Jerusalén – La experiencia de pasear ante el Muro de las Lamentaciones – Guías Viajar

Jerusalén – La experiencia de pasear ante el Muro de las Lamentaciones

Escrito por José Luis Sarralde el 6 de octubre, 2016
Muro de la Lamentaciones en Jerusalén
Muro de la Lamentaciones en Jerusalén

Si hay una experiencia que más expectación me producía de cara al viaje a Israel que he realizado recientemente, esta es, sin duda, conocer y pasear por el Muro de las Lamentaciones.

Y lo cierto es que para nada me ha defraudado, sino al contrario, me ha impresionado.

Nuestro guía Riky nos contaba la anécdota de un sacerdote católico de uno de los numerosos grupos de turistas religiosos que acuden cada año a Jerusalén que al llegar ante el Muro de las Lamentaciones se echó a llorar.

¿La razón? que le gustaría ver en su iglesia solo un poco de la enorme fe que se manifiesta cada día en dicho rincón de Jerusalén.

Más allá de la creencias religiosas de cualquier signo, o incluso de las no creencias, lo cierto es que visitar y pasear por el Muro de las Lamentaciones es una experiencia imprescindible en un viaje a la fastuosa Jerusalén, la cual seguro no te dejará insensible.

Pero, ¿qué es el Muro de las Lamentaciones?

Se trata de los vestigios del muro occidental de contención del segundo Templo de Jerusalén, tramo que se convertido en el lugar más sagrado del judaismo.

El templo, situado sobre el monte Moriah, fue destruido en el año 70 por los romanos, durante la Gran Revuelta Judía. Ahora los vestigios de su muro occidental convocan cada día para la oración a miles de judíos, la mayoría de ellos ortodoxos.

Muro de la Lamentaciones en Jerusalén
Muro de la Lamentaciones en Jerusalén

Cómo visitar el Muro de las Lamentaciones

Para ver el muro tendrás que a la zona oeste de la Gran Explanada de las Mezquitas, la zona amurallada que ocupa el espacio del antiguo templo, y que ahora es lugar sagrado para los musulmanes, y de acceso prohibido para los judíos.

En el viaje a Jerusalén fuimos en dos ocasiones al Muro de las Lamentaciones, la primera vez, en la noche de un sábado, ya finalizada la festividad judía del sabbat.

Por la noche es muy fácil localizar en qué parte de la ciudad vieja de Jerusalén se encuentra el muro, pues la gran explanada que se abre ante este lugar se encuentra muy iluminada por grandes focos.

Acceso al Muro de la Lamentaciones en Jerusalén
Acceso al Muro de la Lamentaciones en Jerusalén

Para acceder a dicha explanada previamente has de pasar por un control de seguridad en el que hombres y mujeres pasarán separados por distintos scaners.

Ya en la explanada previa verás ante ti el famoso Muro de las Lamentaciones. para cuya visita debes ir con la ropa adecuada, sin pantalones cortos o con los hombros cubiertos.

En realidad solo verás un pequeño tramo de 57 metros de longitud y 19 metros de altura visible, dado que el resto del muro occidental, el cual tiene una longitud total de 488 metros, se encuentra oculto por edificios residenciales que están pegados al mismo.

También hay una red de túneles que permiten llegar a las partes más bajas del muro, las cuales fueron construidas alrededor del año 19 por orden del rey Herodes.

Muro de la Lamentaciones en Jerusalén
Muro de la Lamentaciones en Jerusalén

Desde la explanada comprobarás que las mujeres se agrupan en la parte derecha del muro, mientras los hombres oran en la parte izquierda.

Al visitarlo en la hora de la oración, lo cierto es que había una gran afluencia de judíos ortodoxos, y también muchas mujeres, sobre todo muy jóvenes.

Aunque no seas judío puedes acceder sin problema a pasear junto al muro mientras la gente está orando.

Zona de túnel del Muro de la Lamentaciones en Jerusalén
Zona de túnel del Muro de la Lamentaciones en Jerusalén

Eso sí, los hombre debemos coger y ponernos en la cabeza la kipá, la pequeña gorra ritual que los judíos han de utilizar siempre en los lugares sagrados como sinagogas o cementerios.

Seguro que te sorprenderá (como a mí…) el gran fervor de quienes están rezando, cada uno a su ritmo, con o sin movimientos de cabeza, en algunos casos a un ritmo frenético.

Los hombre además de la zona abierta del muro disponen de un gran túnel anexo donde también se concentran para orar y donde puedes ver grandes estanterías con libros religiosos.

Mujeres orando en el Muro de la Lamentaciones en Jerusalén
Mujeres orando en el Muro de la Lamentaciones en Jerusalén

En la visita que hicimos al día siguiente, a primera hora de una tarde algo calurosa, de entrada nos sorprendió ver que casi no había gente orando junto al muro. La razón es que casi todos estaban en la zona interior del túnel.

Finalmente, de cara a tu visita, te adelanto que no vas a tener ningún problema en hacer fotos o filmar vídeo en esta zona de oración, por supuesto, haciéndolo con el debido respecto.

Te aconsejo que no te pierdas el vídeo que acompaña este artículo.

Zona de túnel del Muro de la Lamentaciones en Jerusalén
Zona de túnel del Muro de la Lamentaciones en Jerusalén

Escribe tu comentario





buzzoole code