Jerusalén – Así es la visita del Santo Sepulcro en la Ciudad Vieja – Guías Viajar

Jerusalén – Así es la visita del Santo Sepulcro en la Ciudad Vieja

Escrito por José Luis Sarralde el 20 de octubre, 2016
Santuario del San Sepulcro en Jerusalén en Israel
Santuario del San Sepulcro en Jerusalén en Israel

Si hay un lugar sagrado en el mundo para los cristianos, seguro que dicho lugar es el Santuario del Santo Sepulcro en Jerusalén, el cual he tenido ocasión de visitar en mi reciente viaje a Israel.

En cualquier caso, con independencia de tu creencia religiosa, el Santo Sepulcro se convierte en uno de los lugares imprescindibles a visitar en la Ciudad Vieja de Jerusalén.

Para los cristianos que acuden a Jerusalén en un viaje de turismo religioso, el Santo Sepulcro es la etapa final de su recorrido por los distintos rincones de la antigua Vía Dolorosa, partiendo desde el jardín de Getsemani en el Monte de los Olivos.

Capilla de la Cruxifición en el Santo Sepulcro en Jerusalén
Capilla de la Cruxifición en el Santo Sepulcro en Jerusalén

Ese fue también el mismo recorrido que llevamos a cabo en nuestro viaje, el cual te conduce a uno de los momentos claves, visitar la iglesia del Santo Sepulcro, también conocida como la iglesia de la Resurrección.

Pero, ¿qué hay dentro del Santo Sepulcro?

Esta basílica encierra lugares tan sagrados para los cristianos como el Gólgota, montículo donde Jesús fue crucificado, también conocido como el Calvario.

También se encuentra la piedra sobre la que fue ungido antes de ser sepultado, y sobre todo, el sepulcro donde se supone fue enterrado, y del que al tercer día resucitó.

El Santuario del Santo Sepulcro ahora se encuentra en una zona central de la Ciudad Vieja amurallada de Jerusalén, en el límite de los barrios musulmán y judío.

Rincón de la iglesia del Santo Sepulcro en Jerusalén
Rincón de la iglesia del Santo Sepulcro en Jerusalén

Por ello está dentro de la muralla que construyeron los otomanos durante su ocupación, pero te recuerdo que el Gólgota en tiempo de Jesús estaba en las afueras de la muralla de principios del siglo I.

En tu paseo por las callejuelas de la Ciudad Vieja de repente llegarás a la pequeña plaza empedrada rodeada de edificios donde se encuentra la iglesia.

Curiosamente también puedes acceder por una zona alta de tejados que, como fue en nuestro caso, te permitirá entrar por una muy austera y oscura capilla regentada por la iglesia ortodoxa copta.

En este punto debes saber que el Santuario del Santo Sepulcro está regentado por hasta ocho orientaciones cristianas diferentes, la mayoría de ellos ortodoxos.

Capilla copta en la iglesia del Santo Sepulcro en Jerusalén
Capilla copta en la iglesia del Santo Sepulcro en Jerusalén

Esto lo vas a poder constatar durante tu visita, con diferentes capillas y rincones gestionados por las distintas comunidades, como los ortodoxos griegos y armenios, los citados coptos, los sirianos ortodoxos, o los etíopes.

72h_sale_300x250

Y, finalmente, los franciscanos de la Custodia de Tierra Santa, que en 1342 fueron nombrados por el Papa del Vaticano como “guardianes del lugar santo” en representación de la iglesia católica.

Qué ver en el Santo Sepulcro

Nada más entrar en la iglesia, por la derecha deberás acceder a lo que era el monte Gólgota por unos muy empinados escalones donde seguramente ya encontrarás una cola de turistas.

Techo pintado de la capilla del Calvario en el Santo Sepulcro
Techo pintado de la capilla del Calvario en el Santo Sepulcro

En la planta superior encuentras una estancia no muy grande dividida en dos espacios claramente delimitados.

En primer lugar, la capilla de la Cruxifición, regentada por los franciscanos católicos, e inmediatamente la cola de visitantes te llevará hasta un altar gestionado por los ortodoxos griegos, la capilla del Calvario.

Ahí te podrás agachar y debajo del citado altar podrás tocar la piedra con un hueco donde se supone se colocó la cruz donde Jesús fue crucificado.

Piedra de la unción en el Santo Sepulcro en Jerusalén
Piedra de la unción en el Santo Sepulcro en Jerusalén

Este es sin duda uno de los rincones donde vas a poder ver más expresiones de fe entre los visitantes del Santo Sepulcro.

A continuación, una vez bajes de esta estancia, podrás tocar la piedra de la unción, frente a la entrada de la iglesia, la cual se considera el lugar donde el cuerpo de Jesús fue ungido tras ser bajado de la cruz.

Y llega el momento cumbre de la visita cuando accedes a la Rotonda, zona de la iglesia de planta circular donde grandes columnas sustentan un gran cúpula bajo la cual, en el centro del lugar, se encuentra el Edículo del Santo Sepulcro.

Edículo del Santo Sepulcro en Jerusalén
Edículo del Santo Sepulcro en Jerusalén

Se trata de una pequeña construcción realizada en 1808 por los ortodoxos griegos para sustituir al que habían hecho los franciscanos en el siglo XVI.

Aquél había sido destruido por un gran incendio, y en la actualidad se están llevando a cabo unas importantes obras de conservación.

En el Edículo hay una muy pequeña capilla, y tras ella, en un recinto muy estrecho donde apenas caben cuatro o cinco personas, que en realidad es una pequeña cámara funeraria con una mesa de mármol sobre la roca bajo la que se enterró a Jesús.

Entrada a la cámara funeraria del Santo Sepulcro
Entrada a la cámara funeraria del Santo Sepulcro

Prepárate para hacer una larga cola hasta acceder a este recinto cuyo acceso regulan los cristianos ortodoxos.

De esta forma habrás completado la visita al Santo Sepulcro, un lugar que seas creyente o no, no te dejará indiferente por las grandes expresiones de fe que seguro vas a ver.

Capilla principal de la iglesia del Santo Sepulcro
Capilla principal de la iglesia del Santo Sepulcro

Escribe tu comentario





buzzoole code