Monasterio románico de Vilabertrán, pequeña joya a descubrir en Costa Brava

Publicado por el día 19 junio 2017
Claustro del monasterio de Vilabertrán en provincia de Girona

Claustro del monasterio de Vilabertrán en provincia de Girona

En los más recientes viajes a Cataluña nunca ha faltado la ocasión de visitar algún monasterio.

Tal es el caso, a modo de ejemplo, del monasterio de San Pere de Roda en el Alto Ampurdán de Girona, o monasterios de la Ruta del Cister como el de Poblet o el Santes Creus, ambos en Tarragona.

Esta costumbre no se ha roto en mi más reciente viaje a las comarcas de la Garrotxa y el Alto Ampurdán.

Iglesia del monasterio de Vilabertrán en provincia de Girona

Iglesia del monasterio de Vilabertrán en provincia de Girona

Lo cierto es que antes del mismo no tenía conocimiento de la existencia del monasterio de Vilabertrán, del que tras la visita te diré que hay dos características que realmente me han llamado la atención.

Historia monasterio Vilabertrán

En primer lugar, que se trata de un monasterio que en su tiempo fue regentado por canónigos, y no del habitual monasterio de monjes, por lo cual también es conocido como la Canónica.

Los canónigos son unos clérigos que vivían en comunidad siguiendo la regla de San Agustín.

Así sucedió hacia el año 1060 cuando en esta pequeña aldea el presbítero que cuidaba su pequeña iglesia promovió que en la misma se congregaran unos cuantos clérigos para vivir en comunidad.

Claustro del monasterio de Vilabertrán en provincia de Girona

Claustro del monasterio de Vilabertrán en provincia de Girona

Consagrado este monasterio en el año 1100, a finales del siglo XIII el edificio fue fortificado y tuvo su mayor auge a finales del siglo XIV.

Tras la Desamortización de 1835, del conjunto monástico de Vilabertrán ya solo quedó operativa su iglesia cumpliendo la función de parroquia, y tras la Guerra Civil pasó a albergar un cuartel militar.

En la actualidad es un edificio regentado por el Departamento de Cultura de la Generalitat de Cataluña, el cual todavía sigue en proceso de restauración.

Qué ver en monasterio Vilabertrán

La otra característica que seguro también te llamará la atención es el especial encanto que rezuma este monasterio, motivo que claramente justifica una escapada para visitarlo.

Cruz de plata dorada en la iglesia del monasterio de Vilabertrán

Cruz de plata dorada en la iglesia del monasterio de Vilabertrán

Frente a otros monasterios de mayores dimensiones, en el de Vilabertrán destaca la gran sobriedad y uniformidad del estilo románico catalán de su arquitectura.

De entrada, su iglesia, por donde empezarás la visita, es un gran ejemplo de austeridad arquitectónica.

De planta basilical con, tres naves y bóveda de cañón en la central, en el transepto se abren tres ábsides semicirculares con la máxima sobriedad.

En la fachada norte se sitúa la conocida como Capilla de los Rocaberti, construida en el siglo XIV ya con estilo gótico.

Reserva hotel para tu viaje en Booking.com

Ahí en un recinto de cristal se muestra la pieza artística más destacada del monasterio, una cruz de plata dorada del siglo XIV, de transición del románico al gótico, y que tenía la función de ser un relicario.

Torre de la iglesia del monasterio de Vilabertrán

Torre de la iglesia del monasterio de Vilabertrán

Realmente sorprende que haya sido conservada a pesar de las muchas vicisitudes vividas a lo largo de la historia del mismo.

Del edificio de la iglesia se eleva una única torre de estilo lombardo catalán, con tres pisos y planta cuadrada, la cual se levantó en el siglo XII.

Junto a la iglesia se ubica el claustro del monasterio de Vilabertrán, con forma trapezoidal.

Frente a otros claustros que puedes ver en algunos monasterios, este tiene unas dimensiones más recogidas, pero mantiene la total uniformidad de su estilo románico, con una ornamentación muy simple en sus capiteles.

Antiguos dormitorios del monasterio de Vilabertrán

Antiguos dormitorios del monasterio de Vilabertrán

En Vilabertrán no esperes encontrarte con tramos de claustro de otros estilos arquitectónicos.

Al contrario, su gran sobriedad y recogimiento te hará fácil sentir el ambiente que se vivía en los siglos XI y XII, cuando el monasterio se construyó.

A lo largo del claustro podrás recorrer la habituales estancias, como la antigua sacristía o la sala capitular, ambas con bóveda de cañón.

O también en una segunda planta la estancia que fuera utilizada como dormitorio de los canónigos, en este caso con un techo de madera de estilo gotico.

El refectorio, por su parte, muestra una bóveda apuntada.

Claustro del monasterio de Vilabertrán en provincia de Girona

Claustro del monasterio de Vilabertrán en provincia de Girona

Contiguo al claustro se abre un gran patio que en realidad se formó cuando en el conjunto monástico se construyeron las fortificaciones.

De esta forma se integraron al mismo el edificio del palacio abacial, del siglo XV, así como otro edificio que se piensa fue utilizado como hospital de peregrinos.

Esta zona del patio fortificado no está abierto a las visitas pues se encuentra en un paulatino proceso de restauración.

En suma, el monasterio de Vilabertrán es una pequeña joya que vale la pena descubrir durante un viaje por la Costa Brava y el interior de la provincia de Girona.

Patio del palacio abacial del monasterio de Vilabertrán

Patio del palacio abacial del monasterio de Vilabertrán

Horarios monasterio Vilabertrán

Los horarios de visita del monasterio de Vilabertrán son, en la temporada veraniega, de julio a agosto, de martes a domingo de 10 a 13, 30 horas y de 15 a 18,30 horas.

El resto del año, de jueves a sábado, de 10 a 13,30 horas y de 15 a 17,30 horas; y los domingos y festivos, de 10 a 15 horas.

El precio de la entrada es 2,50 euros.

Cómo llegar al monasterio Vilabertrán

El monasterio de Vilabertrán lo encuentras en la provincia de Girona, al norte de Figueras, cerca de localidades como Perelada y Castelló de Ampurias, en la Costa Brava.

Categorías: Cataluña, España | Etiquetas: , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *