Museo de África y barrio Matonge, memoria del Congo Belga en Bruselas

Publicado por el día 23 agosto 2019
Museo de África Central cerca de Bruselas en Bélgica

Museo de África Central cerca de Bruselas en Bélgica

Una de las historias que quizás menos conocemos de la época de la colonización de los europeos en África es la del Congo Belga.

Al menos hasta nuestro reciente viaje a Bruselas apenas sabíamos más allá de que un pequeño país como Bélgica también tuvo presencia colonizadora en dicho continente durante la primera mitad del siglo XX.

Y lo cierto es que se trata de una de las etapas más negras de la conocida como colonización de África, en la cual puedes profundizar en un viaje cultural a la capital belga con dos puntos de referencia, el barrio africano Matonge y el museo de África, recientemente reabierto al público.

Barrio africano de Matonge en Bruselas en Bélgica

Barrio africano de Matonge en Bruselas en Bélgica

En dicho viaje participamos en una muy interesante visita guiada por el barrio de Matonge y otros lugares que en Bruselas tienen relación con la historia del Congo Belga.

Historia del Congo Belga

La colonia del Congo Belga tiene sus orígenes en el denominado Estado Libre del Congo, resultado del especial interés del que fuera segundo rey de Bélgica, Leopoldo II, por que dicho país tuviera una colonia.

Como consecuencia de su ambición personal, frente al casi nulo poder de la Monarquía en Bélgica, el rey Leopoldo II a título particular encargó al explorador británico Henry Morton Stanley que hiciera un viaje de exploración por dicho territorio del centro de África.

En dicho viaje recorrió a pie más de 4.000 kilómetros por un territorio en el que no existía un país, y en cambio había hasta 200 lenguas diferentes.

Estatua ecuestre de Leopoldo II junto al Palacio Real en Bruselas

Estatua ecuestre de Leopoldo II junto al Palacio Real en Bruselas

En 1885, durante la Conferencia de Berlín en la que los países europeos implicados en la colonización se repartieron los territorios africanos, fue cuando se estableció el citado Estado Libre del Congo como propiedad privada de Leopoldo II.

Leopoldo II y el Estado Libre del Congo

A partir de entonces, y ante la gran demanda de caucho para neumáticos que empezaba a haber en el mundo, se estableció una rígida política de colonización y reparto de los territorios «nacionalizados» en concesiones para empresas privadas.

Por su parte Leopoldo II se enriqueció en esa aventura colonizadora privada.

Y eso que por entonces no se sabía de la gran riqueza mineral de cobre y uranio de gran calidad que tenía ese territorio de selva que suponía 80 veces el territorio de Bélgica.

Para dicha colonización se utilizó un ejército de mercenarios nativos con oficiales europeos, la Force Publique, los cuales arrasaron pueblos enteros asesinando a sus pobladores.

Museo de África Central cerca de Bruselas en Bélgica

Museo de África Central cerca de Bruselas en Bélgica

Las atrocidades que se realizaron durante la colonización, entre las que destacó que se cortaran las manos de las víctimas de dicho ejército, llevó a que dicha época fuera conocida como el genocidio congoleño.

Si bien en esa etapa murieron millones de congoleños, quedando su población a la mitad, la razón principal de dichas muertes fueron las enfermedades llevadas al continente africano por los europeos.

Congo Belga

Finalmente, en noviembre de 1908, por las presiones internacionales que llevaron a la renuncia por parte de Leopoldo II como propietario de dichos territorios, éstos fueron anexionados por el Estado de Bélgica bajo la antes citada denominación de Congo Belga.

A partir de entonces la situación económica y social mejoró sensiblemente, si bien en el marco de una política de colonización considerada como paternalista.

Museo de África Central cerca de Bruselas en Bélgica

Museo de África Central cerca de Bruselas en Bélgica

En un contexto en el que nunca se quiso incorporar el Congo Belga al Reino de Bélgica, en la década de los 50 hubo diversas rebeliones nacionalistas con el propósito de para forzar a Bélgica a convertir ese territorio en un estado autónomo.

Fue finalmente en junio de 1960 cuando se acordó la independencia de la República Democrática del Congo.

En la actualidad dicho país africano es uno de los más ricos del mundo en materias primas, y con una población más pobre.

Qué ver en el barrio africano Matonge en Bruselas

En la actualidad en el centro de Bruselas puedes ver diversos rincones que recuerdan dicha época, como la Casa Africana cerca del Palacio Real, lugar de formación para congoleños.

En la zona exterior del citado Palacio Real destaca la gran escultura ecuestre de Leopoldo II, la cual fue realizada con cobre y estaño traídos del Congo.

Barrio africano de Matonge en Bruselas en Bélgica

Barrio africano de Matonge en Bruselas en Bélgica

Y muy cerca se encuentra el citado Matonge, barrio multicultural donde se instalaron los congoleños tras la independencia, cuyo nombre se corresponde con el de un popular barrio de Kinshasa.

En la actualidad en Matonge se concentran no solo congoleños, sino también originarios de otros países centroafricanos.

Reserva hotel para tu viaje en Booking.com

En dicho barrio comercial africano encuentras todo tipo de establecimientos con productos de origen africano, desde tiendas de alimentación con frutas y verduras, hasta de ropa, productos cosméticos o peluquerías.

Un eje del barrio es la galería comercial d’Ixelles, llena de tiendas africanas, y durante cuya visita te van a pedir cierto respecto evitando hacer fotos.

A destacar también los restaurantes africanos donde puedes degustar especialidades gastronómicas de dicho continente, como el Moambé, plato típico del África Central elaborado con pollo, crema de nuez de palma, arroz blanco y hasta nueve ingredientes.

Barrio africano de Matonge en Bruselas en Bélgica

Barrio africano de Matonge en Bruselas en Bélgica

Museo de África Central cerca de Bruselas

Para completar la ruta cultural por la memoria del Congo Belga en Bruselas, en la cercana localidad de Tervuren, a 20 kilómetros de la capital belga, debes visitar el museo de África Central.

Sus orígenes se remontan a la Exposición Internacional de Bruselas de 1897, cuando una vez clausurada, el rey Leopoldo II encargó trasladar a un palacio la sección colonial de la misma con la intención de hacer propaganda de su aventura colonial en África.

Este primer museo permanente del Congo donde se mostraban desde objetos etnográficos y artísticos hasta animales, pronto se quedó pequeño, y entonces el rey encargó a Charles Giraut, arquitecto del Petit Palais de París, la construcción de un nuevo y gran edificio de estilo neoclásico.

El denominado museo del Congo Belga fue inaugurado en 1910, y tras la independencia de dicho país pasó a denominarse Real Museo de África Central.

Museo de África Central cerca de Bruselas en Bélgica

Museo de África Central cerca de Bruselas en Bélgica

Ya en la actualidad, este museo ha sido re-inaugurado en diciembre de 2018 tras una profunda renovación aprobada en 2006, y terminada con el museo cerrado al público durante los últimos cinco años.

El objetivo ha sido cambiar por completo su enfoque pues su colección colonial había quedado completamente desfasada con los tiempos actuales.

Qué ver en museo África Central

A la vez se han ampliado las instalaciones para ahora tener una superficie de 11.000 metros cuadrados, a la vez que se han modernizado y se ha construido, fuera del edificio neoclásico un Centro de Visitantes, por el cual ahora se accede al museo.

Museo de África Central cerca de Bruselas en Bélgica

Museo de África Central cerca de Bruselas en Bélgica

En dicho Centro de Visitantes se encuentra una sala tipo almacén por la que, antes de visitar la colección actual, puedes pasar y ver piezas de estilo colonial y paternalista que se han retirado de la misma, como es la estatua del hombre-leopardo, que muestra la imagen de un africano salvaje y primitivo.

Con muchas pantallas multimedia e interactivas, las salas del museo tienen distintas temática, desde la historia de África Central y la época colonial, a la vida y arte en el Congo en la actualidad.

En una sala de biodiversidad se conservan algunos animales disecados, entre los que destacan un elefante, una jirafa y un rinoceronte.

Museo de África Central cerca de Bruselas en Bélgica

Museo de África Central cerca de Bruselas en Bélgica

Horarios museo África Central

Los horarios de visita del museo de África Central son, de martes a viernes, de 10 a 17 horas, y sábados y domingos, de 10 a 18 horas, con último acceso media hora antes del cierre.

El museo está cerrado a las visitas los lunes, 1 de enero, 1 de mayo y 25 de diciembre.

Precios entradas museo África Central

Los precios de las entradas para visitar el museo son, adultos, 12 euros; seniors+65, 8 euros; estudiantes de 18 a 26 años y personas con discapacidad, 4 euros; y niños menores de 18 años, gratis.

 
Categorías: Belgica | Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *