Burgos – Un paseo por la villa medieval de Lerma y sus monumentos

Publicado por el día 25 agosto 2017
Plaza de Santa Clara en Lerma en la provincia de Burgos

Plaza de Santa Clara en Lerma en la provincia de Burgos

Una de los pueblos de Castilla y León que más popularidad tiene entre los madrileños a la hora de hacer una escapada es, sin duda, Lerma, en la provincia de Burgos.

A una distancia de poco más de 200 kilómetros de la capital, Lerma tiene como gran atractivo la gastronomía, con numerosos asadores que permite disfrutar del cordero asado, plato tan típico en la zona.

Pero, desde mi punto de vista, Lerma tiene tal riqueza patrimonial que sobradamente justifica una excursión para descubrirla, tal como he podido hacer en mis diversas excursiones a dicha localidad burgalesa.

Lerma en la provincia de Burgos

Lerma en la provincia de Burgos

Historia de Lerma

Lerma ocupa un lugar estratégico a orillas del río Arlanza, por lo que a lo largo de la historia se ha convertido en cruce de caminos.

El momento histórico más destacado de esta villa está vinculado a la presencia del Duque de Lerma, quien tras el traslado de la corte de España a Valladolid en 1601, trató de crear una corte propia en Lerma.

Durante 20 años a principios del siglo XVII, Lerma tuvo su gran desarrollo patrimonial coincidiendo con la época en que el Duque de Lerma fue valido del rey Felipe III.

En dicha época, a Lerma llegaban artistas y personajes relevantes, y se celebraban banquetes y fiestas en honor de los Reyes de España.

Su caída del poder y su conversión en cardenal para evitar la persecución, llevó al duque de Lerma a refugiarse en la villa burgalesa hasta su muerte en 1625.

Arco de la Cárcel en Lerma en Burgos

Arco de la Cárcel en Lerma en Burgos

Poco después inició su declive este pueblo que llegó a tener hasta seis monasterios.

Ahora cuando visites Lerma encontrarás un núcleo histórico con un gran patrimonio reflejo de esa época de pujanza.

La mejor forma de visitarlo es apuntándote a las visitas guiadas que organiza la oficina de turismo.

Qué ver en Lerma

El núcleo histórico de Lerma se extiende sobre las laderas de una colina y aún conserva algunos rincones del primitivo recinto medieval, como la antigua plaza de la Villa, con sus soportales, o el Arco de la Cárcel, puerta principal de entrada por la que fuera su muralla.

No lejos tienes el puente medieval y la Ermita del Humilladero, la única que se conserva de la época del Duque de Lerma.

Colegiata de San Pedro en Lerma en la provincia de Burgos

Colegiata de San Pedro en Lerma en la provincia de Burgos

Pero el eje central de la actual Lerma es el que parte de su enorme plaza Mayor.

En origen totalmente porticada, es una de las plazas más grandes de España, y cuando mejor se aprecia su verdadera dimensión es en aquellos días que permanece libre de vehículos.

Reserva hotel para tu viaje en Booking.com

Ahí encuentras el edificio del antiguo palacio Ducal, construido en 1617 en estilo herreriano en el lugar que ocupaba el antiguo castillo medieval.

Con sus cuatro torres y una imagen que en cierto modo te recordará al monasterio del Escorial, dicho edificio que era un palacio real fue cedido al duque de Lerma por su amigo de infancia, el citado rey Felipe III.

Rincón del casco histórico de Lerma en la provincia de Burgos

Rincón del casco histórico de Lerma en la provincia de Burgos

En la actualidad el palacio Ducal es la sede de un parador nacional de Lerma, el cual te aconsejo al menos visitar para tomarte un café en uno de los sillones de su enorme claustro interior, buena forma de reposar la seguro contundente comida que habrás degustado.

En una plaza contigua se sitúa el Convento de San Blas, de 1627, en la actualidad habitado por monjas dominicas, y donde se conserva un gran relicario.

Tu paseo por Lerma te debe conducir desde la plaza Mayor hasta la Colegiata de San Pedro.

Ese recorrido, desde el palacio Ducal, lo hacían los reyes y el Duque de Lerma a través de un túnel, el pasadizo ducal, el cual se puede visitar en la actualidad.

De esta forma podían asistir a los oficios religiosos de la colegiata sin necesidad de salir a la calle.

Claustro del palacio Ducal, ahora parador nacional de Lerma en Burgos

Claustro del palacio Ducal, ahora parador nacional de Lerma en Burgos

La citada Colegiata de San Pedro fue construida en la misma época, principios del siglo XVII, y en su interior podrás ver una planta de tres naves con girola y un crucero.

Durante la visita te llamarán la atención el retablo original y, sobre todo, el sepulcro en bronce de Cristobal de Rojas y Sandoval, así como los dos órganos de 1616.

Por su parte, en la sacristía de la colegiata podrás ver una enorme mesa de mármol taraceada regalo del Papa, la cual el duque ocultaba al rey cuando iba a Lerma.

Monasterio de la Ascensión de Ntro Señor en Lerma en Burgos

Monasterio de la Ascensión de Ntro Señor en Lerma en Burgos

Otro rincón destacado en tu visita de Lerma, junto a la colegiata, es la plaza de Santa Clara, con el sepulcro del famoso guerrillero de la Guerra de la Independencia conocido como “el cura Merino”.

Junto a la plaza se abre el mirador de los Arcos, desde donde tienes las mejores vistas panorámicas de la vega del río Arlanza.

Finalmente a destacar el monasterio de la Ascensión del Señor, de 1610, que fuera el primer convento fundado en Lerma por los duques de Uceda, y donde en la actualidad residen monjas franciscanas clarisas.

Visitas guiadas de Lerma

Las visitas guiadas organizadas por la oficina de turismo de Lerma tienen una duración de una hora y cuarto y se llevan a cabo todos los días de la semana, menos los lunes.

Aquí puedes consultar los horarios de las visitas guiadas de Lerma, cuyo precio es de 4 euros.

Fotos de Lerma

Aquí tienes más fotos de Lerma, villa medieval a visitar en la provincia de Burgos.

Categorías: Castilla y León, España | Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *