Castillo y Parador de Cardona, un lugar de historia y leyenda

Publicado por el día 22 octubre 2018
Castillo de Cardona en la provincia de Barcelona

Castillo de Cardona en la provincia de Barcelona

Cuando nos planteamos un viaje para descubrir paisajes y lugares del interior de la provincia de Barcelona, en Cataluña, la verdad es que ya solo la imagen del Castillo de Cardona era suficiente atractivo para hacerlo.

Su emplazamiento en lo alto de una colina junto al pueblo de Cardona, en la comarca de Osona, y su gran fortificación, hace comprensible que se trate de un castillo que a lo largo de la historia ha sido inexpugnable.

Pero sobre todo el Castillo de Cardona, por su ubicación histórica en territorio de fronteras que no llegaron a ser ocupadas por los musulmanes, ha sido un destacado lugar vinculado a la historia de Cataluña.

Castillo de Cardona en la provincia de Barcelona

Castillo de Cardona en la provincia de Barcelona

Ahora bien, has de saber que en realidad la historia de Cardona y de su castillo viene marcada por la gran montaña de sal de la que eran propietarios los señores de Cardona, que ahora se ha convertido en una destacada atracción turística en la zona.

Por esa razón los Duques de Cardona llegaron a ser conocidos como Los Señores de la Montaña de Sal.

Historia Castillo de Cardona

La historia del Castillo de Cardona parte de una torre de defensa del siglo IX, de la cual aún puedes ver en su base piedras de esa época, si bien su estructura actual es de tiempo posterior.

Entre los siglos XIII y XIV en esa ubicación se añadió un palacio de uso militar, del cual ahora puedes ver el Patio Ducal por el cual se accede tanto al edificio del parador nacional como al de la iglesia Colegiata de San Vicente.

Patio Ducal en el castillo de Cardona en la provincia de Barcelona

Patio Ducal en el castillo de Cardona en la provincia de Barcelona

Las murallas por entonces tenían entre 4 y 5 metros de altura.

Durante el siglo XV los Duques de Cardona tenían una posición muy importante en la Corona de Aragón, y de hecho llegaron a ser conocidos como Los Reyes sin corona.

Precisamente un momento clave en la historia del Castillo de Cardona fue cuando sufrió el gran asedio del ejército del rey Borbón Felipe V en la Guerra de Sucesión Española contra los que defendían el reinado de los Austrias.

Dicho asedio se prolongó durante 35 días, y finalmente el castillo resistió

Si bien la Guerra de Sucesión finalizó el 11 de septiembre de 1711, no fue hasta 1714 cuando lo resistentes de Cardona decidieron capitular para finalmente abandonar el castillo.

Dada su especial ubicación, el Castillo de Cardona pasó a ser ocupado por el ejército y sus instalaciones, antes usadas como residencia palaciega, pasaron a ser utilizadas como cuartel hasta 1903.

Este uso militar también afectó a la iglesia tras la expulsión de los canónigos en 1794.

Durante los siglos XVII y XVIII fue refortificado de forma que su estructura de castillo medieval se transformó en una fortificación moderna, con la actual imagen de una gran robustez y de fortificación inexpugnable.

En 1931 la Generalitat de Cataluña se hizo cargo de la iglesia, y tiempo después, ya en 1969 se decidió utilizar el recinto del palacio militar para instalar el actual parador nacional, el cual fue inaugurado en 1975.

Cómo visitar el Castillo de Cardona

En la actualidad, cuando viajes a Cardona, la mejor forma de conocer el castillo es, por un lado, apuntarte a una de las visitas guiadas que se llevan a cabo en el mismo.

Y por otro, si te alojas en el parador nacional Duques de Cardona podrás también sentir su historia, por ejemplo, en su salón comedor, antiguo receptorio de la colegiata.

Iglesia colegiata de San Vicente en castillo de Cardona en Barcelona

Iglesia colegiata de San Vicente en castillo de Cardona en Barcelona

Nuestro consejo es que antes de la visita, tal como hicimos nosotros, busques lugares para ver panorámicas del castillo.

Un buena forma es subir en el coche a la zona alta del pueblo de Cardona donde hay algún mirador desde donde constatar la majestuosidad de la fortificación y su espectacular emplazamiento.

Ya para visitarlo, una vez has dejado el coche en el aparcamiento, cuando accedes al recinto del castillo estarás en el Patio Ducal, donde se encuentran la entrada al parador nacional y la oficina de turismo donde se contratan las visitas.

Podrás pasear por el recinto amurallado, pasando por la zona del antiguo claustro.

También subirás a la Torre de la Minyona, lugar original de la torre defensiva del siglo IX y, lo más importante, accederás a la iglesia de la Colegiata de San Vicente.

Iglesia colegiata de San Vicente en castillo de Cardona en Barcelona

Iglesia colegiata de San Vicente en castillo de Cardona en Barcelona

Reserva hotel para tu viaje en Booking.com

Iglesia románica del castillo de Cardona

Se trata de un sorprendente y enorme edificio de estilo románico lombardo del año 1019 cuyo interior en cierto modo te puede recordar a la Seu Vella de Lleida.

Ya en el pórtico verás la reproducción de una pinturas cuyos originales se encuentran en el Museo Nacional de Barcelona.

Cuando entres a la iglesia, verás que tiene una gran planta basilical de tres naves, con 50 metros de largo y casi 19 metros de alto, con una espectacular bóveda de cañón.

Verás que esta completamente desprovistas de decoración pues te recuerdo que durante siglos la iglesia fue utilizada como cuartel militar.

Tal como sucedió con la antes citada Seu Vella de Lleida, el interior llegó a ser dividido en tres plantas, las cuales se dedicaron a hospital, almacén y comedor.

Iglesia colegiata de San Vicente en castillo de Cardona en Barcelona

Iglesia colegiata de San Vicente en castillo de Cardona en Barcelona

Eso si, te llamará la atención ver dos sepulcros, uno de gran tamaño, y la razón de su permanencia es que se encuentran adosados a la pared de piedra.

En su tiempo en la iglesia del castillo de Cardona había 21 tumbas y 17 capillas.

Aquí puedes consultar la información sobre los horarios de visita del Castillo de Cardona que se llevan a cabo en los fines de semana.

El precio de la visita del castillo de Cardona es, adultos, 8 euros, jubilados, 6 euros, y niños de 7 a 11 años, 4 euros.

Leyenda del fantasma de la habitación 712

Ahora bien, el castillo de Cardona también es un punto de referencia para los apasionados de los fenómenos paranormales, pues existe una leyenda sobre la existencia de un fantasma en la habitación 712.

Lo cierto es que conocedores de esta leyenda, en nuestra visita quisimos contrastar con los empleados del parador nacional algunos de los mitos que existen sobre la existencia de este fantasma…y te diré que no son ciertos.

Por ejemplo, las limpiadoras no exigen ir juntas para arreglar la habitación, y no es verdad que a dicha habitación solo dan acceso a los clientes que lo piden, sino que la distribuyen como el resto de sus habitaciones según necesidades.

Es más, tras unas reforma realizada hace unos años el número 712 se asignó a otra habitación diferente.

Recepción del Parador Nacional de Cardona en Barcelona

Recepción del Parador Nacional de Cardona en Barcelona

Además, dicho fantasma está ligado a la leyenda de la doncella de la Torre de la Minyona, que se remonta a principios del siglo XI.

La leyenda del castillo de Cardona hace referencia a la hija menor de los nueve hijos del Señor de Cardona, Adalés, quien se enamoró de un príncipe musulmán, tras lo que su padre la encerró en la citada torre.

Finalmente murió sin que el príncipe Abdalá la pudiera rescatar y sin el perdón de su padre.

Se supone que el fantasma de la habitación 712 es el de la doncella, pero nadie la ha visto…

Aunque si nos han confirmado que algún cliente extranjero, en absoluto conocedor de la leyenda, ha exigido cambio de habitación por los insoportables ruidos durante la noche.

Cómo llegar al castillo de Cardona

El castillo de Cardona se encuentra a 95 kilómetros de Barcelona,  hacia el interior pasando por Manresa, y al mismo llegarás en coche en solo hora y cuarto.

Categorías: Cataluña, España | Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *