Cómo visitar y qué ver en la Mezquita de Solimán en Estambul

Publicado por el día 10 diciembre 2020
Mezquita de Solimán vista desde el Cuerno de Oro en Estambul

Mezquita de Solimán vista desde el Cuerno de Oro en Estambul

La Mezquita de Solimán es la más espléndida de todo el Estambul otomano.

Como conjunto monumental está a la altura del apelativo y la importancia de su creador, Solimán el Magnífico, y además es el mejor trabajo en la capital otomana del mejor arquitecto del imperio, Mimar Sinan.

No cabe duda de que se trata del edificio otomano más importante de Estambul y, probablemente, el segundo más importante, entre los que se conservan, de toda la historia de la ciudad, después de Santa Sofía.

Mezquita de Solimán en Estambul

Mezquita de Solimán en Estambul

La visita de la mezquita de Solimán no debería faltar en un recorrido mínimamente completo en cualquier viaje a Estambul.

Situada en lo alto de una colina, domina el paisaje urbano y es visible desde muchos puntos de la ciudad pues su silueta destaca sobre el conjunto, sobre todo si nos encontramos en la zona del Cuerno de Oro.

Mezquita de Solimán en Estambul, Patrimonio de la Humanidad

Un aspecto interesante es que la mezquita forma parte de un külliye, un complejo de edificios relacionados y administrados conjuntamente, compuesto por escuelas, baños, hospital, cocina, caravasar, cementerio y otros más.

Este conjunto, además de algunas otras construcciones de los alrededores, está incluido en las zonas históricas de Estambul inscritas en la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco.

Fuente de abluciones en la Mezquita de Solimán en Estambul

Fuente de abluciones en la Mezquita de Solimán en Estambul

Para apreciar la importancia de este monumento, hay que tener en cuenta que el encargo de una gran mezquita imperial por un sultán semejante en una capital con tanta historia y tantos monumentos importantes implicaba muchos compromisos.

Curiosidades historia de la Mezquita de Solimán

El lugar elegido, sobre la colina más alta de la ciudad, en el solar de un antiguo palacio, deja clara la importancia que se le concedía.

La mezquita debía ser magnífica y grandiosa, como el sultán y su imperio, y además una réplica musulmana a la Santa Sofía de Justiniano, pero al mismo tiempo tenía que respetar los cánones de austeridad dictados por la ortodoxia suní que impone la simplicidad en la decoración.

La construcción de la Mezquita de Solimán, Süleymaniye Camii en turco, empezó en 1550 y terminó en 1557, aunque el resto de edificios se concluyó más tarde.

La Mezquita de Solimán, en cualquier caso, ocupa el lugar central y se encuentra en medio de un patio rodeado por tres lados por un muro enrejado.

Columnas de pórfido en la Mezquita de Solimán en Estambul

Columnas de pórfido en la Mezquita de Solimán en Estambul

El lado norte aprovecha el desnivel de la colina y se apoya en una serie de estructuras.

Desde esta zona se tiene una buena vista de la zona de la Torre de Gálata, el Cuerno de Oro y el Bósforo.

Alrededor de la mezquita y el patio se encuentra el resto de edificios que completan el külliye, todos ellos restaurados, pero no todos se pueden visitar.

Cómo visitar la Mezquita de Solimán

Al seguir siendo una mezquita activa, la visita está sometida a ciertas condiciones.

La entrada es gratuita, pero están prohibidas las visitas turísticas en las horas de los rezos, las cuales pueden variar a lo largo del año.

Cúpula de la Mezquita de Solimán en Estambul

Cúpula de la Mezquita de Solimán en Estambul

Además, algunas partes de la mezquita no son accesibles para los turistas ya que están reservadas a los fieles.

Como en todas las mezquitas, hay que descalzarse antes de entrar y mantener unas mínimas normas de decoro y silencio, de forma que las mujeres deben llevar el cabello cubierto y los hombres no pueden entrar con pantalón corto.

Reserva ya tu coche de alquiler para tu viaje

De cara a tu viaje, reserva ya tu coche de alquiler, web que te ofrece el mejor precio garantizado y te permite una posible cancelación gratis en la mayoría de los casos.
Aquí puedes reservar tu coche.

Qué ver en la visita de la Mezquita de Solimán

A la mezquita se accede a través de un avlu, un patio porticado que en este caso es excepcional, con espléndidas columnas de pórfido, mármol y granito.

Los cuatro alminares de la mezquita se encuentran en las esquinas del patio, no en las del edificio principal.

Interior de la Mezquita de Solimán en Estambul

Interior de la Mezquita de Solimán en Estambul

Dos de ellos tienen tres balcones, y los otros sólo dos, lo que suma diez balcones.

El simbolismo de estos números es que Solimán fue el décimo sultán otomano, pero el cuarto desde que se establecieron en Constantinopla.

Reserva tu hotel, descuento, cancelación gratis

De cara a tu viaje, reserva ya tu hotel en booking.com con con descuentosy posible cancelación gratis.
Aquí puedes reservar tu hotel.

En el centro del patio se encuentra la fuente para las abluciones.

Dimensiones de la Mezquita de Solimán

Al entrar en el espacio principal de la mezquita, nos encontraremos en un sitio prácticamente cuadrado de unos 58 metros de lado.

El diámetro de la cúpula es de 27,5 metros y su punto más alto se encuentra a 47 metros sobre el suelo.

Patio de entrada de la Mezquita de Solimán en Estambul

Patio de entrada de la Mezquita de Solimán en Estambul

Estas medidas son ligeramente inferiores a las de Santa Sofía, pero, en cualquier caso, estamos ante una de las maravillas de la arquitectura del siglo XVI.

La cúpula está apoyada en dos semi-cúpulas y en dos tímpanos, un esquema similar a Santa Sofía.

Sin embargo, los dos edificios son completamente diferentes entre sí en todo el resto de elementos arquitectónicos.

En este caso todo forma un inmenso espacio único, no como en Santa Sofía, donde hay galerías y espacios secundarios.

El peso fundamental de la estructura descansa sobre cuatro inmensos pilares que están en parte disimulados en la pared.

Interior de la Mezquita de Solimán en Estambul

Interior de la Mezquita de Solimán en Estambul

Dos de ellos (los del lado opuesto al patio) sobresalen y son visibles desde el exterior, y el resultado es de una gran ligereza, un espacio abierto que es iluminado por la luz que entra por varias vidrieras.

Decoración de la Mezquita de Solimán

La decoración en la Mezquita de Solimán es bastante sobria, con un mirhab de mármol, pero muy sencillo.

En las paredes de la mezquita hay varias inscripciones realizadas por maestros calígrafos, y la decoración es muy discreta en la que el uso de azulejos en las paredes es relativamente escaso.

Sin embargo, esta decoración con cerámica de Iznik es especialmente bella y valiosa porque tiene algunos de los ejemplos más antiguos que se conocen.

Cementerio de la Mezquita de Solimán en Estambul

Cementerio de la Mezquita de Solimán en Estambul

Como ya se ha dicho antes, los visitantes sólo pueden acceder a una parte pequeña de este espacio central, cuyo suelo está en su totalidad cubierto por una gruesa alfombra.

Fuera, en el lado opuesto al patio de entrada, la Mezquita de Solimán continúa por un jardín cercado donde se encuentran varias tumbas, entre ellas las de Solimán el Magnífico y su esposa Haseki Hürrem, conocida en Occidente como Roxelana.

Solimán el Magnífico y el Imperio Otomano

Es el momento de recordar que con Solimán el Imperio Otomano llegó a su máximo esplendor.

Se convirtió en sultán en 1520, cuando tenía 25 años de edad, y gobernó hasta su muerte en 1566; fue el reinado más largo e ilustre de todo el imperio.

Escuelas coránicas junto a la Mezquita de Solimán en Estambul

Escuelas coránicas junto a la Mezquita de Solimán en Estambul

Amplió sustancialmente el territorio del imperio y su corte fue un importante foco cultural.

Sin embargo, el apelativo de el Magnífico se le da sólo en Occidente ya que en Turquía es conocido como el Codificador; ello se debe a la importancia que le dan como legislador en una sociedad sujeta a importantes transformaciones.

Monumentos junto a la Mezquita de Solimán

Alrededor del jardín cercado que rodea la mezquita, el patio de entrada y las tumbas, se encuentran los edificios que conforman el resto del külliye.

Entre ellos destacan varias madrazas, las escuelas coránicas, algunas de las cuales tienen un trazado muy peculiar para adaptarse a los desniveles de esta zona de la ciudad.

Vistas del Bósforo desde terraza cerca de Mezquita de Solimán

Vistas del Bósforo desde terraza cerca de Mezquita de Solimán

Las más elaboradas son las que se pueden ver desde el mirador, desde el que se tienen las vistas del Bósforo y el Cuerno de Oro.

En el külliye destacan también el imaret, la gran cocina pública, que ahora es un restaurante, y el antiguo caravasar.

Conviene dedicar unos minutos a pasear por toda este serie de edificios, ya que en pocos lugares del mundo se podrá encontrar un conjunto semejante por su grandiosidad y armonía.

Todo ello, recordemos, es la obra del arquitecto Sinan, por lo que antes de abandonar el lugar, hay que parar un momento en su türbe, su monumento funerario, el cual se encuentra en un pequeño jardín triangular al norte del külliye.

Se ve a través de una ventana enrejada y es frecuente ver a alguna persona dedicándole una oración o un recuerdo.

Mezquita de Solimán desde el Cuerno de Oro en Estambul

Mezquita de Solimán desde el Cuerno de Oro en Estambul

No conviene abandonar el barrio sin pasear un rato por las callejuelas de los alrededores ya que en ellas se encuentra la mayor concentración de casas otomanas de madera de todos los barrios históricos de Estambul.

Muchas se han restaurado y algunas se han convertido en hoteles y cafés, uno de los los cuales, el Mimar Sinan, se supone que ocupa la casa donde vivió el arquitecto más importante del imperio.

Este café, como muchos otros de la zona, se promocionan por sus azoteas, que son buenos miradores.

Igual que la mezquita es muy visible desde la zona del Cuerno de Oro al estar situada sobre una de las siete colinas de la ciudad, desde esta zona hay muchos lugares que ofrecen buenas panorámicas y pueden ser una etapa perfecta para descansar y tomar algo antes de seguir el paseo por otros barrios de Estambul.

 
Categorías: Turquía | Etiquetas: , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *