Consejos para visitar Tánger al norte de Marruecos

Escrito por José Luis Sarralde el 8 de mayo, 2016
Plaza 9 de Abril en Tánger al norte de Marruecos
Plaza 9 de Abril en Tánger al norte de Marruecos

Una de las etapas imprescindibles en un viaje por el norte de Marruecos es, sin duda, Tánger, ciudad que ya he tenido ocasión de visitar un par de veces.

Es más, desde Madrid o Barcelona la forma más rápida de viajar a dicha zona del país vecino es volando directamente al aeropuerto de Tánger, por lo que se convierte en el primer destino.

Pero, ¿ qué vas a ver en Tánger?

Zoco Grande junto a la medina de Tánger
Zoco Grande junto a la medina de Tánger

De la ciudad de Tánger destaca su histórico carácter internacional que la confiere un carácter especial más allá del exotismo de otra ciudades marroquíes.

¿Sabías que durante la época del protectorado francés y español en la zona que ahora mismo es Marruecos, entre 1912 y 1956, Tánger fue una ciudad internacional que dependía de varios países?

Tánger, ciudad internacional

En aquella época, los habitantes del protectorado español, que tenían en Tetuán su más importante enclave, y los del protectorado francés a Fez como capital, necesitaban pasaporte para entrar en Tánger.

Medina de Tánger al norte de Marruecos
Medina de Tánger al norte de Marruecos

De hecho, la denominada zona internacional de Tánger se estableció entre 1923 y 1960, pues no fue hasta este último año cuando Marruecos, tras la declaración de independencia en 1956, adquirió la soberanía efectiva de esta ciudad costera.

El protectorado de Tánger fue ejercido por varios países: Francia y España, que por entonces tenían repartido bajo su soberanía el actual territorio de Marruecos, pero también Estados Unidos, Gran Bretaña, Italia, Portugal, Bélgica y Holanda.

Ese interés internacional por Tánger tiene su origen muchos siglos atrás en la historia, lo que se entiende por su lugar estratégico en el punto más al norte del continente africano como una de las puertas de entrada al mar Mediterráneo.

Historia de Tánger

A esa zona geográfica llegaron los fenicios y al enclave lo bautizaron como Tingis, el nombre original de Tánger.

Variedad de aceitunas en un mercado de Tánger
Variedad de aceitunas en un mercado de Tánger

Tingis era el nombre de una diosa amante de Hércules, quien según la leyenda separó Europa de África abriendo el Estrecho de Gibraltar.

También pasaron por aquí los romanos, de cuya presencia todavía quedan algunos restos arqueológicos.

Después llegaron los vándalos desde Europa, hasta que en el año 705 fueron los árabes los que ocuparon Tánger en su camino hacia España.

Más tarde fueron los portugueses los que en 1471 tomaron la ciudad, una vez más, por su interés estratégico, para dos siglos después cederla a los británicos.

Antigua fortificación portuguesa junto al puerto de Tánger
Antigua fortificación portuguesa junto al puerto de Tánger

A finales del siglo XVII un sultán marroquí tomó el control de Tánger, hasta que a principios del siglo XX de nuevo fue objeto del interés de los extranjeros con la llegada del protectorado y la antes citada declaración de zona internacional.

Esa fue una época de gran pujanza para Tánger, ciudad que atrajo a una gran variedad de gente, desde artistas que propiciaron un auge cultural, hasta exiliados, espías, gente bohemia… y también gente marginal.

Tras la independencia de Marruecos, la ciudad vivió años de declive y, desde el punto de vista turístico, se convirtió en un lugar poco agradable para los visitantes.

Fue precisamente esa situación la que, hace ya muchos años, a partir de malas experiencias de amigos que visitaron Tánger, decidí quitar de mis prioridades un viaje al norte de Marruecos.

Decoración en un rincón del museo de la Kasba de Tánger
Decoración en un rincón del museo de la Kasba de Tánger

Sin embargo, con el nuevo reinado de Mohamed VI, Tánger se ha convertido en un punto importante en el propósito del monarca de dar un empuje de modernización al país.

La delincuencia fue perseguida y Tánger se ha abierto al mundo facilitando la implantación de grandes compañías multinacionales, convirtiendo esta zona en un importante centro de producción industrial.

Este carácter se ha visto propiciado por la construcción de Tánger Med, un gran y moderno puerto de mercancías y pasajeros situado a 40 kilómetros al norte de la ciudad, en pleno Estrecho de Gibraltar, y muy cerca de Ceuta, cuya primera fase se inauguró en 2007.

Rincón de la medina de Tánger al norte de Marruecos
Rincón de la medina de Tánger al norte de Marruecos

Otra infraestructura muy importante para este proceso de transformación de Tánger es el tren de alta velocidad que en muy poco tiempo unirá esta ciudad con Casablanca, cuya construcción en la actualidad se está terminando

De este modo, cuando ahora llegas a Tánger encuentras una ciudad con varias caras.

Por un lado, una gran ciudad en clara expansión, rodeada de grandes zonas industriales con empresas internacionales, muchas de ellas españolas, y en claro proceso de transformación de su paseo marítimo junto a su enorme playa.

Hotel Hilton junto al paseo marítimo de Tánger
Hotel Hilton junto al paseo marítimo de Tánger

El resultado es que en dos o tres años en dicha zona veremos una ciudad muy moderna, con grandes y lujosos hoteles y modernos centros comerciales e instalaciones de ocio.

Y por otro lado, su vertiente histórica y unos antiguos barrios europeos cuya imagen debe estar acorde a dicho proceso de transformación.

Qué ver en Tánger

Desde la vertiente turística, tu visita de Tánger la debes iniciar en la zona histórica, a orillas del antiguo puerto, también en proceso de remodelación, donde llegan los ferrys desde Algeciras o Tarifa.

Tánger desde la terraza del riad la Maison Blanche
Tánger desde la terraza del riad la Maison Blanche

En dicho puerto en la actualidad se está terminando de construir una enorme marina para embarcaciones de ocio.

En la zona histórica encontrarás dos áreas claramente delimitadas, la medina con su kasba, y la denominada ciudad nueva.

Para ver esta última, si vas en coche, deberás tomar la avenida principal, el Boulevard Pasteur, y sucesivamente te irás encontrando el antiguo barrio francés y el nuevo barrio español.

En este recorrido se encuentran instituciones como el Instituto Cervantes, colegios españoles, como el Ramón y Cajal, y el Consulado español, en uno de los más grandes y lujosos recintos de la ciudad.

Rincón de la kasba de Tánger
Rincón de la kasba de Tánger

Según avanzas por esta avenida, llegarás a la zona británica y la norteamericana, donde encontrarás numerosas villas.

Y más adelante, en esta zona residencial de colinas con frondosos bosques, camino del Cabo Espartel, podrás ver grandes mansiones.

Algunas de ellas están ahora ocupadas por magnates de países del Golfo Árabe, como el ministro del Petróleo de Arabia Saudí, quien en Tánger posee un impresionante palacio.

Gran playa de Tánger al norte de Marruecos
Gran playa de Tánger al norte de Marruecos

Pero tu visita de Tánger se debe centrar en la antigua kasba y la medina.

Kasba de Tánger

La kasba de Tánger, un antiguo recinto amurallado en lo alto de una de las colinas de la ciudad, ahora es un entramado de callejuelas, algunos de cuyos edificios albergan pequeños y encantadores hoteles y riads de propietarios europeos.

A destacar el bonito riad La Maison Blanche, desde cuya muy agradable terraza tienes unas espectaculares vistas de la ciudad.

Uno de los arcos de entrada a la medina de Tánger
Uno de los arcos de entrada a la medina de Tánger

En tu paseo por la kasba, desde un hueco de la muralla tienes un buen mirador del antiguo puerto de Tánger, donde se pueden ver tramos de la antigua fortificación portuguesa.

En la kasba de Tánger vale la pena entrar en el museo de la Kasba, antiguo palacio de un sultán, y también residencia de los gobernadores portugueses y británicos.

Además de ver el edificio, en este museo se muestran diversos objetos de la historia de Tánger y Marruecos.

Mezquita en la plaza 9 de abril de Tánger
Mezquita en la plaza 9 de abril de Tánger

Entre ellos destacan un gran mosaico de suelo de la antigua ciudad romana de Volúbilis, y un gran y muy curioso mapa mural de la antigua ocupación árabe en el mundo.

Medina de Tánger

Saliendo por una de las puertas de la kasba ya podrás descender por los estrechos callejones de la medina hasta llegar a la zona más concurrida y más comercial, en la plaza del Pequeño Zoco y sus alrededores.

Si en cambio llegas desde la zona céntrica de la ciudad, para visitar la medina de Tánger, debes dirigirte a la plaza del 9 de abril, donde se encuentra la principal entrada a dicha medina.

Altar mayor de la iglesia anglicana de St Andrews en Tánger
Altar mayor de la iglesia anglicana de St Andrews en Tánger

Muy cerca tienes la curiosa iglesia anglicana de St Andrews, donde se combina un edificio de arquitectura musulmana con iconografía cristiana e incluso algún elemento de la religión hebrea.

Junto a ella se encuentra el Grand Hotel Villa de France, recientemente reformado, donde en su tiempo se alojó el pintor francés Delacroix y más tarde, Matisse, el famoso impresionista francés que vivió en Tánger, y donde plasmó varias de sus más famosas obras.

En tu paseo por la la parte baja de la medina irás por calles de cierta amplitud y recorrerás los tradicionales zocos donde abundan las tiendas de ropa y souvenirs, lo que te muestra que Tánger es una ciudad bastante turística.

Rincón de la medina de Tánger
Rincón de la medina de Tánger

Eso sí, en la medina de Tánger no esperes encontrar el exotismo de otras medinas de Marruecos, como la de Chefchaouen, o la autenticidad de la de Tetuán.

En la medina también verás el antiguo barrio italiano, con edificios y rincones que en cierto modo te pueden recordar a Nápoles.

Edificios del antiguo barrio italiano de Tánger
Edificios del antiguo barrio italiano de Tánger

La otra vertiente de la ciudad que debes ver en tu visita se plasma en el entorno de la enorme playa de Tánger de cinco kilómetros de longitud.

Ahí se está terminando de construir un gran paseo marítimo con zonas de ocio, a la vez que grandes y modernos hoteles de las más afamadas cadenas del mundo.

También es una zona donde, por ser frecuentada por turistas y visitantes extranjeros, te será fácil ver paseando a patrullas de soldados armados en su labor de protección ante posibles atentados terroristas.

Construcción de modernos edificios y hoteles en la playa de Tánger
Construcción de modernos edificios y hoteles en la playa de Tánger

Sin duda, en dos o  años Tánger va a mostrar la imagen de una ciudad muy moderna, en contraste con rincones más ligados a su pasado auge de ciudad internacional, como sus históricos hoteles.

A este respecto, además de en el citado hotel Villa de France, en el hotel El Minzah o en el hotel Continental también puedes ewvivir la presencia de ilustres personajes internacionales a través de las fotos en blanco y negro.

O asimismo en el famoso Café Hafa, con sus mesas en terrazas de varios niveles, un gran mirador hacia España, lugar auténtico (pero muy muy concurrido…) para tomarte un té a la menta.

Restaurante marroquí del hotel El Minzah de Tánger
Restaurante marroquí del hotel El Minzah de Tánger

Este ahora mítico lugar solía ser frecuentado, entre otros famosos visitantes de Tánger, por el escritor norteamericano Paul Bowles o los Rolling Stones, donde fumaban hachís.

Alrededores de Tánger

Si tienes tiempo, vale la pena que en los alrededores de Tánger te acerques al Cabo Espartel, a unos 14 kilómetros al oeste de la ciudad, donde en una agradable terraza podrás sentarte a disfrutar de las vistas de la costa española junto al faro del cabo.

Faro del Cabo Espartel en los alrededores de Tánger
Faro del Cabo Espartel en los alrededores de Tánger

Y cerca podrás ir a ver las reabiertas Grutas de Hércules, un bonito enclave turístico.

O también tomarte un té (a precio “europeo”) en la espectacular terraza del muy lujoso y exclusivo hotel Le Mirage, con vistas a la impresionante playa que se extiende hacia el sur.

Y, por supuesto, también puedes visitar la preciosa medina de Asilah, a unos 30 kilómetros al sur a orillas de la costa atlántica, uno de los enclaves con mayor encanto del norte de Marruecos.

1 COMENTARIOS ↓

Escribe tu comentario





4 Trackbacks / Pingbacks

  1. Consejos visitar Tetuán | Guías Viajar
  2. Medina Chefchaouen en Marruecos | Guías Viajar
  3. Bitacoras.com
  4. Iglesia anglicana St Andrews en Tánger | Guías Viajar
Protected with SiteGuarding.com Antivirus
buzzoole code