Heidelberg – Puente Carlos Teodoro, un icono de la histórica ciudad universitaria – Guías Viajar

Heidelberg – Puente Carlos Teodoro, un icono de la histórica ciudad universitaria

Escrito por José Luis Sarralde el 4 de junio, 2014
Puente de Carlos Teodoro de Heidelberg en Alemania
Puente de Carlos Teodoro de Heidelberg en Alemania

Si has tenido la oportunidad de visitar Praga, sabes que uno de los iconos de la capital checa es el Puente de Carlos, que es además un punto de máxima concentración de turistas.

Pues en la histórica ciudad de Heidelberg, en Alemania, también hay un puente de Carlos, que forma parte de su imagen más característica, desde los miradores del Paseo de los Filósofos.

En realidad se denomina puente de Carlos Teodoro, en honor del Elector Palatino Carlos Teodoro, quien lo mandó construir en 1786 en el lugar que ocupaba un original puente de madera de finales del siglo XIII.

Puente de Carlos Teodoro en Heidelberg desde el Paseo de los Filósofos
Puente de Carlos Teodoro en Heidelberg desde el Paseo de los Filósofos
Puerta de Carlos desde la calle Steing en Heidelberg
Puerta de Carlos desde la calle Steing en Heidelberg

Este fue destruido por una inundación en 1784, por lo que para sustituirlo se decidió construir un nuevo puente de piedra.

Precisamente en el lado izquierdo de la columna del primer arco del puente, tras la Puerta de Carlos, puedes ver indicadas las fechas y la altura de las distintas inundaciones sufridas por Heidelberg, donde entre todas se refleja la citada gran inundación de 1784.

Para llegar al puente de Carlos Teodoro desde el centro histórico de Heidelberg, en el lado norte de la plaza del Mercado tomas la corta calle Steing, muy animada por restaurantes y cervecerías.

Puerta de Carlos en Heidelberg
Puerta de Carlos en Heidelberg
El mono del puente de Carlos Teodoro en Heidelberg
El mono del puente de Carlos Teodoro en Heidelberg

Nada más tomarla tienes la primera vista de la citada Puerta de Carlos, que es un arco triunfal que en su momento formó parte de las murallas de la ciudad.

En un plano antiguo que encuentras en uno de los miradores del Paseo de los Filósofos, puedes ver la imagen del puente de madera anterior al actual de piedra, el cual estaba cubierto y tenía una torre en la orilla opuesta a la de la Puerta de Carlos.

Lo primero que te llamará la atención antes de cruzar el puente es la moderna escultura metálica que se sitúa a la izquierda de la Puerta de Carlos.

Marcas de las inundaciones históricas en el Puente de Carlos Teodoro de Heidelberg
Marcas de las inundaciones históricas en el Puente de Carlos Teodoro de Heidelberg
Puente de Carlos Teodoro de Heidelberg
Puente de Carlos Teodoro de Heidelberg

Se trata del mono del puente, que se instaló en los años 70, y recuerda una histórica escultura de un mono con un espejo que durante siglos estuvo ubicada en dicho lugar, la cual representa la idea de que antes de criticar a otros, has de mirarte tu en un espejo,  pues quizás descubras que eres un mono.

La costumbre dice que si lo tocas, tendrás mejor salud y volverás a Heidelberg. Lo cierto es que el mono se ha convertido en un concurrido punto de atracción de turistas.

Al cruzar el puente verás que hay dos grandes esculturas en homenaje a Carlos Teodoro y a Pallas Atenea.

Escultura de Pallas Atenea en el Puente de Carlos Teodoro de Heidelberg
Escultura de Pallas Atenea en el Puente de Carlos Teodoro de Heidelberg

Eso si, las mejores vistas panorámicas del puente de Carlos Teodoro de Heidelberg las tendrás desde el citado Paseo de los Filósofos. Precisamente la senda y escalera de acceso directo al mismo la encuentras nada más cruzar el puente.

72h_sale_300x250

No es el Puente de Carlos de Praga, pero cuando visites Heidelberg comprobarás por qué es uno de los iconos de la ciudad alemana.

1 COMENTARIOS ↓

Escribe tu comentario





4 Trackbacks / Pingbacks

  1. Qué ver y hacer en Heidelberg en Alemania | Guías Viajar
  2. Fotos vistas panorámicas Heidelberg | Guías Viajar
  3. Bitacoras.com
  4. Heidelberg desde el castillo | Guías Viajar
buzzoole code