es la cultura del tatuaje, y es curioso porque todo el mundo va tatuado.

Los tatuajes en la Polinesia son casi como una religión y está llena de simbología.

Es una tradición que viene del archipiélago de las islas Marquesas, que es el grupo de islas más al norte de la Polinesia Francesa.

Amanecer en Rangiroa en Polinesia Francesa

Amanecer en Rangiroa en Polinesia Francesa

Los tatuajes en su origen tenían una función: la parte del cuerpo en la que se hacían los tatuajes indicaba la procedencia del tatuado.

De la misma forma tenían una simbología relacionada con el poder, a mayor jerarquía, mayor cantidad de dibujos.

Los dibujos no se hacen por que sí, cada dibujo representa iconos paganos que se se asocian a un concepto.

Por ejemplo, las tortugas se asocian a la longevidad

Pareos en Polinesia

El pareo es el atuendo más característico de las islas, pues es usado tanto por hombres como por mujeres.

Es muy habitual ver a algunos polinesios que solo se visten con pareos, ya que además han desarrollado muy diversas formas de atarlo.

Si tenéis la ocasión, preguntar a la gente que los vende en los mercadillos, porque les encanta explicar esta parte de su cultura.

Música y bailes tradicionales en Polinesia

La música y los bailes son la esencia de las islas, casi todo el mundo toca algún instrumento.

Te das cuenta enseguida, solo con caminar por cualquier lugar en el que haya personas reunidas, la música y el baile siempre está ahí.

La guitarra y tambores acompañan al instrumento por excelencia, que es el ukulele.

Es tanto ese amor a la música y el baile tradicional, que muchos hoteles ofrecen cada semana a sus visitantes su propio espectáculo.

No te pierdas el vídeo con imágenes que grabamos de música y baile tradicional de la Polinesia Francesa.

 
Categorías: Polinesia Francesa | Etiquetas: , , , , ,

Una respuesta a “14 Consejos imprescindibles para viajar a la Polinesia Francesa”

  1. Paula dice:

    Nosotros estuvimos hace dos veranos en Tahiti de Luna de Miel y lo que más me gusta fue la gastronomía, sin desmerecer al resto de cosas, pero es que me vine con tres kilos más encima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *