Así es la Ruta de las Atalayas en Soria, entre fortalezas y arquitectura rural

Publicado por el día 7 febrero 2024
Rello en la provincia de Soria

Rello en la provincia de Soria

Medinaceli y Berlanga de Duero son dos de las poblaciones más atractivas y con más patrimonio artístico e histórico de toda la provincia de Soria.

Es por tanto una buena idea organizar una escapada por esta provincia con el deseo de visitar ambos lugares.

A la hora de planificar tu viaje, te aconsejamos que lleves un seguro de viajes adecuado que te pueda evitar complicaciones en caso de una incidencia, y reserves con antelación el alojamiento según tus preferencias, así como el coche de alquiler y también las excursiones y actividades que te van apetecer hacer

Si buscamos el camino más rápido en nuestro navegador nos recomendará un itinerario que pasa por Almazán.

Pero nosotros vamos a proponer un itinerario alternativo por carreteras secundarias que nos permitirá descubrir pequeños pueblos llenos de interés, con atalayas musulmanas y algunas joyas del románico rural, mientras recorremos el solitario paisaje soriano.

Y, además, conoceremos Rello, un pueblo completamente amurallado que domina los alrededores asomado a los farallones tallados por el río Escalote, y que por sí solo merece el viaje.

Los valles del Escalote y del Bordecorex fueron hace muchos siglos el camino más directo entre las cuencas del Ebro y del Duero.

Qué ver en la Ruta de las Atalayas por la provincia de Soria

Esta ruta está salpicada de fortalezas y atalayas por su valor estratégico, y seguirla es un viaje que une el atractivo paisajístico con la aventura de la historia y el descubrimiento de pequeños y grandes tesoros artísticos.

Medinaceli domina perfectamente un extremo de este recorrido.

Rello en la provincia de Soria

Rello en la provincia de Soria

No hay que olvidar que en el siglo X, Almanzor convirtió esta población en una de las más importantes de todo el califato.

El otro extremo de esta ruta está claramente definido por la fortaleza califal de Gormaz, a orillas del Duero, y que en esa época era la construcción militar más grande de toda Europa.

Era la avanzadilla del poder musulmán en la Península, y se levantó a la vez que el conde castellano Fernán González fundó Sepúlveda, en la provincia de Segovia.

Nuestra ruta empieza en Medinaceli, y nada más iniciarla entramos en un mundo solitario, y sorprende pensar que hace pocos minutos podíamos estar circulando por la autovía A-II.

A partir de aquí podemos ir deteniéndonos en diferentes pueblos, todos con muy pocos habitantes pero con importantes monumentos. 

Valle del Escalote en Soria

Valle del Escalote en Soria

El paisaje alterna los campos de cultivo de secano con extensos encinares y anchas lomas peladas.

Antes de iniciar el viaje, hay que saber que, fuera de Berlanga de Duero, hay pocas posibilidades de encontrar algún lugar para comer en todo el recorrido salvo en verano.

Conviene ir provisto de algunos víveres para pasar unas horas de viaje sin necesidad de acelerar el paso para encontrar un restaurante.

Yelo, el caserío de los palomares

Nuestra primera parada puede ser Yelo.

Lo que veremos al llegar, antes incluso que el caserío, son cinco extraños palomares que se levantan sobre un farallón sobre el río Bordecorex.

Yelo en la provincia de Soria

Yelo en la provincia de Soria

Probablemente tengamos la imagen de palomares de planta circular, pero en este caso son de planta cuadrada.

En tiempos debieron de estar muy decorados, con las paredes esgrafiadas, ya que todavía se observan restos.

En uno de ellos aparece escrita la frase “Viva Jesús. Viva María Santísima”, que nos dice que estos palomares eran propiedad de la Iglesia.

Estos palomares son uno de los ejemplos más significativos de la arquitectura popular de esta comarca.

Iglesia de Mezquetillas en Soria

Iglesia de Mezquetillas en Soria

Mezquetillas, de fortaleza musulmana a iglesia cristiana del siglo XII

Si los palomares de Yelo son singulares, la iglesia de Mezquetillas no lo es menos.

El nombre del pueblo ya nos habla de un origen musulmán, probablemente un punto fortificado en una zona que era importante tener bien controlada.

En esta construcción se fusionan características constructivas musulmanas y cristianas, y todo parece indicar que se trata de una fortaleza califal que fue reutilizada para levantar la iglesia a finales del siglo XII.

Tres de los muros, que tienen unos dos metros de grosor, son de época musulmana y están levantados con sillares colocados a tizón, es decir, que desde el exterior parece que los bloques están colocados verticalmente. 

Muralla de Rello en Soria

Muralla de Rello en Soria

Iglesia barroca de Baraona

Aquí el edificio dominante es la gran iglesia, que es de estilo barroco, a diferencia de lo habitual en muchos otros pueblos de la zona, que conservan los templos románicos.

Una tradición habla de la presencia de brujas en Baraona.

Hay que señalar que el nombre del pueblo aparece en muchos lugares como Barahona.

Rello, pueblo con castillo y muralla

Rello es el pueblo más destacado de este recorrido.

Su peculiaridad se basa en su emplazamiento, asomado a un cortado tallado por el río Escalote, que corre a sus pies y, sobre todo, porque es el único pueblo de Soria que conserva íntegramente su cinturón de murallas.

Rello en Soria

Rello en Soria

Como muchos otros pueblos de la zona, algunas casas de Rello están abandonadas y hundidas, pero parece que hay un cierto proceso de rehabilitación de edificios, ya sea para segundas viviendas o para montar negocios de turismo rural.

NO TE OLVIDES DE TU SEGURO DE VIAJES

¿Estas organizando tu viaje o escapada? No te vayas sin contratar antes tu seguro de viajes, y aquí te explicamos por qué. Si lo contratas con nosotros, tienes un descuento del 5%

La verdad es que Rello es una maravilla que bien merece ser conocida.

Si entramos en coche por la entrada principal, pronto tendremos que aparcar para poder descubrir sus rincones a pie.

Lo primero que veremos, tras pasar por el arco de entrada es el castillo, que sólo conserva los muros exteriores. Y luego una plazoleta donde se encuentra el rollo de hierro, y el bar del pueblo.

Hay que caminar tranquilamente por sus calles, buscar la otra puerta de la muralla y la iglesia.

La Riba de Escalote en Soria

La Riba de Escalote en Soria

Desde distintas partes se observa el solitario paisaje de los alrededores.

La Riba de Escalote, iglesia románica

La Riba de Escalote es un pequeño pueblo donde podemos detenernos para visitar la iglesia de San Miguel.

Conserva pocas trazas románicas, sólo la portada y la mitad inferior del ábside,

Caltojar, iglesia románica y arte urbano

Muy diferente es la iglesia de Caltojar, la más grande de todo el recorrido. Se dice que sus dimensiones son más propias del románico urbano que del rural.

De hecho, en su interior sorprende ver que tiene tres naves deparadas por pilares. Pero el conjunto ha sido modificado a lo largo de los siglos.

Del exterior, lo más interesante es el ábside central y la portada meridional. La puerta septentrional está cegada.

Iglesia románica en Caltojar en Soria

Iglesia románica en Caltojar en Soria

Al recorrer las calles de Caltojar sorprende encontrar numerosas muestras de arte urbano con fachadas pintadas con reproducciones de cuadros de Picasso.

La historia se remonta a 1981, cuando el pueblo hizo este peculiar homenaje al pintor malagueño. A partir de 2014 las pinturas se están restaurando o pintando de nuevo.

En los alrededores hay tres atalayas musulmanas.

Reserva tu hotel, descuento 15%, cancelación gratis

De cara a tu viaje, reserva ya tu hotel en booking.com con descuentos desde el 15% y posible cancelación gratis.
Aquí puedes reservar tu hotel.

Atalaya de Bordecorex

Un desvío nos lleva a Bordecorex.

En el camino pasamos junto a una atalaya, tal vez la de más fácil acceso de todo el camino; está restaurada y se puede subir hasta la parte superior.

Atalaya de Bordecorex en Soria

Atalaya de Bordecorex en Soria

De Bordecorex se dice que aquí fue donde murió Almanzor, por las heridas producidas en la mítica Batalla de Calatañazor.

Luego, sigue la tradición, fue enterrado cerca de Medinaceli.

De la iglesia de San Martín destaca el ábside, un precioso ejemplo de arte modesto pero encantador por sus formas y proporciones.

Desde Bordecorex hay que volver hasta Caltojar y ya sólo quedan unos pocos kilómetros hasta Berlanga de Duero.

En el camino, poco antes de llegar, veremos el desvío hacia la izquierda que conduce hasta la fabulosa ermita de San Baudelio de Berlanga.

   

También te puede interesar:

Categorías: España, Castilla y León |

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *