Consejos para visitar Dresde, la Florencia del Elba al este de Alemania – Guías Viajar

Consejos para visitar Dresde, la Florencia del Elba al este de Alemania

Escrito por José Luis Sarralde el 8 de octubre, 2016
Vistas desde la cúpula de la Frauenkirche de Dresde
Vistas desde la cúpula de la Frauenkirche de Dresde

Si hay una ciudad que suscita un gran interés turístico en el este de Alemania, en las regiones integradas en la desaparecida República Democrática Alemana, esa es sin duda Dresde.

Hasta mi reciente viaje a esta ciudad alemana, sabía que Dresde era una ciudad con un gran patrimonio histórico, y una gran belleza, lo que explica su sobrenombre de “la Florencia del Elba”.

Y sobre todo era conocedor del gran drama que vivió Dresde tras el gran bombardeo sufrido semanas antes de que finalizara la Segunda Guerra Mundial, con un incendio que destruyó casi por completo su centro histórico.

Iglesia Frauenkirche en el centro histórico de Dresde
Iglesia Frauenkirche en el centro histórico de Dresde

Ahora al visitar Dresde descubro una ciudad que aún sigue en proceso de recuperación de su patrimonio histórico, cuyo mejor ejemplo es la finalización en 2005 de la iglesia Frauenkirche, la cual se ha convertido en el símbolo de la reconstrucción de la ciudad.

Efectivamente, paseando en la actualidad por el centro histórico de Dresde quedarás sorprendido una vez más por la gran fuerza del pueblo alemán, y las obras que se están llevando a cabo son una clara invitación a volver a visitar en el futuro esta ciudad.

Con todo lo dicho te puede sorprender que Dresde no forme parte de la lista de Patrimonios de la Humanidad de la Unesco.

Como curiosidad te diré que, efectivamente, se integró en esa lista en 2005, pero debido a la construcción en un puente que cruza el río Elba, la Unesco quitó a la ciudad dicho reconocimiento.

Torre del Palacio Real de Dresde
Torre del Palacio Real de Dresde

Historia de Dresde

Es en 1206 cuando se documenta por primera vez la ciudad de Dresde, la cual durante el siglo XV se convierte en residencia del rey de Sajonia.

Pronto pasó a ser regentado por los príncipes electores (integrantes del colegio electoral que elegía al Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico).

La relación de la ciudad de Dresde con los grandes incendios no se limita al drama vivido durante la Segunda Guerra Mundial.

En 1685 la ciudad ya ardió por completo, lo que propició un gran auge posterior bajo el gobierno de Augusto el Fuerte, época en la que Dresde se construyó gran parte de su patrimonio arquitectónico y empezó a ganarse la fama de ser una ciudad cultural.

Teatro de la Opera desde la torre del Palacio Real de Dresde
Teatro de la Opera desde la torre del Palacio Real de Dresde

Con posterioridad Dresde estuvo involucrado en varias guerras, en concreto, contra la Francia revolucionaria y de Napoleón, pero en cambio no sufrió la Primera Guerra Mundial.

Si bien ya durante la época de la República Democrática Alemana se empezaron a reconstruir algunos de los edificios históricos, la gran recuperación patrimonial de Dresde se ha llevado a cabo tras la reunificación alemana…y todavía continúa.

72h_sale_300x250

Qué ver en Dresde

Dresde es una ciudad que habitualmente se visita en un día, pero ya te adelanto que tiene zonas con suficiente interés como para justificar dos o incluso tres días de estancia.

Rincón del centro histórico de Dresde
Rincón del centro histórico de Dresde

Si solo puedes dedicarle un día, mi consejo es que te centres en la visita del centro histórico, lo cual podrás hacer andando de forma muy cómoda, pues el más principal patrimonio histórico se encuentra muy concentrado.

Lo ideal sería empezar tu visita subiendo a la cúpula de la Fraunkirche, la gran iglesia barroca que se terminó de reconstruir en 2005, y la cual encuentras en la céntrica plaza Neumarkt.

Desde lo alto de su imponente cúpula tendrás las mejores vistas panorámicas de Dresde y sus alrededores, con el río Elba como gran protagonista.

Procesión del Príncipe en el centro histórico de Dresde
Procesión del Príncipe en el centro histórico de Dresde

En dicho paseo por el centro histórico también deberás visitar el palacio Real, o palacio Residencial de Dresde, complejo palaciego en el que destaca el museo del Tesoro, con sus salas barrocas de gran riqueza artística, siendo la más reseñable la conocida como Bóveda Verde.

En esta visita también tienes la opción de subir a la torre del palacio Real, desde donde sobre todo tendrás la oportunidad de ver panorámicas de la catedral católica de Dresde, o el Semperoper, edificio sede de la Opera Estatal de Sajonia, construido en 1878.

En tu paseo también verás otros bonitos rincones, como la Procesión del Príncipe (Fürstenzug), un gran muro en la calle de más de 100 metros de longitud construido con 24.000 azulejos, en el cual se muestra a todos los gobernantes de Sajonia desde 1123 a 1904.

Zwinger en el centro histórico de Dresde
Zwinger en el centro histórico de Dresde

O el puente que une el palacio Real a otro edificio cercano, el cual te recordará al puente de los Suspiros de Venecia.

Tampoco debes de dejar de visitar el Zwinger, un complejo de palacios de arquitectura barroca de principios del siglo XVIII, cuya mejor forma de apreciarlos es desde su gran patio interior ajardinado, y los cuales albergan diversos museos.

Y también deberás pasear por la terraza Brühl que discurre sobre un tramo de la antigua muralla, a orillas del río Elba.

Terraza Brühl en Dresde
Terraza Brühl en Dresde

Dresde en dos días

Si vas a dedicar más de un día para la visita de Dresde, tendrás la oportunidad de descubrir otras facetas de esta ciudad alemana, tras lo que tu imagen de la misma será mucho más amplia y diversa que la de un conjunto de monumentos barrocos.

La mejor forma de ampliar tu visión de Dresde es subirte al autobús panorámico City Tour (20 euros) con el que no solo recorrerás el centro histórico, sino que, sobre todo, te permitirá descubrir la faceta más rural de la ciudad.

Autobús turístico City Tour en Dresde
Autobús turístico City Tour en Dresde

Además, en los últimos años ha incorporado como barrios a diversos pueblos que se extienden a orillas del río Elba, algunos de los cuales podrás ver en el recorrido del autobús turístico, el cual se prolonga durante hora y media.

Así, podrás ver el barrio Blasewitz, con señoriales villas del siglo XIX. O los palacios del Elba, tres edificios palaciegos que se ubican de forma sucesivas sobre la colina boscosa que se eleva junto al río.

Desde el autobús también verás un barrios residenciales de las afueras Dresde, cuyos edificios son más antiguos que los del centro de la ciudad pues no sufrieron los bombardeos.

El funicular más antiguo del mundo a orillas del Elba en Dresde
El funicular más antiguo del mundo a orillas del Elba en Dresde

También podrás ver un puente de hierro del siglo XIX o el funicular más antiguo de Europa, y pasarás por el Gran Jardín de Dresde, un gran parque ajardinado.

Y seguro que también te llamará la atención el moderno edificio de la fábrica de Volkswagen donde se produce el lujoso modelo Phaeton, con todas las fachadas acristaladas, y donde los obreros van con bata blanca y guantes.

Otra ventaja dedicar más de un día a visitar Dresde es que puedes hacer una excursión muy interesante.

Barco de vapor del crucero al palacio de Pillnitz en Dresde
Barco de vapor del crucero al palacio de Pillnitz en Dresde

Se trata del crucero por el Elba al palacio de Pillnitz, el cual realizas en un histórico barco de vapor de ruedas, en el que de una forma muy relajada podrás ver esa otra cara más residencial y rural de Dresde.

En esta excursión que en total te llevará cinco horas, llegarás al citado palacio barroco de Pillnitz, el cual podrás visitar antes de regresar de nuevo a Dresde.

Alojarte en Dresde te permitirá también conocer el barrio Neustadt, que te mostrará una imagen muy distinta de la ciudad.

Ambiente nocturno en el barrio Neustadt de Dresde
Ambiente nocturno en el barrio Neustadt de Dresde

Se trata de un barrio alternativo de gente joven, con más de 150 bares y restaurantes, una especie de micro-república con muchas casas ocupadas tras la caída del Muro.

El street art tiene un gran protagonismo en el barrio, y si quieres profundizar en su historia e idiosincrasia, puedes apuntarte a las visitas guiadas nocturnas de Neustadt que lleva a cabo Danilo, un apasionado vecino del barrio.

Enoturismo en Dresde

Por otro lado, ¿sabías que Dresde forma parte de la zona vinícola Sächsisches Elbland que se extiende a ambas orillas del río Elba?

Bodega y viñedos en Radebeul cerca de Dresde
Bodega y viñedos en Radebeul cerca de Dresde

Esto te permite dar una orientación añadida a tu visita de Dresde, más allá de visitar sus monumentos barrocos.

Así, por ejemplo, en el cercano pueblo de Radebeul, donde llegas en apenas 15 minutos en tren, podrás visitar la conocida como calle del vino, con varias pequeñas bodegas que se suceden en la ladera de una colina cubierta de viñedos.

En el caso de mi reciente viaje a Dresde, coincidió con el día de puertas abiertas, de forma que pude pasar una jornada de enoturismo disfrutando de las agradables terrazas al aire libre de las bodegas, probando vinos rodeado de bonitos paisajes de viñedos.

Villa Sorgenfrei en Radebeul cerca de Desde
Villa Sorgenfrei en Radebeul cerca de Desde

Finalmente, para dormir en Dresde te puedo recomendar el muy moderno y confortable QF Hotel (desde 99 euros) situado en en pleno centro histórico, en la antes citada plaza Neumarkt.

Y si prefieres un encantador hotel en la zona de viñedos que rodea Dresde, te aconsejo la Villa Sorgenfei, en cuya terraza puedes disfrutar de una agradable cena de autor.

Ambiente turístico en el centro histórico de Dresde
Ambiente turístico en el centro histórico de Dresde

Cómo llegar a Dresde

Para llegar a Dresde, en la actualidad no tienes vuelos directos desde España, por lo que tendrás que volar con escala en alguna otra ciudad alemana como Francfort o Munich, lo que te llevará entre cuatro o cinco horas.

En cambio, la ciudad de Dresde puede ser una extensión de tu viaje a Berlín o Praga, pues se encuentra a medio camino entre ambas, de forma que en coche llegarás en algo menos de dos horas.

1 COMENTARIOS ↓

Escribe tu comentario





buzzoole code