Heidelberg – El encanto de pasear por las ruinas y los jardines del castillo – Guías Viajar

Heidelberg – El encanto de pasear por las ruinas y los jardines del castillo

Escrito por José Luis Sarralde el 26 de junio, 2014
Castillo de Heidelberg desde el paseo de los Filósofos en Alemania
Castillo de Heidelberg desde el paseo de los Filósofos en Alemania

El monumento icono de Heidelberg, en Alemania, es sin duda su majestuoso castillo que se eleva a media colina sobre esta ciudad con gran tradición universitaria que se extiende sobre el valle del río Neckar.

Ahora bien, te adelanto para cuando vayas a visitar el castillo de Heidelberg que, aunque no lo parece a distancia, en realidad se trata de las ruinas de un gran y precioso palacio de estilo renacentista, el cual se ha convertido en un símbolo del Romanticismo alemán.

Pero no importa, vale totalmente la pena subir al castillo, y ahora te explico por qué.

Ruinas del Castillo de Heidelberg en Alemania
Ruinas del Castillo de Heidelberg en Alemania

 Historia castillo de Heidelberg

Los orígenes del castillo de Heidelberg se remontan a finales del siglo XII cuando se nombró el primer conde palatino, y esta zona de Alemania empezó a ser conocida como el Palatinado. El primer conde palatino estableció su residencia en el castillo.

Durante los siglos posteriores las instalaciones del castillo se fueron ampliando con la incorporación de nuevos edificios que mostraban unas magníficas fachadas de estilo renacentista.

Pero su declive se inició en 1689, durante la conocida como Guerra de los Nueve Años, cuando los franceses lo atacaron y destruyeron casi por completo.

Patio de Honor en el Castillo de Heidelberg en Alemania
Patio de Honor en el Castillo de Heidelberg en Alemania

Con posterioridad se empezó a reconstruir, pero en 1764 la fatalidad volvió a presentarse en el castillo de Heidelberg en forma de un gran y devastador incendio. Desde entonces, el castillo ha permanecido casi en su totalidad en ruinas.

 Visita castillo de Heidelberg

El primer atractivo de la visita del castillo de Heidelberg es la posibilidad de subir en el funicular más moderno de Alemania.

Partiendo de la céntrica plaza del Grano, apenas cubre medio kilómetro hasta llegar a la primera estación de este funicular en el que puedes acceder al punto más alto de la montaña que se eleva sobre Heidelberg. Se tarda solo cinco minutos, y es sin duda mucho más cómodo que subir andando por el sendero que te lleva hasta el castillo.

Fachada renacentista en el Castillo de Heidelberg en Alemania
Fachada renacentista en el Castillo de Heidelberg en Alemania

Una vez sales del funicular, tu visita principal se va centrar en un paseo por el patio principal de este palacio, donde podrás ver las bellas fachadas con piedras de color rojizo y estilo renacentista.

Ahí también tienes la opción de apuntarte a las visitas guiadas que te conducirán por las pocas estancias abiertas en el castillo. O visitar un museo de Farmacia y una muestra de objetos del Romanticismo y la época medieval.

Además, como curiosidad, no dejes de ver el mayor barril de vino del mundo, con una capacidad de 222.ooo litros. Este impresionante barril que encuentras en un sótano, y al que te podrás subir para hacerte una foto, tenía capacidad para dar de beber hasta 5.000 visitantes que subían el castillo en las grandes fiestas.

Gran barril en el Castillo de Heidelberg en Alemania
Gran barril en el Castillo de Heidelberg en Alemania

Pero, sobre todo, durante tu visita al castillo has de dar un paseo por los jardines que lo rodean.

El origen de los jardines del castillo de Heidelberg se remonta a 1616, cuando se empezaron a construir hasta llegar a ser considerado en su época en Alemania como la “Octava Maravilla del Mundo“.

Lo cierto es que estos jardines conocidos como Hortus Palatinus nunca se finalizaron. Pero ahora los jardines se han convertido en un excelente mirador desde donde tener preciosas vistas panorámicas del castillo y de la ciudad de Heidelberg.

Mirador en los jardines del Castillo de Heidelberg en Alemania
Mirador en los jardines del Castillo de Heidelberg en Alemania

Si viajas en verano a Heidelberg tienes la posibilidad de asistir a alguno de los espectáculos culturales que cada año se programan en el marco del Festival del Castillo de Heidelberg. Y, sobre todo, asistir a la representación de la opereta El Príncipe Estudiante, muy popular en dicha ciudad universitaria, y la cual tuve la oportunidad de ver durante mi visita.

Los horarios del castillo de Heidelberg para las visitas guiadas on, todos los días, de 8 a 17,30 horas. Los museos abren a las 9,30 o 10 lhoras, según la época del año, cerrando a las 17,30 horas.

El precio de las visitas guiadas por las estancias visitables del castillo es de 4 euros.

Más fotos del castillo de Heidelberg

0 COMENTARIOS ↓

Escribe tu comentario





2 Trackbacks / Pingbacks

  1. Bitacoras.com
  2. Qué ver y hacer en Heidelberg | Guías Viajar
buzzoole code