Cómo es la cerveza trapense: ruta por abadías en Valonia (Bélgica)

Publicado por el día 18 enero 2024
Abadía de Orval, cerveza trapense belga en Valonia

Abadía de Orval, cerveza trapense belga en Valonia

Uno de los atractivos de un viaje a Bélgica es degustar su gran variedad de cervezas artesanales, más de 500, y en sus ciudades vas a encontrar numerosas tiendas donde comprarlas y degustarlas.

Pero también tienes la oportunidad de conocer la historia y los secretos de las denominadas cervezas trapenses, incluida la visita a algunas de las abadías cistercienses donde se elaboran.

A la hora de planificar tu viaje, te aconsejamos que lleves un seguro de viajes adecuado que te pueda evitar complicaciones en caso de una incidencia, y reserves con antelación el alojamiento según tus preferencias, así como el coche de alquiler y también las excursiones y actividades que te van apetecer hacer

Recientemente hemos vivido la experiencia de hacer una ruta por las abadías trapenses de Valonia, donde se producen las mejores cervezas de estas características, lo cual es un buen pretexto para viajar a esta región belga, no tan conocida turísticamente como su vecina Flandes.

En este viaje podrás profundizar en el conocimiento de la historia de este tipo de cerveza, también conocida como cerveza trapista, y cuáles son las claves de su elaboración y sus características.

En este artículos te vamos a adelantar información que seguro te inspirará para viajar a Valonia.

¿Qué es la cerveza trapense?

De entrada debes saber que se conoce como cerveza trapense la que se elabora dentro de un monasterio cisterciense, y esta denominación está regulada por la Asociación Internacional Trapense.

En realidad no son los propios monjes quienes a la elaboran, pero sí dirigen su producción por parte de personal laico.

Cerveza trapense Chimay en la región belga de Valonia

Cerveza trapense Chimay en la región belga de Valonia

El edificio donde se produce la cerveza trapense debe estar integrado en el complejo del monasterio y la mayor parte de los ingresos generados por su elaboración deben destinarse a fines benéficos.

¿Cuántas cervezas trapenses hay en el mundo y dónde?

En estos monasterios viven monjes benedictinos que llevan una vida de estricta observancia dedicada a rezar y trabajar.

En concreto en Bélgica hay cinco cervezas trapenses, tres en la región de Valonia y dos en la de Flandes.

En la actualidad, en el mundo sólo hay once cervezas que se pueden llamar trapenses por ser elaboradas en monasterios cistercienses de estricta observancia, entre los 171 monasterios cistercienses que existen.

En España hay una cerveza que también tiene la marca de una monasterio, el de Cardeña en Burgos, pero no es trapense pues se produce en León, fuera del complejo monacal.

Abadía de Orval, cerveza trapense belga en Valonia

Abadía de Orval, cerveza trapense belga en Valonia

Abadía de Orval, museo de cerveza trapense

En la ruta que recientemente hicimos, la primera abadía que debemos destacar es la de Orval, la cual encuentras al sur de Valonia, en la localidad de Florenville, junto a la frontera con Francia.

Los primeros monjes llegaron a la misma en el siglo XII siguiendo las reglas de San Benito, que se resumen en rezar, hacer un trabajo intelectual no manual, y dar hospitalidad.

Es una vida con un balance entre soledad y vida de comunidad, en la que por ejemplo el claustro solo se utiliza para leer.

Estos monjes benedictinos tienen una dieta de pescado huevos arroz que son hasta vegetales café y leche, y nunca comen carne.

Para cumplir el voto de hospitalidad, tienen una hospedería en la que admiten visitantes que duermen en celdas similares a las de monjes, 75 euros, pero no se mezclan con los monjes pues hay dos claustros diferentes.

Museo de la cerveza trapense de la Abadía de Orval en Bélgica

Museo de la cerveza trapense de la Abadía de Orval en Bélgica

Incendiada en 1636 en la Guerra de los 30 años, la Abadía de Orval fue reconstruida para luego volver a quedar en ruinas y abandonada en 1793, tras la Revolución Francesa.

Finalmente se vuelve a reconstruir en 1948 en estilo neorrománico.

Como curiosidad, en 1700 en Orval residían 13 monjes; en 1980, 45 monjes; y en la actualidad, oficialmente tiene 10 monjes, aunque realmente en la abadía solo viven siete.

Los dos últimos monjes que han llegado a la abadía procedían de Siria y Jordania, y este último se dedica a hacer iconos.

Así es la visita de la Abadía de Orval y su museo

En la actualidad, la Abadía de Orval cuenta con una fábrica de cerveza gestionada por un monje y con 49 trabajadores, y una fábrica de quesos.

Abadía de Orval, cerveza trapense belga en Valonia

Abadía de Orval, cerveza trapense belga en Valonia

Tras nuestras experiencia, te adelanto que la visita turística de Orval es la más interesante y completa que vas a hacer en la ruta por abadías trapenses.

Con unos 88.000 visitantes al año, durante la misma primero recorrerás un museo con muy interesantes presentaciones multimedias que cuentan la historia de la abadía y la forma de vida actual de la comunidad de monjes.

En la zona del museo dedicado a la cerveza Orval, la cual es de estilo ámbar con una graduación de 6,5 grados, conocerás su proceso de elaboración, desde su fermentación a su embotellado.

Luego podrás pasear por los restos de una antigua iglesia y los jardines adyacentes al monasterio, zona que no se puede visitar.

Puedes completar la visita comiendo en el restaurante que hay junto al monasterio, donde podrás degustar esta cerveza trapense.

Iglesia de la Abadía de Scourmont en la región belga de Valonia

Iglesia de la Abadía de Scourmont en la región belga de Valonia

Cerveza Chimay, en Abadía de Scourmont

Otro lugar a incluir en la ruta es el Espacio Chimay, edificio situado cerca de la Abadía de Scourmont, al suroeste de Valonia junto a la frontera francesa.

Como sucede en las otras abadías, las instalaciones monacales no se pueden visitar, aunque si puedes acercarte a ver la iglesia.

La abadía fue fundada en 1850 por monjes cistercienses de la Abadía de Westvleteren en un terreno cedido por el Príncipe de Chimay.

Inicialmente, la comunidad se estableció en una granja en ruinas, y la construcción del monasterio finalizó en 1864. 

Cerveza trapense Chimay en la región belga de Valonia

Cerveza trapense Chimay en la región belga de Valonia

Durante la Segunda Guerra Mundial, las tropas alemanas ocuparon la abadía y obligaron a algunos de los monjes a abandonarla.

NO TE OLVIDES DE TU SEGURO DE VIAJES

¿Estas organizando tu viaje o escapada? No te vayas sin contratar antes tu seguro de viajes, y aquí te explicamos por qué. Si lo contratas con nosotros, tienes un descuento del 5%

Tras la guerra, había que reconstruir la abadía, por lo que en 1946 se puso en marcha el proyecto de producción de la cerveza, lo cual ayudó al desarrollo del monasterio y de la región de Chimay. 

Así es la visita del Espacio Chimai

El actual Espacio Chimai en el sitio que antes ocupaba una antigua posada, que ha sido siempre un lugar para degustar los productos de la abadía. so bien también albergó una pequeña escuela.

Con posterioridad las instalaciones han crecido y ahora en la zona industrial de Baileux se ubica la fábrica del queso, la línea de embotellado, y la sala en la que la cerveza sufre una segunda fermentación en botella. 

La historia de la Abadía y el sistema de producción de la cerveza Chimay la puedes conocer en dicho centro de información, donde también podrás degustar la cerveza y los quesos producidos bajo la supervisión de los monjes.

Espacio Chimay en la región belga de Valonia

Espacio Chimay en la región belga de Valonia

Cerveza trapense Rochefort en Abadía de Saint Remy

La tercera cerveza trapense que puedes probar en tu ruta por Valonia es la Rochefort.

Producida en la Abadía de Saint Remy, en la localidad de Rochefort, hasta la década de los cincuenta los monjes trabajaban solo en la agricultura, pero por necesidad económica decidieron empezar a elaborar cerveza.

Fundada a mediados del siglo XIII, inicialmente el monasterio estuvo ocupada por monjas cistercienses, hasta que en 1464 fueron sustituidas por monjes.

A señalar que a finales del siglo 16 se fundó una primera fábrica de cerveza dentro de la abadía.

Durante la ocupación francesa fue clausurada y abandonada y pasó a convertirse en una granja.

Cerveza trapense Rochefort en la región belga de Valonia

Cerveza trapense Rochefort en la región belga de Valonia

A finales del siglo XIX llegaron nuevos monjes que restauraron el monasterio.

En esta nueva etapa había unos 80 monjes, pasando a ser 20 a principios del siglo actual, y ahora apenas quedan doce monjes, todos belgas.

Es una comunidad de monjes muy cerrada que no admite visitas, pero la iglesia se abre a los visitantes durante los oficios con el rezo de los monjes.

La abadía ahora cuenta con una tienda, así como con una hospedería que admite hombres que van a hacer retiro, meditación y relajación, y que además pueden asistir a los oficios y charlar con los monjes.

Reserva tu hotel, descuento 15%, cancelación gratis

De cara a tu viaje, reserva ya tu hotel en booking.com con descuentos desde el 15% y posible cancelación gratis.
Aquí puedes reservar tu hotel.

En lo relativo a las cervezas, cuya producción está gestionada por el abad de 73 años con la labor de 43 trabajadores, hasta ahora contaban con tres variedades con elevado graduación, en concreto, 7,5, 9,2 y 11,3 grados.

Ahora acaban de sacar una cerveza rubia de 8,1% de graduación, si bien en 1920 ya producían una rubia para consumo interno.

Abadía de Aulne en la región belga de Valonia

Abadía de Aulne en la región belga de Valonia

Abadía de Aulne del siglo VII

Para completar tu visita por abadías de Valonia, también puedes incluir en tu ruta la Abadía de Aulne, una de las más antiguas de Valonia, pues se remonta al siglo VII.

Tampoco puedes visitar el actual monasterio, pero si puedes pasear por los restos de la antigua iglesia.

Esta abadía se construyó en el conocido como Valle de la Tranquilidad, un lugar donde encuentras río, bosques, madera y piedras para construir los edificios.

Completamente restaurada a finales del siglo XVII, en la actualidad todo el complejo tiene una superficie de 50 acres.

La iglesia actual de la abadía es del siglo XIX, si bien el edificio del siglo XIII era la iglesia más grande de Europa incluida en un monasterio.

Abadía de Aulne en la región belga de Valonia

Abadía de Aulne en la región belga de Valonia

Ahora puedes pasear por sus restos, donde destaca la arquitectura gótica del edificio principal, y puedes ver la configuración de lo que era el claustro, la sala capitular y el comedor refectorio.

La abadía tiene también su propia cerveza, aunque no cumple las reglas para considerarla trapense, y la puedes probar en los bares de la zona.

   

También te puede interesar:

Categorías: Belgica |

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *