¿Es un país seguro? Información y razones para viajar a Túnez

Escrito por José Luis Sarralde el 30 de Marzo, 2017
Sidi Bou Said en Túnez
Sidi Bou Said en Túnez

Pero, ¿es seguro viajar a Túnez?

Esa es la pregunta que me hicieron algunos amigos cuando les dije que iba a hacer un viaje a Túnez, cuestión que en los tiempos que corren se plantea a menudo a la hora de viajar a determinados países.

Y mi reciente viaje me ha confirmado en un convencimiento actual, si, es seguro viajar a Túnez.

Rincón de la medina de Hammamet en Túnez
Rincón de la medina de Hammamet en Túnez

Ya sabes que Túnez hasta 2010, cuando se inició la denominada Primavera Árabe, era un país con creciente actividad turística, y que incluso se estaba convirtiendo en un competidor de los países europeos del Mediterráneo, en concreto España.

Túnez tiene el atractivo de sus zonas turísticas en la costa mediterránea, como Hammamet, Sousa o la isla de Djerba, donde los alemanes, ingleses, franceses e incluso italianos viajaban en busca de disfrutar de unos días en sus playas alojandose en grandes resorts vacacionales o en lujosos hoteles.

Pero ese atractivo se combina con el exotismo de un país árabe, con sus medinas, zocos y mezquitas, la posibilidad de acceder a zonas de dunas y oasis en las puertas del desierto del Sáhara, y además, su gran patrimonio monumental, sobre todo de los romanos.

Y todo ello en un país cuyos precios eran y siguen siendo muy asequibles.

Por esta razón Túnez se convirtió en un destino muy atractivo también para los españoles.

Pero la inestabilidad política que siguió a la Primavera Arabe y, sobre todo, los atentados islámicos sufridos en el año 2015, iniciados con el ataque terrorista al museo del Bardo en la capital, han provocado una reducción drástica de la llegada de turistas a Túnez.

La misma situación que se ha dado en otros países árabes de gran atracción turística, como Egipto y Jordania.

Y más que drástica, dramática, pues en concreto Túnez es un país que en vive del turismo y la agricultura, y el frenazo en la llegada de turistas está afectando en una gran medida a la economía del país, y lo que es más importante, la economía de sus gentes.

Tras mi reciente viaje a dicho país del norte de África me reafirmo en mi argumento inicial, que en realidad se puede resumir en que viajar a Túnez es tan seguro como viajar a París, Munich, Bruselas, Madrid…o Londres.

O como viajar a Marruecos, país que en los últimos tiempos suelo visitar varias veces al año, y el cual tiene una situación muy similar a la de Túnez.

Interior de la Gran Mezquita de Kairouan en Túnez
Interior de la Gran Mezquita de Kairouan en Túnez

En las recomendaciones del ministerio de Asuntos Exteriores de España para los viajes a Túnez se indica lo siguiente: se recuerda que en estos momentos ninguna región del mundo y ningún país están a salvo de posibles actos terroristas.

Esto es algo que debemos asumir si queremos seguir viajando por el mundo.

Y para nada quiero recomendar a nadie viajar a países realmente inseguros por el peligro de sufrir atentados islamistas, como son, por ejemplo, Somalia, Pakistán, Malí o Nigeria.

E incluso a países con inestabilidad política, como en la actualidad sucede con Turquía. Nunca lo haría.

Oasis de Chebika cerca de Tozeur en Túnez
Oasis de Chebika cerca de Tozeur en Túnez

Evidentemente es obvio que no tiene el mismo nivel de seguridad que países como, por ejemplo, Noruega, pero mi afirmación de que Túnez (o el citado Marruecos) es un país seguro para hacer un viaje de turismo la sustento en la estabilidad política del país.

Reserva hotel para tu viaje en Booking.com

Tras unas elecciones democráticas, en Túnez ahora gobierna un partido progresista que ha obtenido una clara mayoría de apoyo popular, si bien de cara a propiciar una mayor estabilidad, ha optado por gobernar con el partido islamista cuya penetración real es limitada.

Seguridad en Túnez

Además durante tu viaje día a día por Túnez puedes ver numerosas medidas de seguridad ya habituales en muchos países, algunas de las cuales también adoptadas en la actualidad en algunos lugares de Europa.

Así, por ejemplo, en las entradas a los pueblos o determinadas zonas de ciudades siempre encuentras controles de policía o del Ejército, y lo mismo sucede cuando accedes a las zonas más turísticos.

Dunas del desierto en Douz en Túnez
Dunas del desierto en Douz en Túnez

O también arcos de seguridad en las entradas a determinados edificios públicos, por supuesto el aeropuerto, pero también puede ser en museos o incluso en algún hotel.

Por experiencia te diré que estos controles lo que hacen es darte sensación de seguridad, tal como por ejemplo también pude constatar en mi reciente viaje a Israel.

Por otro lado te he de reconocer que a la hora de viajar, hay una vertiente de la seguridad que realmente me preocupa bastante más que el riesgo de verte envuelto en un ataque terrorista.

Me refiero al peligro de sufrir un robo.

Por ello te reconozco que soy reticente a viajar a determinados país, en concreto de Latinoamérica, incluso a México o Colombia, donde dicho peligro es importante en determinadas zonas del país.

Rincón del pueblo bereber de Tamezret en Túnez
Rincón del pueblo bereber de Tamezret en Túnez

Te aseguro que dicho peligro no lo tienes en Túnez, al menos para nada tienes esa sensación, lo que no es óbice para que te descuides más allá de la lógica atención que hay que tener a la hora de viajar a cualquier lugar del mundo.

El que se trate de un país que vive del turismo hace que las gentes se preocupen de cuidar y atender a los turistas, por lo que encuentras una sensación de gran acogimiento y afabilidad, más allá de la posible presencia de la policía turística.

En resumen, estos consejos son el resultado de mi larga experiencia viajera, pero eso si, cada uno establece su propio nivel a la hora de marcar límites de seguridad; el temor es libre y es una aspecto subjetivo de cada persona.

Escribe tu comentario





buzzoole code