Lo mejor que ver en Tarazona en Aragón, de la catedral al centro medieval

Publicado por el día 10 noviembre 2020
Centro histórico de Tarazona en Aragón

Centro histórico de Tarazona en Aragón

Es casi seguro que lo que te va a llevar a visitar Tarazona, histórico enclave al noroeste de la provincia de Zaragoza, es no hace mucho restaurada catedral mudéjar, pero lo cierto es que esta localidad aragonesa tiene otros atractivos culturales y patrimoniales que he tenido la ocasión de descubrir en un reciente viaje.

Solo te adelantaré que Tarazona, por su posición geográficamente estratégica entre Castilla, Aragón y Navarra, ha sido un importante enclave en la época medieval, de lo que su mejor reflejo es su imponente catedral.

Pero Tarazona tiene además un barrio medieval que se ubica sobre una colina, con restos de su antigua muralla, lleno de callejones, pasajes y unas llamativas casas colgadas.

Casas colgadas en el centro histórico de Tarazona en Aragón

Casas colgadas en el centro histórico de Tarazona en Aragón

Qué ver en la visita de turismo de Tarazona

También cuenta con un antiguo barrio Judío, y monumentos destacados como el Palacio Episcopal y la iglesia de la Magdalena, y ya en la zona más moderna de la localidad, una muy curiosa plaza de toros del siglo XVIII.

El hecho de que se construyera una gran catedral es el mejor exponente de la importancia estratégica que tenía Tarazona en el siglo XII, cuando el pueblo estaba ubicado en la citada colina rodeado de una muralla.

Catedral de Tarazona

Consagrada en 1235, a destacar que la catedral de Tarazona se construyó en la misma época que las catedrales de Toledo y Burgos.

Decoración de la bóveda de la cabecera de la Catedral de Tarazona

Decoración de la bóveda de la cabecera de la Catedral de Tarazona

Tras sufrir graves desperfectos a finales del siglo XIV, fue a finales del siglo XV cuando el edificio fue reconstruido en estilo mudéjar, y en el siglo XVI su interior fue redecorado en estilo renacentista.

Aquí tienes toda amplia información y consejos para visitar la catedral de Tarazona.

Barrio medieval de Cinto en Tarazona

Cuando durante tu visita de Tarazona, al norte de Aragón, recorras las estrechas calles de la antigua Judería y el barrio medieval de Cinto, entenderás por qué el poeta romántico Gustavo Adolfo Becquer la denominó la «pequeña Toledo» tras su estancia.

Como ya hemos comentado, históricamente Tarazona ha sido siempre tierra fronteriza, ahora en las lindes de las comunidades de Aragón, Navarra y Castilla y León.

Su mezcla de culturas se remonta a su creación por los celtíberos, y su colonización por los romanos en el siglo I, cuando la denominaron Turiaso.

Ayuntamiento de Tarazona

Ayuntamiento de Tarazona

Tarazona fue considerada sede episcopal ya en el siglo V, y de la importancia que ha tenido en la historia es buena muestra la construcción de la citada catedral.

Desde la orilla del río Queiles inicias tu paseo, primero, por las manzanas del antiguo barrio de la Judería, ahora perteneciente a la red Sefarad.

Luego, tras pasar bajo las sorprendentes casas colgadas de Tarazona, llegas a la puerta de entrada del barrio medieval. junto a los edificios del Palacio Episcopal y la iglesia de la Magadalena.

En las estrechas calles del barrio de Cinto, junto con la Judería, en proceso de recuperación patrimonial, con sus diversos rincones, pórticos y paisajes, es fácil que te sientas trasladado a la época medieval.

Desde el mirador que hay junto a la muralla tendrás las mejores vistas panorámicas de Tarazona.

Centro medieval de Tarazona

Centro medieval de Tarazona

Palacio Episcopal de Tarazona

Ya en la vista panorámica de la antigua Tarazona que puedes disfrutar desde el río Queiles, a los pies de la colina donde se ubica la antigua zona medieval, te llamará la atención la fachada de estilo renacentista del Palacio Episcopal, la cual se distingue junto a la torre campanario de la citada iglesia de la Magdalena.

Pero subiendo desde el barrio judío, lo primero que verás del Palacio Episcopal es una imponente estructura de piedra, reflejo de sus orígenes como castillo, tanto de la época cristiana como musulmana, con restos arqueológicos que se remontan a la época romana.

Fue tras la Guerra de los dos Pedros, que tanto ha marcado la historia de Tarazona, cuando el entonces arzobispo de la ciudad, Pedro Pérez Calvillo, decidió construir un nuevo palacio arzobispal.

Reserva ya tu coche de alquiler para tu viaje

De cara a tu viaje, reserva ya tu coche de alquiler, web que te ofrece el mejor precio garantizado y te permite una posible cancelación gratis en la mayoría de los casos.
Aquí puedes reservar tu coche.

Era en el año 1386 cuando se adquirió la antigua Zuda, fortaleza musulmana donde residieron los gobernadores militares durante la ocupación, para convertirlo en su residencia.

Sobre la estructura de piedra, en la parte alta del edificio se levantó una nueva estructura, pero realmente el palacio episcopal no se terminó de construir hasta casi 200 años después, a mediados del siglo XVI, en un estilo arquitectónico renacentista.

Palacio Episcopal de Tarazona

Palacio Episcopal de Tarazona

Por entonces se levantó el gran corredor con arcos que sobresalen de la peña rocosa, fachada que es la imagen más característica del edificio.

Utilizado desde entonces hasta 2006 como residencia de los obispos de Tarazona, en 2008 el palacio fue reabierto a la visita del público por parte de Tarazona Monumental, la fundación creada para restaurar el patrimonio cultural de esta localidad aragonesa.

Reserva tu hotel, descuento 15%, cancelación gratis

De cara a tu viaje, reserva ya tu hotel en booking.com con descuentos desde el 15% en reservas hasta enero 2021, y posible cancelación gratis.
Aquí puedes reservar tu hotel.

Qué ver en la visita del Palacio Episcopal

En tu visita del Palacio Episcopal, entrarás por un patio renacentista y subirás por la Escalera Noble hasta la segunda planta, tras pasar junto a la puerta de la estancia donde residía el obispo.

En esta escalera ya te llamará la atención su gran cúpula decorada con elementos renacentistas, entre las que se incluyen escultura.

Seguro que te detendrás en las arcada del largo corredor de la fachada principal, desde donde tienes las mejores vistas panorámicas de Tarazona y el cercano Moncayo.

Salón de los Obispos en el Palacio Episcopal de Tarazona

Salón de los Obispos en el Palacio Episcopal de Tarazona

Y ahora es cuando llegarás a la principal estancia del palacio, uno de los rincones más sorprendentes de Tarazona, el imponente Salón de los Obispos.

En sus paredes se disponen los frescos con los retratos de todos los obispos que ha tenido la ciudad durante su historia. El precedente de esta galería de retratos es la serie de papas pintados en la Capilla Sixtina del Vaticano.

Esta gran estancia, con un techo de madera, está pendiente de ser restaurada, lo que constatarás por las grietas de algunas de las paredes.

En una pequeña sala contigua se disponen los cuadros con los retratos de los más recientes obispos de Tarazona, los cuales están ubicados ahí porque ya no hay espacio en el citado gran Salón de los Obispos.

Asimismo, quiero destacar la pequeña capilla que hay junto al citado salón, con sus paredes decoradas con frescos.

Palacio Episcopal de Tarazona

Palacio Episcopal de Tarazona

Horarios visita Palacio Episcopal de Tarazona

Aquí puedes consultar los horarios de visita del Palacio Episcopal de Tarazona que de martes a domingo son de 11 a 13 horas, y sábado, domingos y festivos, de 11 a 14 y de 16 a 18 horas.

El precio de la entrada es 1,50 euros, con entrada gratis para niños menores de 6 años.

Iglesia de la Magdalena en Tarazona

La iglesia más emblemática de Tarazona es la de la Magdalena, edificio situado en el interior del recinto amurallado, y cuya torre campanario ahora forma parte de la más típica imagen panorámica de la villa.

Iglesia de la Magdalena en Tarazona

Iglesia de la Magdalena en Tarazona

Frente a la entrada del palacio Arzobispal se abre la denominada plaza del Palacio, con un mirador, y sobre el mismo se yergue el citado edificio de la iglesia de la Magdalena, en la actualidad un exponente de la arquitectura mudéjar.

Más tarde, en el siglo XVII, se volvió a reformar en estilo manierista.

Cuando entres en el interior de la iglesia de la Magdalena verás el extraño resultado de tanta reforma.

De entrada, el interior mantiene la distribución de tres naves, pero la del fondo tiene una decoración totalmente diferente al resto.

Por un lado, mantiene el austero ábside románico, mientras que el techo nos muestra un artesonado que fue sacado a la luz en los años 60.

Iglesia de la Magdalena en Tarazona

Iglesia de la Magdalena en Tarazona

Y las otras dos naves tienen las típicas paredes blancas de una iglesia barroca, resultado de la reforma realizada en el siglo XVII.

Aparte del citado ábside, otros elementos destacados en el interior de la iglesia son el facistol mudéjar del siglo XVI (gran atril de madera para apoyar libros de canto) y el retablo del mismo siglo.

En emplazamiento destacado se muestra la imagen de San Atilano, patrón de Tarazona, cuyas reliquias llegaron al pueblo el 28 de agosto de 1968.

Como curiosidad, es cada 28 de agosto cuando se celebran las fiestas del patrón, y no en el día del santo, que es el 5 de octubre.

Vistas desde la torre campanario de la Iglesia de la Magdalena en Tarazona

Vistas desde la torre campanario de la Iglesia de la Magdalena en Tarazona

Cómo subir a la torre de la iglesia de La Magdalena

Tu visita de la iglesia de la Magdalena estará incompleta si no subes a lo alto de la torre campanario. Con base románica del original edificio del siglo XII, mientras subes puedes ver los sucesivos crecimientos de la torre.

Un primer chapitel se situó en lo alto de la torre en 1610, pero el actual de cuatro aguas es de 1963.

En la época invernal no se puede subir a la torre campanario, pues no está suficientemente bien acondicionada para las visitas.

Pero si durante tu visita de Tarazona tienes la oportunidad de subir, disfrutarás de unas excelentes panorámicas de este histórico pueblo, con el primer plano de la plaza de Toros Vieja, así como del cercano monte Moncayo.

Plaza de Toros Vieja de Tarazona

Plaza de Toros Vieja de Tarazona

Plaza de Toros Vieja de Tarazona

En cuanto a la citada plaza de Toros Vieja, dejó de cumplir su función para los eventos taurinos en 1868, cuando fue sustituida por la actual plaza de toros de Tarazona.

Se terminó de restaurar en 1998 y verás que, en realidad, se trata de un edificio de viviendas de planta octogonal con un gran patio central, que era el coso taurino, pero quizás te resulte curioso saber que fue así desde el principio.

La plaza de toros de Tarazona se construyó a finales del siglo XVIII, en concreto, en 1792.

Fue por esa época cuando en España empezaron a construirse las plazas de toros estables, pues los espectáculos taurinos de solían celebrar en las plazas de los ayuntamientos, que se vallaban para la ocasión.

Plaza de Toros Vieja de Tarazona

Plaza de Toros Vieja de Tarazona

Con capacidad para 5.500 espectadores para una población entonces de unos 9.000 habitantes, su construcción supuso para Tarazona la definitiva expansión de la población fuera de los límites del histórico recinto medieval.

Desde el principio se construyeron 32 viviendas de tres pisos, tres en cada uno de los lados del octógono (cada dos arcos), y ocho más en los chaflanes exteriores.

El acceso al interior de la plaza y al antiguo ruedo se hace por cuatro pasajes, contrapuestos dos a dos.

Al poco tiempo, las arcadas fueron cubiertas por ladrillos para ganar superficie para las viviendas, una vez fueron perdiendo su función como miradores, cuando los propietarios dejaron de permitir el acceso del público.

Rincón del centro medieval de Tarazona

Rincón del centro medieval de Tarazona

Finalmente, por quedarse el ruedo pequeño, entre otras razones, se abordó la construcción de una nueva plaza para sustituirla. No habían transcurrido cien años. Desde entonces, paso a albergar el mercado de ganados.

En la restauración realizada a finales del pasado siglo en la Plaza de Toros Vieja de Tarazona, se abrieron de nuevo los balcones y se dio uniformidad a las fachadas del interior, recuperando el color albero.

Esto ha permitido recuperar el ambiente taurino original, frente al aspecto que tenía la plaza en los últimos tiempos, en que era utilizada como un mero aparcamiento de coches.

En la actualidad, la antigua plaza de toros, de la que ha desaparecido los coches, es utilizada para actividades culturas y festivas.

 
Categorías: Aragón, España | Etiquetas: , , ,

6 respuestas a “Lo mejor que ver en Tarazona en Aragón, de la catedral al centro medieval”

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Si bien es casi seguro que vayas a visitar Tarazona, al noroeste de Zaragoza, por el reclamo de su restaurada catedral, lo cierto es que esta localidad aragonesa tiene otros atractivos culturales y patrimoniales que he tenido…..

  2. angel sierra dice:

    Gracias amigos,por el enlace de facebook,siempre entro en el buestro blog,las fotos muy buenas ¿me gusta mucho la fotografia? y la historia,soy un aficionado de la tercera edad,echo en falta en foto,la sobervia historia de la fachada del ayuntamiento,»la entrada en Aquisgran del emperador Carlos»,,,disculpad mi impertinecia,muchos SALUDOS,,,,Angel Sierra,,,

  3. […] posible que en tu agenda viajera tengas anotada Tarazona con el propósito de visitar su restaurada catedral, pero esta localidad aragonesa encierra otros […]

  4. […] En las estrechas calles del barrio de Cinto, junto con la Judería, en proceso de recuperación patrimonial, con sus diversos rincones, pórticos y paisajes, es fácil que te sientas trasladado a la época medieval, y desde el mirador que hay junto a la muralla tendrás las mejores vistas panorámicas de Tarazona. […]

  5. […] La reapertura de esta catedral en abril de 2011, tras haber estado cerrada durante 30 años, se convirtió en un gran acontecimiento cultural, y ha propiciado poner un foco de atención en los atractivos patrimoniales de la histórica localidad de Tarazona. […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *