Obras maestras imprescindibles para ver en tu visita del Museo del Prado – Viajar a Madrid

Obras maestras imprescindibles para ver en tu visita del Museo del Prado

Escrito por José Luis Sarralde el 14 de octubre, 2017
Museo del Prado en Madrid
Museo del Prado en Madrid

Cuando planifiques tu viaje a Madrid, el Museo del Prado debe ser una visita imprescindible, para la cual debes reservar en tu agenda el tiempo necesario para visitar al menos las obras más destacadas de los grandes pintores que alberga esta pinacoteca.

Si bien no todo el mundo es un gran aficionado a la pintura, aunque solo visites Madrid durante un fin de semana deberías reservar, como mínimo, dos horas para disfrutar de las mejores obras maestras de la pintura que se exponen en el museo del Prado.

De entrada debes saber que el museo de Prado está considerado como la mejor pinacoteca del mundo.

Entrada de Goya en el museo del Prado en Madrid
Entrada de Goya en el museo del Prado en Madrid

La mejor pinacoteca del mundo

Cuando lo visites comprobarás que no se trata de un museo de los denominados de estilo enciclopédico, como, por ejemplo, el Louvre de París, con representación de todas las escuelas y épocas pictóricas.

Si bien la colección del Museo del Prado tiene unas  7.600 pinturas y unas 1.000 esculturas, sólo se exponen en sus salas algo menos de 1.000 obras, la mayor parte de las cuáles pertenecieron a las Colecciones Reales de las dinastías españolas.

Eso sí, el Museo del Prado reune la mejor colección que existe de pintura española, y una gran representación de pintura flamenca e italiana.

El resultado para el visitante del museo es que, comparado con otros grandes museos pictóricos, no vas a encontrarse con una interminable y agotadora colección de pinturas de todas las épocas.

Al contrario, disfrutarás de una una gran exposición de grandes obras maestras de la pintura de entre los siglos XVI y XIX, entre las que se muestra lo más sublime de Velazquez y Goya.

Entrada de Murillo en el museo del Prado en Madrid
Entrada de Murillo en el museo del Prado en Madrid

Historia del museo del Prado

El origen del museo del Prado de Madrid se remonta al año 1785, cuando el rey Carlos III encargó al arquitecto Juan Villanueva la construcción de un edificio para ser Gabinete de Ciencias Naturales.

Este edificio de estilo neoclásico se convirtió en el culmen de la obra arquitectónica de Villanueva, si bien su construcción se fue alargando en el tiempo,  a la vez que el destino del edificio cambió.

Finalmente, en noviembre de 1819, ya durante el reinado de Fernando VII, se inauguró el Real Museo de Pinturas y Esculturas,

En esta nueva institución se concentraron las Colecciones Reales exclusivamente de pintura española, con la exposición de 311 pinturas, si bien los fondos de museo ya contaban con 1.500 obras.

Pronto pasó a denominarse Museo Nacional de Pintura y Escultura, y, con posterioridad, Museo Nacional del Prado, que es su denominación actual.

Entrada de Velázquez en el museo del Prado en Madrid
Entrada de Velázquez en el museo del Prado en Madrid

Durante su historia, la colección del Museo del Prado de Madrid se ha ido ampliando, sobre todo con la incorporación en 1872 de las obras del desaparecido Museo de la Trinidad,

Dicho desaparecido museo albergaba las obras recolectadas tras la Desamortización de los bienes de la Iglesia, órdenes religiosas y nobles.

Ya más recientemente, en 1970, el museo del Prado recogió parte de los fondos del desaparecido museo de Arte Moderno, los correspondientes al siglo XIX, con obras de Madrazo, Rosales o Sorolla,  mientras que las obras del siglo XX pasaron a enriquecer la colección del cercano museo Reina Sofía.

Asimismo, la colección del museo del Prado también se ha ido enriqueciendo con numerosos legados y donaciones, e incluso con la compra puntual de obras como, por ejemplo, la famosa pintura “La Condesa  de Chinchón” de Goya, en el 2000.

Cabe destacar que el Casón del Buen Retiro, dependiente del museo del Prado, albergó inicialmente el Guernica de Picasso tras su llegada a España, y antes de ir a su ubicación definitiva en el citado museo Reina Sofía.

Entrada de Villanueva en el museo del Prado en Madrid
Entrada de Villanueva en el museo del Prado en Madrid

Qué es imprescindible ver en museo del Prado

A continuación te voy a dar una serie de consejos para tu visita del Museo del Prado y de esta forma poder ver las obras imprescindibles:

De entrada, si en vez de hacer la visita por tu cuenta prefieres conocer el museo de la mano de un experto, aquí tienes información sobre visitas guiadas del museo del Prado.

Una vez hayas comprado la entrada en las taquillas de la Puerta de Goya, en la Plaza de la Lealtad, y enfrente el Hotel Ritz, sube las escaleras que hay junto a las mismas para entrar en el museo por la parte alta de este acceso.

Si bien las principales instalaciones de servicios para los visitantes (cafetería, tienda…) se encuentran en la entrada por la Puerta de los Jerónimos, en la Puerta de Goya dispondrás de  servicios básicos como consigna o audioguías.

Al entrar no te olvides de pedir el folleto con el Plano del Museo del Prado, el cual será una ayuda imprescindible para moverte por las distintas salas, a la vez que te informa de dónde están situadas las principales pinturas de la pinacoteca madrileña.

"Las Tres Gracias" de Rubens - Copyright: Museo Nacional del Prado de Madrid
“Las Tres Gracias” de Rubens – Copyright: Museo Nacional del Prado de Madrid

Cuando accedes por la Puerta alta de Goya, llegas directamente a la principal y más majestuosa galería del Museo del Prado, con su gran techo en forma de arco que gracias a sus claraboyas confiere una gran luminosidad a la sala.

En esta gran galería, según entras puedes ver la gran pintura de Tiziano “El Emperador Carlos V a caballo en Mühlberg”, y un poco más adelante, una de las obras maestras de José de Ribera, “El sueño de Jacob” (sala 26), y  “La Inmaculada” (sala 29), de Murillo.

Si entras por la primera puerta a la izquierda de esta gran galería, llegas de inmediato a la sala 9, donde encuentras la famosa pintura  “Las Tres Gracias” de Rubens, y en la 9B, “La Adoración de los Reyes”.

En la cercana sala 7  tienes el mejor exponente de Rembrandt, “Artemisa”.

Y es por esta zona, entre las salas 8A a 10 A, donde podrás disfrutar de las grandes obras de El Greco, entre las que destacan “El Caballero de la mano en el pecho” o “La Trinidad”.

Y ya de inmediato llegas a la zona dedicada al pintor Velazquez, donde en la gran sala 12 y en sucesivas, hasta la 16, podrás ver sus grandes obras maestras.

"Las Meninas" de Diego Velázquez - Copyright: Museo Nacional del Prado
“Las Meninas” de Diego Velázquez – Copyright: Museo Nacional del Prado

Al fondo de la gran galería principal de la planta 1 tienes un grupo de las obras maestras de Goya, como “La Familia de Carlos IV” o las “Majas”.

Para poder ver el resto de las pinturas de Goya, debes subir a la planta 2, donde se distribuyen en sus pequeñas salas, y, posteriormente, bajar a la planta 0 del museo del Prado, donde encontrarás su pintura negra.

Según avanzas por un laberinto de salas en esta planta, encuentras la majestuosa pintura  “Isabel la Católica dictando su testamento” de Rosales (sala 61B) y una muestra de la pintura de Sorolla, “Niños en la playa” (sala 60A).

Tras cruzar por la zona de servicios para los visitantes de la Puerta de Velazquez, llegas a otro grupo de salas donde se concentran grandes obras maestras de la pintura flamenca e italiana del museo del Prado.

En tu visita al Museo del Prado es imprescindible que disfrutes de las famosas pinturas de El Bosco, “El jardín de las delicias” y “La mesa de los pecados capitales” (sala 56A). En la misma sala tienes“El triunfo de la muerte”, de Brueghel.

También es esta zona de la planta 0, en la gran sala 49, tienes dos obras destacadas de Rafael, “El Cardenal” y “La Virgen del pez”.

Museo del Prado en el paseo del Prado en Madrid
Museo del Prado en el paseo del Prado en Madrid

Y en esta misma sala puedes también ver “La Anunciación” de Fra Angélico, y “El tránsito de la Virgen” de Mantegna. Y en la sala 55B, el “Autorretrato” de Durero.

Finalmente, ya puedes salir del Museo del Prado por la Puerta de los Jerónimos, situada en el nuevo anexo del edificio de Los Jerónimos, y donde encontrarás, entre otros servicios, la cafetería y la tienda del museo.

De esta forma, tendrás la seguridad de haber terminado la visita no habiéndote perdido las principales obras del Prado.

4 COMENTARIOS ↓

  1. Madrid+Fotos+Ciudad+Arte…. Creo que no se puede pedir más, pero lo hay. Existen muchos tours por ahí pero para los amantes de la fotografía que no quieran renunciar a nada de lo bueno de Madrid mientras visitan la ciudad, el mejor está sin duda aquí. Hay gustos para todo pero, para mí, una experiencia exclusiva e insuperable.

  2. Visitar Madrid en 4 días es misión imposible, pero más dificil es visitar el Prado en una mañana, por lo que fuimos a lo imprescindible: Goya, Velazquez, Murillo… y a mis hijos les encantó ver de verdad los cuadros que aparecen en los libros de texto. El Bosco no quise perdermelo. Aprovechamos otro día para visitar el centro de Madrid, y otro el zoo, ya que ibamos con niños, y a nuestro regreso paramos a comer y tapear en Alcala de Henares donde es baratisimo, y a pasear por la calle Mayor que te devuelve a su pasado Medieval. Un fin de semana largo muy completo.

  3. Enhorabuena a la web por la calidad de sus informaciones.
    Me habéis hecho el “trabajo sucio” de planificar la visita.
    Perfecta para no perderse lo mejor de Madrid. ¡Gracias!

Escribe tu comentario





4 Trackbacks / Pingbacks

  1. Dónde ver el Guernica de Picasso | VIAJAR a MADRID
  2. Museo Groeninge en Brujas | Guías Viajar
  3. Horarios exposición Ingres museo del Prado | Viajar a Madrid
  4. Día y Noche de los Museos 2016 | Viajar a Madrid