Cómo visitar y qué ver en Corinto y su Canal en Peloponeso (Grecia)

Antigua Corinto en Peloponeso en Grecia

El nombre de Corinto es uno de los más conocidos de toda Grecia, y por diferentes razones.

Primero por una cuestión geográfica, ya que el istmo de Corinto es el que une la península del Peloponeso con el resto del país a través de Ática, donde se encuentra Atenas.

Su situación privilegiada ha hecho que este territorio juegue desde hace milenios un papel decisivo, y la antigua ciudad de Corinto ha sido, históricamente, un importante centro comercial y político.

Fortaleza de Acrocorinto en Corinto en Grecia

En fechas más recientes, como el siglo XIX, la construcción del Canal de Corinto volvió a hacer evidente el valor estratégico de este lugar.

Si además añadimos su cercanía a Atenas, de la que dista unos 85 kilómetros que se pueden recorrer fundamentalmente por autopista, es razonable pensar que Corinto sea una de las etapas fundamentales en un viaje de turismo por el Peloponeso.

En cualquier itinerario que pensamos, Corinto queda de camino ya que siempre habrá que pasar por el istmo.

Lo mejor que ver en Corinto en Grecia

La moderna ciudad de Corinto se encuentra al borde del mar, pero la que nos interesa a todos es la antigua Corinto, que está a unos dos kilómetros hacia el interior.

Esta distancia era, en otros tiempos, una medida de seguridad ya que permitía organizar la defensa en caso de que se presentara alguna amenaza desde el mar.

Antigua Corinto en Peloponeso en Grecia

Su emplazamiento era el lugar adecuado para controlar el istmo porque, además de las tierras fértiles y la abundancia de agua de los alrededores, se encuentra al pie de la enorme masa rocosa de Acrocorinto, perfecta para construir una fortaleza.

Cómo ver el Canal de Corinto en Grecia

Para explorar los diferentes atractivos de Corinto, lo mejor es, si se viene desde Atenas, empezar por el Canal.

Para ello hay que abandonar la autopista en la salida hacia Loutraki y seguir por la antigua carretera nacional en dirección a Corinto.

El lugar no tiene pérdida ya que pasaremos por el puente sobre el canal. Hay un aparcamiento justo después del puente.

Canal de Corinto en Peloponeso en Grecia

Curiosidades historia Canal de Corinto

El Canal de Corinto fue uno de esos viejos sueños de la Antigüedad que se hizo realidad muchos siglos después.

Aunque personajes como Julio César y Nerón intentaron excavar un canal que evitaría a los barcos tener que rodear todo el Peloponeso, pero la idea se abandonó por considerarla irrealizable.

En cambio sí se construyó una calzada, llamada diolkos, que permitía el tránsito de los barcos.

Estos eran descargados y colocados sobre una especie de plataforma con ruedas que era desplazada por la fuerza de esclavos o animales.

Su trazado era prácticamente paralelo al canal y todavía se conservan unos cortos tramos que se pueden ver cerca del puente.

Antigua Corinto en Peloponeso en Grecia

Hay un paso para peatones paralelo a la carretera para poder cruzarlo y detenerse a admirar esta obra de la ingeniería que sólo se hizo posible en el siglo XIX tras la invención de potentes explosivos.

El canal muestra sus paredes casi verticales, y al tener apenas 25 metros de anchura y sólo ocho de profundidad, sólo se puede utilizar por barcos pequeños.

Cómo visitar y qué ver en la antigua Corinto

En menos de 15 minutos se llega desde el canal al recinto de la antigua Corinto.

Su historia es realmente larga y se extiende desde la época arcaica hasta la bizantina, pasando por la griega clásica, la helenística y la romana.

Museo Arqueológico del antiguo Corinto en Peloponeso en Grecia

Lo más destacado empieza en el siglo VI a.C. por el control del desarrollo comercial. Esto mismo hizo que su importancia declinara en periodos de guerra y se afianzara en los de paz.

Junto al aparcamiento que se encuentra frente a la entrada se pueden ver los restos del teatro griego y del odeón romano.

Reserva ya tu hotel, cancelación gratis

De cara a tu viaje, reserva ya tu hotel en booking.com, web que te permite una posible cancelación gratis, así como el pago en el mismo hotel tras tu estancia.
Aquí puedes reservar tu hotel.

Museo Arqueológico de Corino

Tras la entrada al recinto lo mejor es dirigirse directamente al Museo Arqueológico, donde se muestran numerosas piezas encontradas en las excavaciones que se han llevado a cabo desde 1892 en este sitio y en los alrededores.

Allí encontramos mosaicos, cerámicas, y el conjunto de estatuas y placas que se encuentra en el patio es muy interesante.

Antigua Corinto en Peloponeso en Grecia

Kunos de Klenia en Corinto

Probablemente las piezas más atractivas del museo son los Kuros de Klenia.

Son dos estatuas de mármol del siglo VI a.C. que representan a dos hombres jóvenes.

Se encontraron en un cementerio, lo que es inusual, y de hecho en el museo se encuentran justo a un sepulcro.

Reserva ya tu coche de alquiler para tu viaje

De cara a tu viaje, reserva ya tu coche de alquiler, web que te ofrece el mejor precio garantizado y te permite una posible cancelación gratis en la mayoría de los casos.
Aquí puedes reservar tu coche.

Se exponen desde el año 2011 ya que fueron confiscados en 2010 a unos traficantes de objetos arqueológicos. Por alguna razón está prohibido fotografiarlos.

Todo el museo está repleto de pequeñas piezas y de abundante información que permite valorar plenamente la importancia de este lugar dentro de la historia del mundo griego.

Templo de Apolo en Corinto en Grecia

Templo de Apolo en Corinto

Dentro de un recorrido por la antigua Corinto, la estructura que más destaca es la del Templo de Apolo, que se encuentra en una de las zonas más elevadas del recinto.

De mediados del siglo VI a.C., es uno de los templos más antiguos de Grecia y aunque incompleto, se conserva mucho mejor que los edificios que rodean el ágora, que son más recientes.

Este templo respondía al modelo clásico que tenía un peristilo formado por 15 columnas en los lados largos y seis en los cortos.

El ágora de Corinto

Sobre un nivel inferior se extiende el ágora, el centro cívico, que sorprende por sus grandes dimensiones (unos 200 metros de largo por 100 de ancho), que son el reflejo de la riqueza de la ciudad sobre todo en la época romana.

Antigua Corinto en Peloponeso en Grecia

Sin embargo hace falta un verdadero ejercicio de imaginación para poder visualizar el aspecto que debía de tener en sus mejores tiempos, cuando estaba cubierta por un suelo de mármol y salpicada de numerosas estatuas, además de una fuente sagrada y un gran altar.

Grandes columnatas enfilarían por delante de las tiendas que congregarían a grandes multitudes.

En el lado oeste, del lado en que se encuentra el museo, había una serie de templos dedicados a diferentes dioses, como Neptuno, Apolo, Hércules, Hermes y Venus. Por detrás de ellos una fila de tiendas recordaba que el ágora era tanto un espacio religioso como social y comercial.

En el lado sur destaca la bema, una estructura elevada desde donde era fácil dirigirse a la multitud.

Antigua Corinto en Peloponeso en Grecia

Desde aquí hablarían los gobernadores y sería el lugar utilizado por San Pablo para dirigirse a los corintios. Hay numerosos restos de edificios de todo tipo, desde albergues y tabernas, al senado y una basílica.

En el lado oriental del ágora destacan los restos de la Basílica Juliana, que se utilizaba como tribunal.

El ágora se cierra por el lado norte con numerosas tiendas, la Fuente de Pirene, la principal de la ciudad.

A su lado los propileos dan paso a la calle Lechaion, el cardo máximo romano, que mantiene en buena medida su pavimento de mármol, la cual estaría bordeada de tiendas, letrinas, baños y un mercado.

Por esta calle se accede a la salida, que se hace por una puerta diferente a la de la entrada.

Fortaleza de Acrocorinto en Corinto en Grecia

Fortaleza de Acrocorinto en Corinto

Si se dispone de un coche es el momento de emprender la subida hacia la fortaleza de Acrocorinto, que corona la gran mole rocosa que domina todo el recinto de Corinto.

Este lugar estuvo ocupado desde el siglo VI a.C. hasta fecha tan reciente como el siglo XIX.

Desde estas alturas, en las que abunda el agua, se domina perfectamente toda la zona del istmo.

Esta fortaleza ha sido ocupada por todas las potencias que han dominado la zona. En la Edad Media fue la ciudadela más grande de toda Grecia.

Templo de Apolo en Corinto en Grecia

La fortaleza impresiona por sus grandes dimensiones y por las diferentes murallas, las cuales se adaptan perfectamente al abrupto relieve y pertenecen a distintas épocas.

Desde el aparcamiento delante de la entrada la visión resulta espectacular, y ya se empiezan a distinguir las tres líneas de muros que son atravesadas por tres puertas monumentales.

Cada una es de una época diferente: la primera fue construida por los otomanos, la segunda por los francos, y la tercera por los bizantinos.

Dentro de la gran extensión delimitada por las murallas se encuentran diseminadas las ruinas de diferentes edificios que, igualmente, describen la historia del lugar, desde un Templo de Afrodita, a una capilla y una mezquita.

Antigua Corinto en Peloponeso en Grecia

Horarios y precios entradas para visitar Corinto y Acrocorinto en Grecia

 El recinto arqueológico de Corinto y la fortaleza de Acrocorinto abren todos los días para la visita del público.

Los horarios de visita de la antigua Corinto van cambiando a lo largo del año, con apertura a las 8 de la mañana, y hora de cierre dependiendo de cuando anochece.

El precio de la entrada para visitar Corinto es 8 euros, con una tarifa reducida de 4 euros, y la Fortaleza de Acrocorinto se puede visitar gratis.

También te puede interesar: