Consejos para visitar Helsinki, capital del diseño en Finlandia

Escrito por José Luis Sarralde el 12 de junio, 2016
Plaza del Mercado de Helsinki en Finlandia
Plaza del Mercado de Helsinki en Finlandia

Para mucha gente los países nórdicos suscitan una atracción muy especial. Ese es mi caso desde que era muy joven.

Fue entonces cuando visité por primera vez a Finlandia, en un largo viaje al Cabo Norte por carretera. Luego, con posterioridad, regresé a Finlandia un par de veces en viajes profesionales, pero no había conocido Helsinki.

Hace un par de veranos tuve la la oportunidad de visitar Helsinki, ciudad donde estuve tres días que, contra lo que puede ser habitual, fueron totalmente soleados.

Monumento a Sibelius en Helsinki
Monumento a Sibelius en Helsinki

O sea, unos días espléndidos, tal como podrás constatar en las fotos, que engrandecían el atractivo de la ciudad en estos primeros días de septiembre.

Sus calles y terrazas estaban siempre muy concurridas, sin duda, en busca de disfrutar del sol y la luz, que en Finlandia tiene un valor equivalente al oro.

De esta forma, Helsinki se nos presentaba como una ciudad luminosa, muy agradable para pasear y descubrir sus más destacados monumentos y sus barrios donde te llaman la atención sus numerosos edificios modernistas y sus tiendas de marcas de diseño.

Cómo volar a Helsinki

Para volar directamente a Helsinki desde España no dispones de oferta de compañías low cost, lo que te permitirá descubrir un compañía como Finnair,

Esta compañía de bandera ofrece un servicio a bordo casi de tiempos pasados, lo cual se agradece en un vuelo de un poco más de cuatro horas desde Madrid.

Catedral ortodoxa de Uspenski en Helsinki
Catedral ortodoxa de Uspenski en Helsinki

Una vez has aterrizado, para ir desde el aeropuerto a Helsinki tienes la línea de autobús de Finnair (6,30 euros el billete) que te llevará en una media hora al centro de la ciudad, en concreto, a la estación de trenes.

Una de las primeras cosas que te va a sorprender en Helsinki es saber que en Finlandia tienen como segundo idioma el sueco.

Esto es una reminiscencia de los muchos siglos en que dicho país estuvo bajo el dominio de Suecia antes de que en 1809 pasara a estar bajo la dominación rusa.

Tranvia en el centro de Helsinki
Tranvia en el centro de Helsinki

Fue en 1918, tras la Revolución Rusacuando Finlandia alcanzó finalmente su independencia.

Si bien los jóvenes finlandeses en la actualidad no entienden que tengan que aprender el sueco por obligación en las escuelas, pues prefieren como segundo idioma el inglés, en todos los sitios verás siempre las indicaciones y la información en finés y en sueco.

Como primer consejo para tu viaje a Helsinki, te diré que es una ciudad muy fácil de visitar.

Catedral de Helsinki en la plaza del Senado
Catedral de Helsinki en la plaza del Senado

Qué ver en Helsinki

Los monumentos más interesantes, los barrios más atractivos y las calles más concurridas se concentran en torno al puerto principal, situado en la plaza del Mercado.

Por tanto, es una ciudad que en gran medida puedes conocer andando, salvo cuando vayas a visitar el monumento a Sibelius o el museo de casas  Seurasaari, al norte de la ciudad, en la zona de Meilahti.

Cuando llegues a esta zona de la ciudad descubrirás que a solo 15 minutos en autobús puedes ver un típico paisaje campestre finés de bosque y lago.

Eso sí, te diré que Helsinki es una ciudad de tranvías, lo cual desde mi punto de vista la hace más atractiva.

Los largos tranvías de color verde que transitan por el centro de la ciudad te permiten desplazarte de un lugar a otro de forma muy rápida.

Avenida Esplanadi en el centro de Helsinki
Avenida Esplanadi en el centro de Helsinki

Por ello, si tu visita de Helsinki va a ser una escala en un crucero por el mar Báltico, debes estar tranquilo pues vas a poder ver lo más interesante de la ciudad en una sola jornada.

Junto a la citada plaza del Mercado tienes la catedral de Uspenski, de rito ortodoxo, con sus fachadas de ladrillos de llamativo color rojo y sus cúpulas doradas.

Ya partiendo desde la citada plaza, donde se encuentra el edificio del Ayuntamiento, el cual puedes visitar, por las calles del denominado Barrio Tori (Tori Quarter) llegas a la gran explanada de la plaza del Senado.

Estarás en el centro monumental de la ciudad, con la imponente y muy blanca Catedral de Helsinki y el edificio del Senado.

Capilla del Silencio en Helsinki
Capilla del Silencio en Helsinki

Pero el diseño, que será protagonista en tu visita de Helsinki, estará presente en otros dos templos que, si puedes, debes ver en la capital finesa.

Por un lado, la más conocida como la Capilla del Silencio Kamppi, curiosa construcción de madera que encuentras en una de las más céntricas plazas comerciales de la ciudad.

Y por otro lado, la no muy lejana iglesia de Piedra Temppliaukio, uno de los rincones de Helsinki más visitado por los turistas.

iglesia de piedra Temppeliaukio en Helsinki
iglesia de piedra Temppeliaukio en Helsinki

También desde la plaza del Mercado parte la avenida ajardinada Esplanadi, sin duda la calle más cosmopolita de Helsinki, donde se concentran los mejores hoteles y restaurantes, las más atractivas terrazas y las tiendas de las marcas más caras.

Siguiendo esa calle llegas al denominado Distrito del Diseño, donde se concentran muchas tiendas donde el diseño es el protagonista, sobre todo de prestigiosas marcas finlandesas de ropa, muebles, vidrio o porcelanas.

Y muy cerca puedes subir a la terraza del Hotel Tori, una cafetería acristaladas desde donde tienes las mejores vistas panorámicas de Helsinki.

Tienda del Distrito del Diseño en Helsinki
Tienda del Distrito del Diseño en Helsinki

En una ciudad abierta al mar, como es Helsinki, en tu visita no debe faltar subirte a un barco para hacer un crucero panorámico que en hora y media te da una visión diferente de la ciudad.

Durante el crucero podrás ver las pequeñas islas que la rodean, así como varios de los diez puertos de ocio de que dispone, con más de 10.000 amarres.

Vistas desde el crucero por el archipiélago de Helsinki
Vistas desde el crucero por el archipiélago de Helsinki

Si haces este crucero en un día tan espléndido como el que yo disfruté, cuesta creer que en invierno el mar está cubierto por el hielo, salvo los tramos abiertos por los rompehielos para permitir la navegación de los barcos de línea que unen Helsinki con Estocolmo y Tallín.

Si dispones de suficiente tiempo en tu visita y disfrutas de un buen día, merece la pena hacer la excursión en barco a la fortificación de Suomenlinna.

Fue construida en 1748 y declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco como ejemplo de arquitectura militar europea en su época.

Terraza mirador del Hotel Tori en Helsinki
Terraza mirador del Hotel Tori en Helsinki

Este muy agradable paseo por verdes parajes fortificados, entre grandes cañones, y con varios museos, como en el que se ha convertido el antiguo submarino finlandés Vesikko, te puede llevar entre dos y tres horas.

Tu visita de Helsinki estará incompleta si no vas a alguno de sus mercados cubiertos.

En el mismo puerto tienes el Mercado Viejo, el cual no pude visitar pues está cerrado de reforma hasta 2014.

Pero hay un par de mercados que puedes ver, de estilo muy parecido al Ostermalms Saluhall de Estocolmo, en los que se combinan tiendas muy llamativas con bares y zonas de tapeo. Y junto a ellos, unos muy concurridos mercadillos callejeros.

Los precios en Helsinki son caros en comparación con España, aunque tiene la ventaja frente a otras ciudades nórdicas, como la citada Estocolmo u Oslo, de que pagarás en euros.

Comer en Helsinki

Así, te diré que un viaje en tranvia te cuesta 2,20 euros, un café, de 2 a 3 euros, una pinta de cerveza, entre 5 y 7 euros, y comer en un establecimiento fast food (chino, pizza…) te costará entre 9 y 12 euros, más la bebida (si vas apurado de presupuesto, tendrás a favor que es un país donde te ponen gratis agua del grifo).

Isla de la Fortificación de Suomenlinna en Helsinki
Isla de la Fortificación de Suomenlinna en Helsinki

Si tu presupuesto es más generoso, por el plato principal de uno de los numerosos restaurantes finlandeses, pero también italianos u orientales, deberás pagar entre 18 y 28 euros, por lo que una cena no bajará de 40 euros por persona.

Eso sí, al medio día (entre las 12 y las 14 horas) los bares y muchos restaurantes te ofrecen un menú de almuerzo, cuyo precio es de 10 a 12 euros, más la bebida. Suficiente para comer.

Ya solo te queda disfrutar de la visita de Helsinki.

3 COMENTARIOS ↓

  1. Muy buen comentario general.! Voy a hacer paises nòrdicos y me cue de mucha utilidad.
    Te pregunto, para ir a Oslo puedo tomar un barco? Cuanto sale mas o menos?
    tenia pensado ir primero a Inglterra y Escocia y despues paìses nòrdicos. No me gustan los crucero ademàs son muy caros. Tenes algun recomendaciòn para el recorrido?
    muchaz gracias

Escribe tu comentario





9 Trackbacks / Pingbacks

  1. Plaza del Mercado de Helsinki | Guías Viajar
  2. Bitacoras.com
  3. Catedral Uspenski en Helsinki | Guías Viajar
  4. Monumento Sibelius en Helsinki | Guías Viajar
  5. Así es la catedral luterana de Helsinki, monumento icono de la ciudad | Guías Viajar
  6. Consejos para visitar Oslo | Guías Viajar
  7. Iglesia de Piedra y Capilla Kamppi en Helsinki | Guías Viajar
  8. Noria gigante en Helsinki | Guías Viajar
  9. Crucero archipiélago Helsinki | Guías Viajar
Protected with SiteGuarding.com Antivirus
buzzoole code