10 imprescindibles: qué ver y hacer en Guadalajara en 1 día

Publicado por el día 11 agosto 2023
Palacio del Infantado en Guadalajara

Palacio del Infantado en Guadalajara

Es posible que, desde un punto de vista turístico, Guadalajara sea una de las capitales de provincia más infravaloradas de toda España.

Y la única razón que podemos encontrar para ello es el desconocimiento general que existe sobre su rico patrimonio.

A la hora de planificar tu viaje, te aconsejamos que lleves un seguro de viajes adecuado que te pueda evitar complicaciones en caso de una incidencia, y reserves con antelación el alojamiento según tus preferencias, así como el coche de alquiler y también las excursiones y actividades que te van apetecer hacer

Aparte de su riqueza monumental que bien merece ser conocida, Guadalajara es una ciudad de relativamente pequeña de Castilla-La Mancha y en la que los lugares a visitar se encuentran, salvo unos pocos, muy cerca unos de otros.

Además tiene bastantes parques y no faltarán buenos sitios donde comer durante nuestra estancia.

En cualquier caso, sólo por conocer el Palacio del Infantado, su principal monumento histórico y artístico, ya valdría la pena hacer un viaje desde lugares cercanos como Madrid o incluirla en una ruta de varios días por la provincia de Guadalajara.

Curiosidades de la historia de Guadalajara

El lugar, a orillas del río Henares, ha estado habitado desde hace milenios, pero Guadalajara entra en la historia como una plaza fuerte en la época musulmana, cuando es conocida como Wad al-Hayara.

En el año 1085, Alfonso VI la incorpora a la Corona de Castilla, convirtiéndose en un próspero centro donde conviven cristianos, judíos y musulmanes.

Por ello se conservan monumentos con influencia mudéjar.

Antigua Parroquia de San Gil en Guadalajara

Antigua Parroquia de San Gil en Guadalajara

A partir de 1475, cuando Diego Hurtado de Mendoza recibe el título de Duque del Infantado, Guadalajara se convierte en una especie de corte señorial renacentista a la sombra de la Casa del Infantado y otros linajes mendocinos.

Al poderío económico y político de esta familia se deben algunos de los monumentos que podemos visitar en una visita.

Mejores sitios que ver en Guadalajara ciudad en un día

El lugar para empezar el recorrido por los lugares monumentales de Guadalajara puede ser la Plaza del Concejo.

Aquí estamos muy cerca de la mayoría de los lugares interesantes y además, podemos acceder a la Oficina de Turismo local, donde proporcionan toda la información necesaria para la visita.

Ya que estamos allí, no debemos perdernos el ábside de la parroquia medieval de San Gil, un bello ejemplo de arquitectura mudéjar.

Palacio del Infantado en Guadalajara

Palacio del Infantado en Guadalajara

Pegado al ábside, un muro reproduce las yeserías de la Capilla de los Orozco.

Esta plaza se encuentra a pocos metros de la Plaza Mayor y la calle Mayor, el eje de la ciudad desde la Edad Media, y por donde habrá que pasear para observar el ambiente local.

Palacio del Infantado, principal monumento de Guadalajara

Con toda seguridad nuestros pasos nos conducirán enseguida hacia el Palacio del Infantado, ya que es desde luego el principal monumento de Guadalajara.

Este palacio es un edificio único, la obra de madurez de Juan Guas, que fue arquitecto de los Reyes Católicos y ya había participado en obras tan importantes como la Catedral de Segovia, la Lonja de la Seda en Valencia o los castillos de Belmonte y Manzanares el Real.

Palacio del Infantado en Guadalajara

Palacio del Infantado en Guadalajara

Originario de Bretaña, conocía los trabajos de cantería gótica del norte de Europa, pero también se aprovechó de las soluciones aportadas por los alarifes de Al Ándalus y los planteamientos clasicistas italianos.

Antes de recorrer el interior, podemos observar el conjunto desde fuera.

Así podremos apreciar la fachada principal que se inspira en el canon italiano, pero con modificaciones estéticas de origen andalusí y otras propias de los palacios mudéjares.

En uno de los costados veremos que el palacio incorpora un extenso jardín, algo propio de los palacios andalusíes o de los monasterios.

Frente al palacio veremos una escultura dedicada al cardenal Pedro González de Mendoza.

Palacio del Infantado en Guadalajara

Palacio del Infantado en Guadalajara

Museo de Guadalajara en Palacio del Infantado

El palacio ahora es la sede del Museo de Guadalajara, que se compone de dos exposiciones permanentes a las que se añaden las temporales.

La primera exposición permanente recibe el nombre de Tránsitos, y muestra a través de pinturas, esculturas y objetos de origen arqueológico y etnográfico, la vida en la provincia de Guadalajara.

Aquí encontramos desde estatuas romanas a máscaras de botargas, y desde un cuadro de Alonso Cano a cerámica de hace 4.000 años.

La segunda exposición permanente habla del propio palacio, los Mendoza y el poder de Castilla.

Salas de los Frescos, pinturas murales en Palacio del Infantado

Lo más impresionantes son los propios espacios donde se desarrolla, que a su vez son una de las grandes sorpresas de la visita.

Museo de Guadalajara en Palacio del Infantado

Museo de Guadalajara en Palacio del Infantado

Se trata de las Salas de los Frescos, salas de honor decoradas fastuosamente en el siglo XVI por el pintor italiano Rómulo Cincinato y que cubren paredes y techos.

Patio de los Leones en Palacio del Infantado

Uno de los lugares más espectaculares del palacio es, sin duda, el impresionante Patio de los Leones.

Todo el patio está decorado con figuras de leones y grifos, elementos propios de la tradición islámica, pero tratados según los esquemas decorativos y valores arquitectónicos góticos.

Todo ello hace que el Palacio del Infantado sea un ejemplo único en la arquitectura española del siglo XV.

Lamentablemente el palacio fue bombardeado durante la Guerra Civil y varios elementos no han podido ser reconstruidos.

Palacio del Infantado en Guadalajara

Palacio del Infantado en Guadalajara

NO TE OLVIDES DE TU SEGURO DE VIAJES

¿Estas organizando tu viaje o escapada? No te vayas sin contratar antes tu seguro de viajes, y aquí te explicamos por qué. Si lo contratas con nosotros, tienes un descuento del 5%

Aquí tienes información útil para tu visita, con horarios y precios de entradas del Palacio del Infantado.

Otros sitios que ver en Guadalajara ciudad

Más allá del palacio, se puede establecer una ruta por diferentes lugares interesantes.

Ya que estamos en esta parte podemos acercarnos al Parque de la Huerta de San Antonio, contiguo a los jardines del palacio.

Torreón de Alvar Fáñez en Guadalajara

Aquí destaca el Torreón de Alvar Fáñez, del siglo XIV y que formaría parte de la muralla medieval.

De vuelta hacia el centro empezaremos a encontrar varias muestras de la riqueza patrimonial de Guadalajara.

Torreon de Alvar Fañez en Guadalajara

Torreon de Alvar Fañez en Guadalajara

La primera parada es la Iglesia de Santiago, nada más entrar en la calle Teniente Figueroa.

El exterior sobrio contrasta con un amplio interior en el que sorprende la bóveda y unos imponentes arcos apuntados góticos.

Aquí te puedes apuntar al Tour de los fantasmas de Guadalajara de dos horas de duración, y aquí tienes diversas excursiones y actividades en la provincia de Guadalajara

Palacio de Antonio de Mendoza, edificio renacentista en Guadalajara

Justo enfrente encontramos la entrada al Convento de la Piedad y el Palacio de Antonio de Mendoza.

Lo más interesante es este último, pero al ser la sede de un instituto de enseñanza secundaria, sólo se puede visitar en fin de semana.

Vale la pena ir en sábado o domingo a Guadalajara para poder verlo, sobre todo el patio ya que es uno de los mejores ejemplos del primer renacimiento en la península Ibérica.

Palacio de Antonio de Mendoza en Guadalajara

Palacio de Antonio de Mendoza en Guadalajara

Ya encontramos aquí ese equilibrio de las formas y volúmenes tan característico de este estilo. La escalera que sube al piso superior y el gran escudo de Carlos V son muy interesantes.

Se construyó pocos años después que el Palacio del Infantado, y es curioso comprobar cómo habían cambiado los referentes arquitectónicos y se habían olvidado las referencias góticas y mudéjares para construir en el más puro estilo renacentista.

Reserva tu hotel, descuento 15%, cancelación gratis

De cara a tu viaje, reserva ya tu hotel en booking.com con descuentos desde el 15% y posible cancelación gratis.
Aquí puedes reservar tu hotel.

Palacio de la Cotilla y su Salón Chino

Otra de las grandes sorpresas de una visita a Guadalajara la vamos a tener a poca distancia, en el Palacio de la Cotilla, una noble casona del siglo XVI.

Allí, en el piso superior, encontramos el Salón Chino, un recuerdo de la moda oriental que imperaba en la decoración en Europa a finales del siglo XIX.

Palacio de la Cotilla en Guadalajara

Palacio de la Cotilla en Guadalajara

Las paredes del salón están completamente cubiertas con una decoración mural en papel de arroz en las que se representan diferentes escenas de ambiente chino.

El conjunto está perfectamente conservado, y el hecho de que apenas se han conservado ejemplos semejantes, le otorga un valor excepcional.

A pocos metros de distancia vamos a encontrarnos con varios edificios monumentales.

El primero es el Convento de San José, de aspecto muy sobrio en el exterior, pero con un cierto esplendor barroco de puertas adentro.

Capilla de Luis Lucena

Más curioso e interesante es la Capilla Funeraria de Nuestra Señora de los Ángeles, que normalmente es conocida como la Capilla de Luis de Lucena, que estaba adosada a una iglesia ya desaparecida.

Concatedral de Santa Maria en Guadalajara

Concatedral de Santa Maria en Guadalajara

Lucena fue el humanista al servicio del Vaticano que proyectó el edificio.

El exterior de la capilla tiene algo de fortaleza y es que los contrafuertes quieren recordar las Torres de la Sabiduría que flanqueaban el Templo de Salomón en Jerusalén.

En el interior destacan las pinturas al fresco.

Concatedral de Santa María

Si bajamos por la calle, nos damos de frente con la Concatedral de Santa María.

No responde a la imagen que solemos asociar a una catedral y su aspecto actual se debe a las numerosas reformas y ampliaciones que ha tenido con el paso del tiempo.

Concatedral de Santa Maria en Guadalajara

Concatedral de Santa Maria en Guadalajara

Reserva ya tu coche de alquiler para tu viaje

De cara a tu viaje, reserva ya tu coche de alquiler, web que te ofrece el mejor precio garantizado y te permite una posible cancelación gratis en la mayoría de los casos.
Aquí puedes reservar tu coche.

En su origen fue una iglesia mudéjar, pero ahora muestra elementos renacentistas y barrocos.

De todas maneras el conjunto es muy armónico, y su detalle más característico son los arcos de herradura de sus puertas.

Torreón del Alamín

Si callejeamos un poco por la parte trasera de la concatedral, llegaremos enseguida al Torreón del Alamín, el cual controlaba el vado sobre el arroyo que pasa a sus pies.

A lo largo de este arroyo se ha creado el parque fluvial Barranco del Alamín.

Seguimos hacia una zona en la que hay varios parques, pero antes pasaremos junto a la Puerta de Bejanque, otro resto de las murallas del siglo XIV que protegían la ciudad.

Torreón del Alamín en Guadalajara

Torreón del Alamín en Guadalajara

Al otro lado de la Plaza de Bejanque vemos una estructura de aspecto poco habitual sobre la que se distingue la silueta de un antiguo monasterio coronando una pequeña loma.

Panteón del Infantado en iglesia del monasterio de San Francisco

Se trata de la iglesia del antiguo monasterio de San Francisco, otra de las maravillas de la arquitectura gótica del reinado de los Reyes Católicos, construida por Juan Guas.

Bajo la capilla mayor se encuentra el Panteón del Infantado, algo posterior, que pretende imitar el Panteón Real del monasterio de El Escorial.

Panteón de la Condesa de la Vega del Pozo

El último punto de nuestro recorrido por el poco conocido patrimonio histórico de Guadalajara es el Panteón de la Condesa de la Vega del Pozo.

Panteón de la Condesa de la Vega del Pozo en Guadalajara

Panteón de la Condesa de la Vega del Pozo en Guadalajara

Se encuentra aislado y así se ve de lejos.

Para muchos es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura española de finales del siglo XIX, y su interior está profusamente decorado con mármoles y mosaicos.

Parques de Adoratrices y San Roque

Hay que aprovechar que hemos llegado hasta esta parte de la ciudad para disfrutar de los parques de Adoratrices y San Roque  que vemos junto al panteón. E

ste último es muy sombreado y hay varias terrazas donde descansar y tomar un refrigerio.           

   

También te puede interesar:

Categorías: España, Castilla La Mancha |

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *