Cómo es un viaje a Groenlandia con Tierras Polares

Publicado por el día 16 agosto 2018
Glaciar en Groenlandia

Glaciar en Groenlandia

Tras mi reciente viaje a Groenlancia, de entrada te diré que viajar por tu cuenta en la práctica es casi imposible dadas las dificultades logísticas que te vas a encontrar.

O tienes una lancha o una avioneta propia, o no llegarás mucho más lejos del aeropuerto.

Necesitas guías y personas que conozcan perfectamente el terreno y sean verdaderos especialistas en saber adaptar un destino tan salvaje como Groenlandia a un viaje de turismo.

Por eso es un viaje que debes hacer con una de las pocas agencias especializadas que trabajan en la zona, como en nuestro caso fue con Tierras Polares.

Turismo en Groenlandia

Y digo especializadas porque Groenlandia no es un destino más.

Se trata de una región autónoma de Dinamarca que se encuentra en continente americano cuyo territorio está cubierto en un 80 por ciento por el hielo.

La población total de Groenlandia es de poco más de 57.000 habitantes, y se trata de una de las zonas con menos densidad de población del mundo.

Apenas vas a encontrar sitios donde alojarte en Groenlandia que no sean junto a los aeropuertos, por lo que las poquísimas agencias que trabajan en la zona han tenido que habilitar sus propias infraestructuras.

Inuit en Groenlandia

Inuit en Groenlandia

Durante el paso de los siglos en la historia de Groenlandia apenas ha habido poblaciones grandes, y de hecho se conocen varios momentos en los que la población ha desaparecido de la isla.

Estas tierras fueron pobladas por vikingos, quienes crearon los primeros asentamientos estables, y por las tribus Inuit, o como se les conoce de forma más coloquial, los esquimales.

Más recientemente, durante la Segunda Guerra Mundial fue base aérea de los estadounidenses, quienes construyeron las pocas instalaciones de transporte aéreo que hay a día de hoy en Groenlandia.

Como es una tierra con una historia tan curiosa, os hemos escrito un articulo específico, en el que os contamos todas las curiosidades históricas de Groenlandia, que es la mejor manera de conocer esta región.

Viajar a Groenlandia con Tierras Polares

Lo primero que hay que decir es que el viaje que hemos realizado con la agencia española Tierras Polares es el estándar de 8 días para conocer Groenlandia.

Iglesia en Narsaq en Groenlandia

Iglesia en Narsaq en Groenlandia

Pero hay opciones de ampliarlo o variarlo incluyendo algunas actividades extra, como pasar varios días navegando en kayak, o hacer una excursión con la experiencia de dormir sobre un glaciar.

Tierras polares es la agencia propiedad de Ramón Larramendi, uno de los exploradores árticos más importantes que hay en la actualidad en el mundo.

Larramendi ha realizado numerosas expediciones, por ejemplo, cruzando Groenlandia con trineos tirados por cometas de viento para evitar cualquier posible contaminación del entorno.

A partir de ahí Ramón quedó enamorado de Groenlandia y fundó esta agencia de viajes intentando mantener ese espíritu de disfrutar respetando a la naturaleza.

El programa de viaje que he realizado en cada grupo que llega se varía un poco el orden de actividades en función de la organización de la agencia durante esos días y de las previsiones del tiempo que va a hacer.

Las fechas más demandadas son en el mes de agosto, aunque hay que decir que junio y julio son una época fantástica para hacer el viaje, y si vas a principios de septiembre, es la época en la que se empiezan a ver auroras boreales.

Campamento Fletanes de Tierras Polares en Groenlandia

Campamento Fletanes de Tierras Polares en Groenlandia

Este último es un aspecto a tener en cuenta pues Groenlandia es uno de los mejores puntos del mundo para ver este fenómeno de la naturaleza.

Antes de viajar a Groenlandia tienes que saber que se trata de una experiencia en la que es importante que sepas disfrutar y adaptarte a lo que llegue, porque parte del encanto es superar las adversidades meteorológicas.

¿Cómo es un viaje a Groenlandia?

Para que tengas un conocimiento previo a tu posible viaje, te vamos a relatar cómo fue nuestro viaje a Groenlandia con el orden en el que vivimos las distintas actividades.

Para llegar a Groenlandia hay que volar o bien desde Copenhague en Dinamarca, o bien desde Reikiavic en Islandia.

Desde ahí se tienen conexiones principalmente con dos ciudades, Kangerlussuaq y Narsarsuaq, que donde volamos nosotros, y donde se encuentran la zona más histórica de Groenlandia.

Senderismo por Igaliku en Groenlandia

Senderismo por Igaliku en Groenlandia

Al llegar a Narsarsuaq nos recogieron en el aeropuerto, se encargaron de las maletas y empezamos un trekking por el Valle de las 1000 flores, que se extiende justo por los alrededores del aeropuerto.

Como el propio nombre indica, este valle es una de las zonas con más flores y de las pocas en toda Groenlandia con árboles.

He de reconocer que durante este trekking fue la primera vez que me hice a la idea de su abrumadora naturaleza y de lo aislado que vive Groenlandia del resto del mundo.

Tras pasar junto a unas cascadas, se llega hasta el glaciar donde se hace un picnic con unas vistas impresionantes.

Una vez terminado el trekking, regresamos a la zona del aeropuerto, que es el lugar donde se situaba la antigua base militar americana.

Junto al aeropuerto hay un pequeño museo que repasa la historia de Groenlandia con objetos y recreaciones de la época de la ocupación americana.

Aeropuerto de Narsarsuaq en Groenlandia

Aeropuerto de Narsarsuaq en Groenlandia

Tras pasar por antiguos barracones donde vivían los norteamericanos, los cuales a día de hoy albergan tiendas de alimentos y alojamientos, nos dirigimos al puerto.

Aquí nos montamos en una lancha que nos llevaría hasta Qassiursaq, que es donde se encuentra el hostel que hace de base principal de la agencia.

El propio hostel es propiedad de Tierras Polares, pero como curiosidad, al igual que ocurre en toda Groenlandia, nadie es propietario del terreno.

Para construir en Groenlandia se tiene que pedir un permiso especial, y en caso de autorizarte, te dan permiso para edificar, pero en ningún caso la tierra pasa a ser propiedad tuya, simplemente te la ceden.

Cuando hablamos de edificar son siempre pequeñas construcciones, es más, creo recordar que no vi ni un solo edificio con tres plantas de altura.

Monumento a Erik el Rojo en Qassiarsuk en Groenlandia

Monumento a Erik el Rojo en Qassiarsuk en Groenlandia

Campamento de Qassiursaq y asentamientos vikingos

Qassiarsuq es la zona más importante en la historia vikinga del país.

Aquí es donde Erick el Rojo y su hijo Leif Eriksson (cuyo nombre ha tomado el hostel) desarrollaron el primer asentamiento vikingo de Groenlandia.

Además se visitan los restos de la primera iglesia cristiana de América; junto a los mismo es donde actualmente se encuentra la iglesia del pueblo y la réplica de cómo se cree que fue la original.

Justo al lado, y tras pasar la escuela local en la que actualmente hay 5 niños escolarizados, se llega a la parte de la historia inuit o esquimal.

Los inuits eran principalmente nómadas, pero fueron creando asentamientos con el paso de los siglos y aun conservan en Qassiursaq una antigua casa de dicha época.

Qassiarsuk en Groenlandia

Qassiarsuk en Groenlandia

Hay que decir que hay mucha parte de la historia de los inuit que no se ha podido descubrir todavía, ya que hubo varios momentos de extinciones y despoblaciones que hicieron que exista muy poca información.

Kayak entre glaciares en Nunataaq

A una hora y media tras un precioso trekking desde el campamento de Qassiursaq, se encuentra otro de los campamentos de Tierras Polares.

Desde aquí es desde donde se hace una de las actividades que más nos gustó y que nos dejo absolutamente enamorados de Groenlandia.

Tras equiparte completamente e informarnos de todo lo que hay que saber para navegar en kayak con seguridad por esas aguas, nos lanzamos a los pies de una de las miles de lenguas glaciares para remar entre icebergs, una experiencia única.

Kayak Tasiusaq en Groenlandia

Kayak Tasiusaq en Groenlandia

Es una actividad que puede hacer todo el mundo, nada peligrosa, ya que entre glaciares el agua de los fiordos suele estar absolutamente en calma.

Es impresionante remar escuchando el sonido de tus palas al empujar el agua, mientras te llegan los sonidos de los icebergs dándose la vuelta o fracturándose.

Solo esta experiencia ya merece la pena en si misma para justificar un viaje a Groenlandia.

Narsaq y sus casas de colores

Tras regresar al campamento de Qassiursaq, cogemos la maleta para ir en dirección al glaciar desde el que Ramón Larramendi empezó  una de sus expediciones árticas.

Casas de colores en Narsaq en Groenlandia

Casas de colores en Narsaq en Groenlandia

Aquí es donde pasaremos tres noches durmiendo en domos, al auténtico estilo de los grandes aventureros, a una hora en lancha de la población más cercana.

Pero para llegar hasta allí hemos de pasar previamente por Narsaq para abastecernos para los próximos días, ya que en el campamento estamos aislados y rodeados solo de naturaleza.

Narsaq es una de los grandes poblaciones de Groenlandia con algo más de 1.500 habitantes, un típico pueblo de pescadores repleto de casas de distintos colores.

Los colores de las casas tienen una explicación, y es que en su origen las decoraban de distintos colores en función del tipo de casa de que se trataba.

Así, cada diferente color identificaba los colegios, supermercados, tiendas o casas residenciales, de tal manera que solo con ver su color podrías saber qué tipo de edificio era.

Tienda en Narsaq en Groenlandia

Tienda en Narsaq en Groenlandia

Este patrón se repite en todos los pueblos de Groenlandia, por lo que no te preocupes por si vas a ver o no pueblos con casas de colores, pues es seguro que los verás durante vuestro viaje.

En Narsaq hay tiendas y supermercados donde deberás comprar todo lo que te pueda faltar o que vayas a necesitar, incluidas las cervezas.

A partir de aquí llegas a la máxima desconexión posible, tres días en los que te olvidarás del móvil, a no ser que sea para sacar algunas fotos, ya que no vas a poder recargarlo dado que no hay electricidad.

Campamento junto a un glaciar en Groenlandia

Cuando te encuentras en el Campamento Fletanes situado a los pies de un glaciar, tienes una sensación muy parecida a la de estar de camping, pero rodeado de uno de los paisajes más impresionantes que jamás verás.

Campamento Fletanes de Tierras Polares en Groenlandia

Campamento Fletanes de Tierras Polares en Groenlandia

Un campamento base creado por Tierras Polares, cuya imagen te puede parecer similar a la que ilustra cómo serán las futuras expediciones a Marte.

Desde aquí se realizan varias excursiones durante el día en las dos jornadas que se pasan en el campamento.

El Campamento Fletanes está compuesto por varias tiendas llamadas domos, de cuatro personas de capacidad, y otras tiendas más grandes donde los grupos se reúnen para cenar.

Aquí no encontrarás duchas, aunque si quieres puedes lavarte y cepillarte los dientes con el agua del río, aunque eso si, está bastante fría.

Hay habilitados unos baños para aguas mayores, los cuales tienen un tratamiento de hacerlos biodegradables y así evitar destrozar el entorno.

Navegando en kayak junto al Campamento Fletanes en Groenlandia

Navegando en kayak junto al Campamento Fletanes en Groenlandia

Senderismo entre glaciares

El primer día hicimos un genial trekking entre lagos, caminando entre antiguas lenguas glaciares y zonas por donde viven caribús en absoluta libertad.

La idea es caminar por paisajes únicos, por senderos por los que caminan solo los caribús, hasta llegar a una zona alta desde donde poder ver el glaciar por el que se camina al día siguiente.

Es un trekking que nos encantó, ya que a pesar de la lluvia que tuvimos las cuatro horas de senderismo, era una sensación muy especial caminar por zonas cubiertas de musgo.

Es tan gruesa la capa de musgo, que tenías la sensación de estar caminando sobre una cama elástica.

Trekking por el Glaciar Qalerallit en Groenlandia

Trekking por el Glaciar Qalerallit en Groenlandia

En estas excursiones siempre se suele comer un picnic en alguno de los miradores que los guías buscan para la ocasión.

Trekking sobre un glaciar en Groenlandia

Por supuesto otra de las excursiones estrella en adentrarnos en el glaciar de miles de kilómetros y caminar algunos metros para vivir la experiencia.

Es la actividad que mejor refleja el origen aventurero de Tierras Polares.

Tras montarnos en la lancha, nos acercamos lo máximo posible a una lengua del glaciar que rompe en el fiordo, donde se ven muros de hielo de hasta 30 metros de alto.

Desembarcamos en una zona segura y caminamos hasta la zona por la que accedemos al glaciar.

Trekking por el Glaciar Qalerallit en Groenlandia

Trekking por el Glaciar Qalerallit en Groenlandia

Más o menos se entra por la misma zona cada año, pero los guías nos comentaron que debido al calentamiento global, el acceso al glaciar cada vez esta más lejos ya que esta retrocediendo.

Dado que cada día el hielo cambia pues el glaciar está en continuo movimiento, el guía es el encargado de tomar las decisiones en todo lo relacionado con la seguridad.

Al llegar te dan la equipación que necesitas para agarrarte perfectamente al hielo y te explican cómo usar los crampones, si es la primera vez que los utilizas.

Tu solo tienes que llevar la ropa térmica normal, gafas de sol y crema solar, ya que el sol se refleja en el glaciar y te puede quemar la retina.

Es una experiencia inolvidable.

Igaliku en Groenlandia

Igaliku en Groenlandia

Visitar Igaliku el pueblo de los obispos

Abandonamos el campamento tras pasar unas jornadas inolvidables, y nos montamos nuevamente en la lancha para dirigirnos hasta nuestro último destino, el cual se encuentra a dos horas navegando desde dicho campamento.

Tras dejar la lancha y hacer un corto trekking para cruzar una colina, ante nuestros ojos aparece un pequeño pueblo con muy pocas casas, el cual que se encuentra en un enclave precioso.

Igaliku es uno de los pueblos vikingos más importantes desde el punto de vista histórico, donde se encontraba la sede del Obispado de Groenlandia.

Ahí se pueden visitar los restos de la catedral cristiana que construyeron en el pueblo.

Desde aquí regresamos a pasar la noche en el primer campamento, en Qassiursaq , para volver a tomar lancha para ir hasta el aeropuerto y regresar a casa habiendo disfrutado de un viaje inolvidable.

Igaliku en Groenlandia

Igaliku en Groenlandia

Categorías: Groenlandia | Etiquetas: , , ,

2 respuestas a “Cómo es un viaje a Groenlandia con Tierras Polares”

  1. Ezequiel Magrini dice:

    Muy buena info!, super detallado. Me alegra que hayan podido disfrutar el viaje.

    mi pregunta es acerca del presupuesto, cuanto gastaron mas o menos en sus 8 dias? gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *