Carcasona, un paseo por la gran ciudadela medieval del sur de Francia

Publicado por el día 28 abril 2017
Ciudadela de Carcasona al sur de Francia

Ciudadela de Carcasona al sur de Francia

Si había un destino en Francia que tenía mucho interés en conocer ese era Carcasona (Carcassone en francés), la gran ciudadela medieval de la región de Languedoc-Rosillón, al sur del país vecino, no lejos de la frontera española.

Había visto fotos de la imponente fortaleza y me llamaba mucho la atención descubrir este legado de la Edad Media que ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Y ese deseo lo he podido cumplir aprovechando el viaje a Narbona para conocer el restaurante Les Grands Buffets, y las facilidades de conexión con tren de alta velocidad entre España y Francia con el AVE internacional en colaboración Renfe-SNCF.

Liza entre las murallas de la Ciudadela de Carcasona al sur de Francia

Liza entre las murallas de la Ciudadela de Carcasona al sur de Francia

La ciudadela de Carcasona tiene una muy larga historia, con más de 2.500 años, pues se remonta a un asentamiento celta del siglo VI a.C. en la colina donde se encuentra la fortificación.

Y en la actualidad es uno de lugares más emblemáticos de esta región, un verdadero lugar de atracción pues se ha convertido en una de las cinco ciudades más visitadas de Francia, sino también como escenario de películas como “Robin Hood”

Historia ciudadela Carcasona

En el siglo I a. C. el enclave fue ocupado por los romanos, y en el siglo IV se convirtió en un pequeño castillo. Con periodos de ocupación por parte de los visigodos y los sarracenos, en el siglo VIII se incorporó al reino franco.

La fortaleza que rodea la ciudadela militar, tal como la conocemos ahora, fue construida a principios del siglo XIII, época en la cual Carcasona sufrió el ataque de la cruzada contra los cátaros ordenada por el papa Inocencio III.

Ciudadela de Carcasona al sur de Francia

Ciudadela de Carcasona al sur de Francia

Tras un asedio y su rendición, en agosto de 1209 la ciudadela y las tierras del entonces vizconde de Carcasona, Ramón Roger Trencavel, pasa a manos del jefe militar de la cruzada para luego ser cedidas al rey de Francia.

Por entonces la fortaleza como tal quedó aislada en lo alto del promontorio, pues en 124o fueron destruidos los barrios extramuros que se  habían extendido en las laderas del mismo, tras un intento fallido de recuperación de la ciudadela por los Trencavel.

A partir de entonces surgió la conocida como la ciudad baja, conocida ahora como Bastida de San Luis, la cual se convirtió en lugar de residencia de las clases más nobles,.

Tras el Tratado de los Pirineos, en 1659,la ciudadela perdió su función de puesto fronterizo.

Ciudadela de Carcasona al sur de Francia

Ciudadela de Carcasona al sur de Francia

Finalmente, en el siglo XIX la fortaleza de Carcasona tuvo una importante restauración, y ahora, como uno de los más importantes enclaves turísticos del sur de Francia, recibe más de tres millones de visitantes al año.

Bastida de San Luis

Ahora cuando vas a visitar Cascasona, en primera instancia llegarás a la ciudad baja, la citada Bastida de San Luis, donde se encuentra la estación ferroviaria, y que está unida a Carcasona por el puente Viejo.

En un paseo por la Bastida de San Luis podrás ver palacetes así como visitar la iglesia de Saint Vicent.

Por aquí discurre también el Canal des Midi, una segunda razón por la que Carcasona forma parte de la lista de Patrimonio Mundial.

Reserva hotel para tu viaje en Booking.com
Puerta de Aude en la ciudadela de Carcasona al sur de Francia

Puerta de Aude en la ciudadela de Carcasona al sur de Francia

Por su parte la ciudadela  de Carcasona es un recinto amurallado al que no se puede acceder con vehículo y donde apenas residen 50 personas, cuando en la década de los 60 del pasado siglo habitaban unas 500 personas de perfil humilde.

La ciudadela en la actualidad es un gran centro turístico que en fines de semana y épocas vacacionales está muy concurrido de visitantes.

Qué ver en Carcasona

Lo habitual para visitar Carcasona es acceder por la puerta principal, la de Narbona, del siglo XIII y con un puente levadizo, frente a la que se ubica un gran aparcamiento.

Desde ahí tu visita debe tener dos fases.

Ciudadela de Carcasona al sur de Francia

Ciudadela de Carcasona al sur de Francia

Por un lado, recorrer al menos parte de la doble muralla que rodea por completo la ciudadela,.

Y por otro lado, pasear por las calles interiores descubriendo rincones y viendo los monumentos más destacados.

Las lizas es como se denomina el terreno allanado que se extiende entre las dos murallas, el cual llega a tener un kilómetro de circunvalación.

Este terreno fue establecido en el siglo XIII, cuando se construyó la segunda muralla, la exterior, y con el tiempo fue ocupado por casas de los habitantes más pobres de Carcasona.

En la citada restauración del siglo XIX dichas viviendas fueron destruidas.

Ciudadela de Carcasona al sur de Francia

Ciudadela de Carcasona al sur de Francia

En el paseo por las lizas tendrás oportunidad de ver buenas perspectivas de la fortificación, así como vistas panorámicas de los alrededores de la ciudadela de Carcasona.

En este recorrido pasarás junto al castillo Condal, construido en el siglo XII como último rincón defensivo de la ciudadela.

En este recinto verás una gran muralla, torres redondas, la barbacana, un foso y un castillete de entrada.

En su muralla interior aún se conservan restos de la original muralla galorromana del siglo III.

Basílica de Saint Nazaire en Carcasona al sur de Francia

Basílica de Saint Nazaire en Carcasona al sur de Francia

También vale la pena que llegues hasta la puerta de Aude, la que se utiliza para acceder caminando desde la ciudad baja, rincón donde te aseguro te sentirás trasladado a la época medieval, con su entrada a la ciudadela por una barbacana, una rampa adosada a la muralla.

En tu paseo por los muy bonitos rincones de ambiente medieval que encontrarás en la ciudadela de Carcasona, sin duda el monumento más destacado es la Basílica de Saint-Nazaire.

Construida entre los siglos XI y XIV, presenta una combinación de los estilos románico y gótico.

Así, en tu visita podrás ver el pórtico, la nave central y capiteles de estilo románico, aunque lo que más te llamará la atención es el crucero gótico, con unas imponentes y preciosas vidrieras.

Basílica de Saint Nazaire en Carcasona al sur de Francia

Basílica de Saint Nazaire en Carcasona al sur de Francia

En suma, mi viaje me ha confirmado que Carcasona debe ser  una visita imprescindible en una ruta por esta zona del sur de Francia, y que pasear por esta ciudadela medieval bien justifica una escapada facilitada por poder llegar desde España en tren de alta velocidad.

De cara a hacer esta escapada, aquí puedes consultar y reservar tu viaje en AVE, y para tu alojamiento te será útil buscar hotel en booking.com.

Fotos Carcasona

Aquí tienes más fotos de la ciudadela medieval de Carcasona, a visitar al sur de Francia.

Cómo llegar a Carcasona

Categorías: Francia | Etiquetas: , , , ,

2 respuestas a “Carcasona, un paseo por la gran ciudadela medieval del sur de Francia”

  1. Precioso éste lugar, yo tuve la oportunidad de verlo y me encantó, tiene estampas impresionantes!

  2. Ana dice:

    Yo estuve este verano, imposible andar por sus calles llenas de gente, para ver el interior del castillo había que hacer cola de dos horas. Si queréis ir y verlo no lo hagáis en agosto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *