Montblanc, qué ver en la visita del histórico pueblo amurallado en Tarragona

Publicado por el día 23 diciembre 2018
Muralla medieval de Montblanc en Tarragona

Muralla medieval de Montblanc en Tarragona

Bien es cierto que el principal atractivo de la Ruta del Cister son los tres monasterios cistercienses que la configuran, el de Poblet, Santes Creus y Vallbona de les Monges.

Pero una ruta por esta zona de Cataluña, y en concreto por la provincia de Tarragona, ofrece también otros rincones que conviene destacar como es el pueblo medieval amurallado de Montblanc.

Si has decidido hacer la Ruta del Císter, el pueblo de Montblanc lo vas a encontrar a apenas 10 kilómetros del citado monasterio de Poblet, por lo que es una clara invitación a visitarlo.

Muralla medieval de Montblanc en Tarragona

Muralla medieval de Montblanc en Tarragona

Pero, ¿qué justifica visitar Montblanc?

Estoy hablando de un histórico pueblo cuyos orígenes se remontan al año 1080 y que, en la actualidad, conserva el mayor recinto amurallado de Cataluña.

Historia de Montblanc en Tarragona

Situado en la comarca de la Cuenca de Barberá, esta zona del interior de Tarragona era un territorio de fronteras, y en el reparto del mismo entre los nobles y el rey, este último se quedó con el enclave que ahora ocupa Montblanc.

Para facilitar su repoblación, el rey otorgó licencias que en la práctica suponía que sus pobladores estaban libres de impuestos, lo que llevó a que se denominara Vilasalva (villa salvada).

Puerta de la muralla medieval de Montblanc en Tarragona

Puerta de la muralla medieval de Montblanc en Tarragona

Al principio era una villa que estaba protegida por la colocación de sus casas formando un recinto amurallado, y asimismo un punto estratégico al estar situada a medio camino entre Tarragona y Lérida.

El pueblo de Montblanc crece alrededor de una colina donde había un castillo del cual en la actualidad apenas quedan vestigios.

Fue a finales del siglo XIII y principios del XIV cuando se produjo su mayor desarrollo, época en la que se construyó su gran muralla y la mayoría de los principales edificios civiles y religiosos, pero posteriormente sufrió una gran epidemia que provocó su decadencia.

Montblanc tuvo un auge comercial en el siglo XVIII gracias a la producción de vides, pero un siglo después se vio afectado por la llegada de la filoxera.

Tras la Guerra Civil Montblanc se convirtió en un pueblo industrial, y en la actualidad tiene unos 7.000 habitantes.

Rincón del centro histórico de Montblanc en Tarragona

Rincón del centro histórico de Montblanc en Tarragona

Qué ver en la visita de Montblanc

Tu visita de Montblanc va a tener como principal protagonista a sus murallas.

De hecho, las visitas guiadas que ofrece el ayuntamiento, y a las que te puedes apuntar, tienen como punto central el paseo por las murallas y en la subida a alguna de sus torres.

Convento de San Francisco

Pero el primer rincón que debes ver precisamente está extramuros, y se trata del antiguo Convento de San Francisco, santo del que la tradición dice que pasó por Montblanc allá por el año 1211.

Es un edificio de 1230, de estilo gótico pero sin cruceros, con arcos y cubierta de madera, que en su tiempo era policroma, y una fachada muy austera.

Antiguo convento franciscano en Montblanc en Tarragona

Antiguo convento franciscano en Montblanc en Tarragona

El convento fue abandonado tras la Desamortización de Mendizábal, en 1836, y posteriormente tuvo varios usos, incluso una fábrica.

Ahora es una sala polivalente utilizada por el ayuntamiento como recinto ferial y para eventos.

Desde la gran explanada que se abre frente al antiguo convento franciscano tienes una de las mejores vistas de la muralla, pues gran parte de ella a lo largo del pueblo está cubierta por casas colindantes.

Muralla y torres de Montblanc

La muralla de Montblanc se construyó entre los años 1366 y 1397, durante la conocida como Guerra de los Pedros.

Con una longitud de unos 1.700 metros y una altura media de 6 metros, en la muralla en la actualidad se disponen 25 torres defensivas, si bien se estima que llegó a haber más de 30 torres.

Calle Mayor de Montblanc en Tarragona

Calle Mayor de Montblanc en Tarragona

También se conservan los cuatro portales originales, dos de los cuales son portales abiertos en torres, como el de San Jordi. T

En la muralla de Montblanc también hay una quinta puerta que se abrió con posterioridad, y en su tiempo en el interior de la fortificación huertas y un hospital.

Reserva hotel para tu viaje en Booking.com

Dicha fortificación y sus torres empezaron a ser recuperadas durante el siglo pasado, y ahora te encuentras una muralla en excelente estado de conservación, y diversas torres habilitadas para subir a lo alto de las mismas.

En tu visita podrás cruzar por dichos portales y subir a la muralla para hacer el recorrido de ronda, desde donde tienes unas bonitas vistas panorámicas del pueblo de Montblanc y de sus alrededores.

Calle Mayor de Montblanc

Ya en el interior del pueblo, durante tu paseo por la calle Mayor, antigua calle Real, te encontrarás con la iglesia de San Miguel, de estructura gótica y portada románica, parecida al citado convento franciscano.

Iglesia de Santa María de Montblanc en Tarragona

Iglesia de Santa María de Montblanc en Tarragona

Iglesia de Santa María de Montblanc

Pero la principal iglesia del pueblo es la conocida como Santa María de Montblanc,

En el año 1163 se construyó una primera iglesia románica situada una zona alta del pueblo, pero fue en 1310 cuando se decidió levantar el edificio de lo que iba a ser una gran catedral gótica.

Diversos aconteceres llevaron a que no se terminara, de forma que en el siglo XV se dieron por finalizadas las obras a falta de construir la fachada principal y el campanario.

Por ello, ahora cuando vayas a visitarla subirás por una escaleras hasta la plaza donde se abre una puerta lateral de estilo renacentista, y por su actual configuración interior constatarás que quedó inacabada.

Iglesia de Santa María de Montblanc en Tarragona

Iglesia de Santa María de Montblanc en Tarragona

Finalmente quiero señalarte que un buen motivo para visitar Montblanc es asistir a su Semana Medieval que se celebra cada año en las dos semanas cercanas al día 23 de julio, día de San Jorge, a cuya leyenda está ligada la historia de esta población medieval.

Cómo llegar a Montblanc en Tarragona

El pueblo amurallado de Montblanc se encuentra en el interior de la provincia de Tarragona, hacia el norte a media hora de la capital, y al mismo también se llega fácilmente desde Barcelona, desde donde se encuentra a poco más de una hora.

 
Categorías: Cataluña, España | Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *