Baviera – Así es Neuschwanstein, el castillo de cuento de Disney

Publicado por el día 15 enero 2018
Castillo de Neuschwanstein en Baviera al sur de Alemania

Castillo de Neuschwanstein en Baviera al sur de Alemania

Hacia tiempo que tenía ganas de regresar al castillo de Neuschwanstein, el cual ya había visitado en dos ocasiones, pero hacia muchos años.

Ahora en una corta escapada a Baviera al sur de Alemania, en la que también he podido visitar mercadillos navideños y el pueblo de Füssen, he tenido la oportunidad de volver a pasear por este impresionante castillo.

Neuschwanstein es uno de los castillos más visitados de Europa, lo cual se entiende porque se trata de uno de esos majestuosos monumentos que podemos ver en nuestro viejo continente.

Castillo de Neuschwanstein en Baviera al sur de Alemania

Castillo de Neuschwanstein en Baviera al sur de Alemania

Este castillo es popularmente conocido por haber sido tomado como referencia por Walt Disney para diseñar el castillo de la Bella Durmiente que podemos ver en Disneylandia.

No se si esto es realmente cierto o se trata de una leyenda urbana, pero sin duda Neuschwanstein es un verdadero castillo de cuento.

Te llamará la atención su diseño estilizado, pero sobre todo es su emplazamiento sobre un risco, junto a las montañas de los Alpes tiroleses, al sur de la región de Baviera, lo que te dejará impresionado por su majestuosidad.

Historia castillo Neuschwanstein

Te adelanto que no se trata de un castillo de la Edad Media, sino que se empezó a construir en el verano de 1868 por quien fuera conocido como el Rey LocoLuis II de Baviera.

Autobús para subir al castillo de Neuschwanstein

Autobús para subir al castillo de Neuschwanstein

Al igual que sucedía donde ahora se encuentra el muy cercano castillo de Hohenschwangau, en dicho risco quedaban los restos de una fortificación medieval.

Fue precisamente su padre, Maximiliano II de Baviera, quien en 1832 decidió rehabilitar el citado Hohenchwangau, el cual se convirtió en la residencia de verano preferida de Luis II.

Eso se debió a que quedó enamorado del romántico paisaje de montañas y lagos que se extienden por los alrededores de Füssen.

Luis II fue nombrado rey en 1864, cuando apenas tenía 18 años, pero su reinado quedó pronto marcado por la derrota de Baviera y Austria en la Guerra de 1866 con Prusia.

Por ello pasó a ser un rey sin realmente poder, lo que le llevó a crear su propio “reino” con la construcción de castillos.

Neuschwanstein iba a convertirse en un castillo para su retiro, pues el joven rey cada vez se hizo más tímido y solitario.

Puente de María frente al castillo de Neuschwanstein

Puente de María frente al castillo de Neuschwanstein

Finalmente Luis II falleció ahogado en un lago en extrañas circunstancias cuando el castillo estaba a punto de ser terminado. Era el año 1886.

Apenas unas semanas después de su muerte, el castillo de Neushwanstein se abrió a la visita del público, y en la actualidad es visitado por 1,6 millones de personas al año.

Para visitar el castillo de Neuschwanstein debes viajar hasta el citado pueblo de Füssen, al sur de Baviera.

Desde ahí llegarás a la zona de visitantes donde se encuentra el también citado castillo de Hohenchawangau,  a orillas del lago Alpsee, y donde junto a las taquillas se concentran varios hoteles que se construyeron a finales del siglo XIX.

Cómo subir a Neuschwanstein

Para subir a Neuschwanstein tienes tres opciones.

Castillo de Neuschwanstein en Baviera al sur de Alemania

Castillo de Neuschwanstein en Baviera al sur de Alemania

Por un lado, coger el autobús que sube a los turistas hasta el risco donde se ubica el castillo, el cual te costará 1,80 euros para subir y 1 euro para bajar.

Por otro lado puedes subir en uno de los carruajes de caballos que te llevan hasta el castillo (6 euros para subir y 3 euros para bajar), los cuales tardan unos 20 minutos en llegar.

Y, por supuesto, también tienes la opción de subir andando, a lo cual quizás te animes cuando en temporada alta se formen largas colas para coger el autobús.

Ten en cuenta que la caminata te llevará unos 45 minutos.

Previamente, antes de subir, deberás de haber comprado en la taquilla las entradas para entrar al castillo, las cuales llevan asignada la hora para la visita guiada a la que te debes de unir.

Puente de María frente al castillo de Neuschwanstein

Puente de María frente al castillo de Neuschwanstein

Dada la gran afluencia de visitantes que tiene este castillo de cuento, lo aconsejable, sobre todo en temporada alta, es comprar las entradas de Neuschwanstein con antelación a tu viaje a Baviera.

En cualquier caso, lo recomendable es ir a Neuschwanstein con suficiente antelación de forma que tengas tiempo de subir para llegar en hora a la visita guiada que te corresponde.

Por supuesto está prohibido subir en coche, el cual deberás dejar aparcado en la zona de visitantes (6 euros).

Qué ver en Neuschwanstein

Al subir al castillo, lo primero que debes hacer es acercarte al Puente de María (Marienbrüke), un impresionante puente metálico que une dos montañas.

Vistas panorámicas desde el castillo de Neuschwanstein

Vistas panorámicas desde el castillo de Neuschwanstein

Reserva hotel para tu viaje en Booking.com

Desde este puente que fue mandado construir por Maximiliano II en homenaje a su mujer tienes excelentes vistas panorámicas de Neuschwanstein y de la llanura y los lagos que se extienden a los pies del risco.

Si subes en autobús, la parada del mismo se encuentra precisamente junto al sendero de ascenso al puente.

Luego tendrás que caminar unos 5 minutos para llegar a la entrada del castillo, con una fachada recientemente rehabilitada.

Durante la visita del castillo, que viene a durar unos 30 minutos, recorrerás sus principales estancias.

Castillo de Hohenschwangau en Baviera

Castillo de Hohenschwangau en Baviera

Así, en la planta segunda verás las estancias de uso privado de Luis II de Baviera, como su dormitorio, el comedor, la capilla, el despacho, o la sorprendente gruta e invernadero.

En esta planta también se encuentra la gran Sala del Trono.

Por su parte, en la planta tercera encontrarás la más grande de las estancias del castillo, la denominada Sala de los Cantores.

A destacar la fastuosa decoración interior del castillo, donde destacan las pinturas inspiradas en las sagas medievales en las que se inspiró Wagner para componer sus famosas óperas.

Así, verás escenas de diversas sagas, como Tristán e Isolda, Parsifal o Lohengrin.

Lago Alpsee al sur de Baviera en Alemania

Lago Alpsee al sur de Baviera en Alemania

Horarios castillo Neuschwanstein

Los horarios de visita del castillo de Neuschwanstein son, de abril al 15 de octubre, de 9 a 18 horas, y el resto del año, de 10 a 16 horas.

El castillo solo cierra los días 24, 25 y 31 de diciembre, y 1 de enero.

Los rprecios de las entradas (2018) son, la general, 13 euros; la reducida, 12 euros; y para niños y jóvenes hasta 17 años, la entrada es gratuita.

Cómo llegar a Neuschwanstein

Categorías: Alemania | Etiquetas: , , , , , ,

2 respuestas a “Baviera – Así es Neuschwanstein, el castillo de cuento de Disney”

  1. Es realmente espectacular, es maravilloso, no tenemos palabras para describirlo. El paisaje que lo rodea y sobre la colina el castillo, no es difícil imaginarse la vida imperial. ¡Hermoso!!

  2. Yanina dice:

    ALguien sabe si esta la posibilidad de comprar las entradas on line para el mes de julio?
    Muchas gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *