Crónica de la visita para conocer lo mejor de Chicago en dos días

Publicado por el día 1 diciembre 2018
Escultura Cloud Gate en el parque del Milenio de Chicago

Escultura Cloud Gate en el parque del Milenio de Chicago

En nuestro road trip por Estados Unidos nos toca visitar Chicago.

A medida que nos vamos acercando a la ciudad, entramos en los enormes nudos de autopistas de muchos carriles por cada sentido de dirección hacia su imponente skyline.

Realmente impresiona. Chicago es conocida coloquialmente como Second City (La Segunda Ciudad) o Windy City (La Ciudad del Viento) y es la tercera ciudad con mayor número de población en Estados Unidos, detrás de Nueva York y Los Ángeles.

Navy Pier de Chicago en Illinois

Navy Pier de Chicago en Illinois

Con sus tres millones de habitantes en el área metropolitana, Chicago es el paraíso de los ciclistas. y ha sido reconocida a lo largo de los años como una ciudad pro-bicicleta, con más de 160 kilómetros de ciclovías.

En todos los autobuses está permitido trasladar bicicletas (en otras ciudades visitadas también hemos podido ver como los autobuses urbanos disponen de un artilugio en su parte delantera para colocar las bicicletas), así como en los trenes, y a cualquier hora.

En la actualidad, Chicago es una ciudad dinámica y culturalmente muy diversa, y es donde vivió el famoso mafioso Al Capone que gobernaba en el sector oriental de misma.

Qué ver y hacer en Chicago en dos días

Siguiendo las recomendaciones de las guías de viajes de Internet, nos dirigimos directamente al Navy Pier.

Navy Pier de Chicago en Illinois

Navy Pier de Chicago en Illinois

Se trata de la zona de la ciudad donde la población de Chicago y los turistas disfrutamos de la belleza y la emoción de un día en el Lago Michigan.

Ocio en Navy Pier

Desde un simple paseo por sus parques y jardines, a restaurantes y exposiciones, o ir de compras o  hacer un crucero turístico, Navy Pier tiene una gran oferta de ocio y es un lugar distinto a los demás.

Hay también un cine IMAX, el Museo de los Niños de Chicago, acróbatas chinos y lugares donde relajarse frente del lago, como Beer garden.

Navy Pier es algo parecido a un parque de atracciones situado en un gran muelle de Chicago, frente al lago, y es el primer de destino turístico y de ocio del medio oeste de Estados Unidos, pues atrae a más de 8,6 millones de visitantes al año.

Tras pasear durante un par de horas por Navy Pier, recuperamos el coche del aparcamiento y nos dirigimos al centro downtown de la ciudad.

Barcos en el Navy Pier de Chicago en Illinois

Barcos en el Navy Pier de Chicago en Illinois

Downtown de Chicago

Tras aparcar, nos dirigimos a una famosa tienda de fotografía que había localizado por Internet.

Queríamos que le echaran un vistazo a nuestra cámara de fotos porque estaba haciendo las fotografías un poco claras.

Allí nos atendieron amablemente, y tras una limpieza interior, algo mejoró la calidad de las fotos, pero no del todo, o sea que el problema con la cámara continúa…

Tanto el parking como la tienda de fotografía estaban en una avenida en la que el metro pasaba por encima de la calle, a unos siete metros de altura; luego nos enteramos de que todo el metro de Chicago es elevado.

Dimos un gran paseo por todo el downtown durante un par de horas.

Metro por el centro downtown de Chicago en Illinois

Metro por el centro downtown de Chicago en Illinois

NO TE OLVIDES DE TU SEGURO DE VIAJE

¿Estas organizando tu viaje a Estados Unidos? No te vayas sin contratar antes tu seguro de viaje, y aquí te explicamos por qué. Si lo contratas con nosotros, tienes un descuento del 5%.

Es increíble la vida que estas ciudades ofrecen, ya que dan la sensación de grandes moles de cemento, de cierta frialdad, y realmente son mucho más cálidas y acogedoras de lo que pueda parecer, son más humanas de lo que se puede transmitir.

Riverside de Chicago

Recorrer el Riverside, paseo alrededor del río Chicago que atraviesa por el centro la ciudad, es toda una experiencia.

El río transcurre entre los altísimos rascacielos, entre ellos los conocidos edificios con forma de mazorca de maíz, como abriéndose espacio en una selva.

El cauce es relativamente estrecho, angosto entre los edificios, estrecho y encajonado, pero permite rincones deliciosos donde pasear, tomar el sol o tomar algo en algunos de los bares y cafeterías.

El Riverside lo recorrimos varias veces durante los días que estuvimos en Chicago. En el centro de la ciudad hay escalinatas para bajar al paseo del río.

Riverside en el centro downtown de Chicago en Illinois

Riverside en el centro downtown de Chicago en Illinois

El río Chicago es en realidad un curso de agua de 251 kilómetros de largo, resultado de una obra de ingeniería civil realizada en el siglo XIX cuando por razones de higiene se alteró la dirección de sus aguas.

Su flujo natural se dirigió hacia la cuenca del río Mississippi, lejos del lago Míchigan, donde desembocaba anteriormente.

Paseo en bicicleta en Chicago

Como hacía un día soleado con calor, y al estar en una de las ciudades ciclistas por excelencia, al pasar por un puesto de alquiler de bicis alquilamos un par de bicis, eso sí, carísimas en comparación con las de Vancouver, 12 dólares contra 27 dólares cada una por dos horas.

Reserva hotel para tu viaje en Booking.com

Todavía hoy nos acordamos de las sensaciones del genial paseo en bicicleta por Chicago.

Recorrimos los parques y jardines del downtown; nos dirigimos hacia los paseos que bordean el lago Michigan, donde había mucha gente corriendo, jugando, paseando en bici o tomando el sol.

Riverside en el centro downtown de Chicago en Illinois

Riverside en el centro downtown de Chicago en Illinois

Estos lagos de agua dulce son realmente como mares, y tienen sus enormes playas, puertos deportivos, alquiler de canoas, barcos y casi transatlánticos que te transportan a diversos destinos en sus remotas orillas.

Fuimos hacia el Shedd Aquarium y el Adler Planetarium, desde donde la vista de la ciudad, su skyline es impresionante, y el soleado día lo hacia más destacable si cabe.

Recorrimos también el Lakeshore East Park.

De allí, ya de vuelta pasamos por el Parque Milenio, y a las dos horas más o menos justas devolvimos las bicis.

Avenida Michigan en Chicago

Tras tomarnos una reparadora cerveza, desde el Riverside subimos a la Avenida Michigan, algo así como la Quinta Avenida de Nueva York.

Rascacielos en Chicago

Rascacielos en Chicago

Allí comimos en un lugar moderno, el restaurante Watersweet, con pretensiones de querer ser clásico, una comida con platos bien preparados, más o menos originales y generosos en cantidad.

Finalmente, hacia las 17 horas recogimos el coche y, tras recorrer nuevas zonas de la ciudad en coche, cerca del hotel buscamos un súper y compramos la cena, para luego ya ir a descansar y a conectarnos con Internet.

Ha sido un día muy agradable y hemos quedado muy gratamente sorprendidos con Chicago, que nos ha parecido una hermosa y agradable ciudad, aunque nos tememos que en invierno debe hacer una rasca insoportable, según hemos leído.

Su apertura al mar, perdón al lago, le da unos atractivos de ciudad costera.

Parque Milenio en Chicago

En nuestro segundo día en Chicago nos dirigimos directamente al parque Milenio.

Rascacielos en Chicago

Rascacielos en Chicago

Este parque es un desarrollo urbano recreativo y artístico en la ciudad que ocupa diez hectáreas del centro de la ciudad, y que se abrió al público en 2004

El parque del Milenio ha ganado varios premios, y en él se reúnen varias obras de arte y arquitectura que individualmente han destacado en sus campos.

La obra más notoria es el Pabellón de Conciertos Jay Pritzker, diseñado por el arquitecto canadiense Frank Gehry, el cual puede albergar a siete mil personas, distribuidas entre las gradas y el césped frente al escenario.

Uno de los iconos del parque del Milenio de Chicago es la escultura Cloud Gate, de Anish Kapoor, que es realmente fantástica y muy original.

Es como una nube plateada que refleja a modo de espejo todo lo que ocurre a su alrededor, con las deformaciones provocadas por su forma.

Otra obra destacada del parque es la fuente Crown Fountain del español Jaume Plensa, que utiliza unos juegos de luces que reflejan figuras y fotos en sus piedras, como la de Barack Obama cuando nosotros estuvimos.

Escultura Cloud Gate en el parque del Milenio de Chicago

Escultura Cloud Gate en el parque del Milenio de Chicago

Este parque es formidable, con obras de arte realmente especiales.

Durante nuestra visita, en el resto del parque, en una gran explanada verde con gran cantidad de árboles, había una feria popular de arte con multitud de puestos y estilos, y todo a precios razonables.

Dónde se inicia la Ruta 66 en Chicago

Allí cerca buscamos (y finalmente encontramos…) el inicio de la historica Ruta 66, la cual finaliza en el muelle de Santa Mónicadonde hace unas semanas habíamos estado.

Este inicio lo encuentras en la avenida Jackson Avenue, casi esquina con la avenida Michigan.

Realmente no emocionó haber estado tanto en el origen, como en el final, y haber recorrido una parte importante de su trayecto por Texas, Nuevo Mexico, Arizona y California.

Universidad de Chicago

Universidad de Chicago

Universidad de Chicago

Hacia el mediodía, ya con hambre en nuestros estómagos, nos fuimos a visitar la Universidad de Chicago.

Se trata de una de las universidades de investigación más reconocidas y prestigiosas del mundo.

Ha tenido un total de 85 premios Nobel y es más específicamente conocida por sus ya nueve Premios Nobel en Economía.

En esta universidad, el presidente Barack Obama fue un reconocido catedrático especializado en Derecho Constitucional.

La Universidad de Chicago se ubica en la zona de Hyde Park, en el lado sur de Chicago, a unos 15 minutos del centro de la ciudad.

Universidad de Chicago

Universidad de Chicago

Durante nuestra visita comprobamos que el campus universitario es enorme, muy anglosajón, lleno de parques verdes, mucho césped, hiedras en los muros,  jardines, muchos edificios y colleges.

En suma, rincones acogedores, con edificios realmente bonitos y atractivos.

Los parajes son realmente una llamada a estudiar, y nos entraron muchas ganas de apuntarnos a algún curso.

En nuestro paseo lo primero que hicimos fue buscar un restaurante, y finalmente comimos en uno griego, de cocina mediterránea, familiar, con toques americanos.

Tras comer, seguimos paseando recorriendo aquellas calles, encontrando edificios de bibliotecas y museos, algunos de los cuales destacaban por las hiedras que prácticamente tapaban sus fachadas.

También tuvimos tiempo para descansar en un banco junto a un pequeño estanque con nenúfares.

Universidad de Chicago

Universidad de Chicago

Nos llamó la atención que en numerosos cruces de calles había unos postes clavados en el suelo, parecidos a los utilizados para pagar la zona azul, que realmente eran un sistema de alarmas donde pulsando un botón se avisaba a la policía.

Según se indicaba, tenía como objetivo evitar asaltos a los transeúntes y estudiantes.

Otro lugar a destacar era la Universidad Loyola de Chicago, una escuela católica privada perteneciente a la Compañía de Jesús.

Fundada en 1870 en la zona oeste de Chicago, dispone de varios campus, con múltiples edificios, bibliotecas y campos de deporte, y acoge alrededor de 15,000 alumnos.

Finalmente regresamos al centro de Chicago, donde vimos por última vez alguno de los llamativos rascacielos del Riverside, y de este modo nos despedimos de esta metrópoli que nos ha cautivado mucho más de lo esperado.

¡¡¡Nice city!!!

Categorías: Viaje de Costa a Costa | Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *