De las piscinas termales de Pamukkale a la antigua Hierápolis en Turquía

Publicado por el día 6 mayo 2020
Castillo de Algodón con piscinas termales de Pamukkale en Turquía

Castillo de Algodón con piscinas termales de Pamukkale en Turquía

Pamukkale es uno de los lugares más atractivos que se pueden visitar en un viaje a Turquía.

El lugar está incluido en la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco, tanto por sus valores culturales como naturales, condición que sólo iguala Capadocia en todo el país.

Pamukkale se encuentra en el suroeste de Turquía y forma parte de los recorridos que se pueden organizar en toda esa zona siguiendo sobre todo la línea de costa.

Puerta bizantina sur en Hierápolis en Turquia

Puerta bizantina sur en Hierápolis en Turquia

Vale la pena desviarse hacia el interior para visitar las formaciones blancas de travertino de Pamukkale y los restos de la ciudad antigua de Hierápolis.

Muchos viajeros combinan esta visita con la de Afrodisias, otra ciudad incluida en la lista del Patrimonio Mundial y que se encuentra a menos de 100 kilómetros de distancia.

Cómo es el Castillo de Algodón de Pamukkale

La imagen más conocida de Pamukkale es la ladera de una montaña blanca conocida como el Castillo de Algodón, en la que abundan diferentes piscinas naturales de agua termales de intenso color azul turquesa.

Al estar situadas unas encima de otras, forman la imagen de sucesivas cascadas rocosas de color blanco.

Piscinas termales de Pamukkale en Turquía

Piscinas termales de Pamukkale en Turquía

Este fenómeno natural está formado por la sedimentación de sales calcáreas provenientes de las fuentes termales.

En nuestra primera visita a Pamukkale hace décadas, era posible bañarse en esas piscinas naturales, pero ahora está prohibido.

Un estricto control para la conservación de estas formaciones lo impide desde hace años.

De hecho, muchas de estas pozas permanecen vacías durante varios meses al año por criterios técnicos, pero aún así la visita resulta fascinante.

Esas fuentes termales han creado a lo largo de los siglos ese paisaje blanco que cubre una ladera entera de unos 200 metros de desnivel, de ahí su citada denominación de Castillo de Algodón.

Necrópolis en Hierápolis en Turquia

Necrópolis en Hierápolis en Turquia

Historia de la antigua ciudad de Hierápolis

También han atraído a diferentes poblaciones desde tiempo inmemorial, por lo que no resulta extraño encontrar los restos de una ciudad antigua.

La mayoría de los restos que se conservan son de las épocas romana y bizantina, aunque el lugar estuvo ocupado desde mucho antes.

Esa antigua población se incluyó en la provincia romana de Asia en 129 antes de nuestra Era.

Enseguida Hierápolis se convirtió en lugar de visita muy apreciado por las termas y por un Templo de Apolo, y el apogeo de la ciudad se situó en los siglos II y III de nuestra Era.

Toda la región se cristianizó en época muy temprana, y enseguida surgió la tradición de que el apóstol Felipe había sido martirizado en Hierápolis, y su tumba se convirtió en lugar de peregrinaje.

Martyrium de San Felipe en Hierápolis en Turquia

Martyrium de San Felipe en Hierápolis en Turquia

En época bizantina se convirtió en una ciudad muy importante  y se construyó una catedral; la decadencia de Éfeso trajo consigo la de Hierápolis hasta su progresivo abandono.

En el siglo XI se construyó una fortaleza en este lugar, lo que le valió el nombre actual, Pamukkale, que significa Castillo de Algodón.

Pero suponemos que la mayoría de los visitantes prefiere atribuirle este nombre a las formaciones de travertino que parecen cascadas petrificadas colgantes en la ladera.

Cómo visitar Pamukkale e Hierápolis

A la hora de planificar la visita a Pamukkale, conviene saber que el recinto dispone de tres puertas de entrada: norte, central y sur.

La puerta central se encuentra en uno de los extremos de la población de Pamukkale, donde hay numerosos hoteles, restaurantes y agencias de viajes, además de tiendas de recuerdos.

Hierápolis en Turquia

Hierápolis en Turquia

Las puertas norte y sur se encuentran a unos dos o tres kilómetros de distancia y se puede acceder a ellas en taxi o dolmus (minibús).

Reserva hotel para tu viaje en Booking.com

Hay que tener en cuenta que la entrada central se encuentra en la parte inferior de la ladera, por lo que el primer tramo de la visita implica la subida de una cuesta, la cual no es muy pronunciada, y cualquiera en condiciones físicas normales puede subirla sin dificultad.

Este camino debe hacerse descalzo porque se atraviesan los depósitos de travertino, por donde corre el agua (que tiene una agradable temperatura).

Los que no quieran subir esa cuesta, deberían elegir cualquiera de las otras entradas, las cuales se encuentran en la parte superior, y así hacer una visita por terreno fundamentalmente llano y luego salir por la entrada central para volver directamente a la aldea de Pamukkale.

Piscinas termales de Pamukkale en Turquía

Piscinas termales de Pamukkale en Turquía

Muchas de las visitas de grupos empiezan el recorrido por la puerta norte, donde pueden aparcar los autobuses.

El complejo que forman Hierápolis y los travertinos de Pamukkale es bastante grande, por lo que hay que dedicar varias horas al recorrido.

Es esencial llevar calzado cómodo, protección contra el sol y agua.

Aunque hay dos lugares donde comer y tomar un refresco. una buena idea puede ser llevar algo de comida y comer tranquilamente en un descanso de la visita, en el lugar que resulte más agradable.

Dado que hay varias puertas, se pueden organizar diferentes itinerarios de entrada y salida, además de decidir optar por recorridos más o menos completos según el tiempo de que dispongamos.

Puerta bizantina norte en Hierápolis en Turquia

Puerta bizantina norte en Hierápolis en Turquia

Qué ver en la visita de Hierápolis

El itinerario descrito a continuación es uno de los posibles recomendados si optamos por iniciarlo en la puerta norte y terminarlo en la puerta central.

Necrópolis de Hierápolis

Lo primero que encontramos entonces es la Necrópolis que, con una gran extensión, es una de las mejor conservadas y la más impresionante de toda Asia Menor.

EXCURSIONES a PAMUKKALE y HIERÁPOLIS

Para esta visita en Turquía puedes apuntarte a diversas excursiones a Pamukkale y Hierápolis saliendo desde diversos sitios, con excursión desde Antalya, desde Esmirna, desde Kusadasi, o en avión desde Estambul.

Además, Pamukkale y Hierápolis son destinos que están incluidos en el Tour de 7 días por lo mejor de Turquía y en el Tour de 6 días por Capadocia, Pamukkale y Éfeso.

Como era normal en las ciudades grecorromanas, se encontraba fuera del recinto urbano, y conserva al menos 1.200 tumbas levantadas a lo largo de cinco siglos, lo que explica los diferentes estilos y formas.

Puerta de Domiciano en Hierápolis en Turquia

Puerta de Domiciano en Hierápolis en Turquia

Puerta de Domiciano en Hierápolis

Más allá de la Necrópolis, pasarás junto a diferentes instalaciones públicas, como las letrinas y las Termas del Norte antes de alcanzar la Puerta de Domiciano.

Esta puerta se compone de tres arcos flanqueados por dos torres redondas y era la gran entrada a la ciudad por esta ruta que venía desde Sardes.

A mano izquierda se encuentra ahora el ágora que, con unas medidas de 170 por 280 metros, era una de las más amplias del mundo antiguo.

De la Puerta de Domiciano arranca la gran Vía Columnada, que atravesaba la ciudad de norte a sur y todavía conserva parte de pavimento original.

Piscina de Cleopatra en Hierápolis en Turquia

Piscina de Cleopatra en Hierápolis en Turquia

Poco después se pasa por otra puerta, la de la muralla bizantina.

Al ser posterior a la muralla romana, indica que en ese tiempo la ciudad era más pequeña y había partes de la ciudad romana que habían sido abandonadas.

Del lado derecho ya se empieza a observar la ladera cubierta de depósitos blancos, y en algún lugar parece que están cubriendo algunas tumbas antiguas.

Después de pasar junto a los restos del Templo de Apolo, se llega a la antigua piscina.

Piscina Cleopatra de Hierápolis

Aquí se encuentra un restaurante con mesas y la conocida como Piscina de Cleopatra en la que es posible bañarse en esta agua cálidas y nadar sobre trozos caídos de columnas y capiteles romanos del antiguo Templo de Apolo.

Teatro de Hierápolis en Turquia

Teatro de Hierápolis en Turquia

La entrada al restaurante es libre, pero si quieres utilizar la piscina, hay que comprar una entrada especial cuyo precio es de 50 liras (8,50 euros).

La piscina cuenta con vestuarios y taquillas para cambiarse y guardar la ropa.

Teatro de Hierápolis

Siguiendo la visita, una pista conduce hacia el Teatro de Hierápolis, el cual fue construido en distintas fases por los emperadores Adriano y Septimio Severo, podía albergar a 12.000 espectadores y está muy bien conservado.

Hay que hacer lo posible para disponer de tiempo y emprender el camino que sube hacia el Martyrium de San Felipe.

Via Columnada en Hierápolis en Turquia

Via Columnada en Hierápolis en Turquia

Martyrium de San Felipe en Hierápolis

Un martyrium es un edificio religioso que conmemora el martirio de un santo, y éste de Hierápolis es una curiosa estructura octogonal que estaría rodeado de ocho capillas, y en el que se distinguen varias cruces grabadas en las columnas.

El lugar, relativamente aislado, es uno de los más atractivos de toda Hierápolis, no tanto por su monumentalidad, sino por su aislamiento, la atmósfera que conserva y el camino que hay que seguir por la loma.

Hay que volver por el mismo camino y pasar por el teatro y la piscina para llegar al museo.

Pamukkale en Turquia

Pamukkale en Turquia

Museo de Hierápolis

Aquí se conservan muchas piezas interesantes que los arqueólogos han excavado tanto en Hierápolis como en Laodicea, y deberás pagar otra entrada diferente para visitarlo.

En esta zona hay que buscar el camino para llegar hasta el gimnasio y las puertas bizantinas que se abren en la muralla, donde se encuentra la entrada sur al recinto.

Dónde comer en Hierápolis y Pamukkale

De vuelta hacia el museo tienes una zona sombreada con mesas donde descansar y varios lugares donde comprar comida y refrescos.

Piscinas termales en terrazas de Pamukkale en Turquía

Piscinas termales en terrazas de Pamukkale en Turquía

Desde este punto se puede iniciar el descenso hacia la puerta Central, lo que permite atravesar la gran ladera blanca cubierta por los depósitos calcáreos.

Piscinas naturales de Pamukkale

Aquí se ven esas grandes piscinas naturales escalonadas que se hicieron muy famosas hace unos años al estar llenas de aguas cálidas de color turquesa, y donde se podían bañar los visitantes.

Como ya hemos dicho antes, ahora no se puede acceder a ellas y, además, en nuestras dos visitas en los últimos años las hemos encontrado completamente vacías de agua.

Sin embargo, el camino de regreso permite disfrutar de este fenómeno natural.

Pamukkale en Turquia

Pamukkale en Turquia

Hay que recordar que este descenso hay que hacerlo descalzo para no dañar ni ensuciar el conjunto.

Aunque a primera vista pueda parecer que la superficie calcárea es muy rugosa, el constante flujo de agua la ha pulido, y hay que tener cuidado para evitar posibles resbalones.

En el camino se pasa junto a algunas pozas artificiales creadas al levantar unos diques con bloques de cemento.

El paso del tiempo ha hecho que estos bloques acaben siendo recubiertos por los sedimentos calcáreos y ya están bastante integrados en el paisaje.

Al término de este descenso se sale del recinto por la puerta Central y se llega directamente a la aldea de Pamukkale.

Una de las ventajas de pasar la noche en este lugar es que permite organizar la visita en el momento deseado del día, ya sea a primera hora de la mañana o a última de la tarde.

Pamukkale en Turquia

Pamukkale en Turquia

Contemplar la puesta de sol desde lo alto de la colina blanca es una experiencia inolvidable.

Horarios y precios visita Pamukkale y Hierápolis

Los horarios de Pamukkale y Hierápolis son, de abril a octubre, de 8 a 19 horas, y de octubre a marzo, de 8 a 17 hora.

Por su parte, el museo Arqueológico de Hierápolis abre de 9 a 12,30 horas y de 13,30 a 19 horas, y está cerrado los lunes.

Y la piscina de Cleopatra donde te puedes bañar entre restos de columnas romanas tiene un horario de 9 a 19 horas, con último acceso a las 18,30 horas.

Precios entradas Pamukkale y Hierápolis

El precio de la entrada para acceder a este complejo es de 50 liras (8,40 euros), y luego deberás pagar entradas adicionales si quieres visitar el museo Arqueológico o bañarte en la piscina de Cleopatra.

 
Categorías: Turquía | Etiquetas: , , ,

Una respuesta a “De las piscinas termales de Pamukkale a la antigua Hierápolis en Turquía”

  1. osakr dice:

    Gran post para leer durante está pandemia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *