Consejos para visitar Bremen, tradición hanseática al norte de Alemania

Escrito por José Luis Sarralde el 1 de agosto, 2016
Estatua de Rolando en la plaza del Mercado de Bremen en Alemania
Estatua de Rolando en la plaza del Mercado de Bremen en Alemania

Mi viaje a Bremen, en el norte de Alemania, ha supuesto un reencuentro con una bella ciudad que visité hace muchos años en una ruta en coche hasta el Cabo Norte.

Apenas recordaba la imagen del icono quizás más popular de la ciudad, el monumento de los músicos de Bremen, famoso cuento de los hermanos Grimm.

Dicho viaje tuvo como principal motivo asistir a La Strada, un festival de espectáculos callejeros que desde hace más de 20 años se celebra a mediados de junio.

Plaza del Mercado de Bremen en Alemania
Plaza del Mercado de Bremen en Alemania

Esto me ha permitido conocer Bremen a fondo. una de las típicas ciudades del norte de Europa que desde siempre me han resultado muy atractivas.

Más bien de pequeñas dimensiones, muy fácil de visitar, con grandes zonas verdes, todo muy cuidado, con tranvías como principal medio de transporte público, pero muy idónea para recorrer en bicicleta, las cuales pueblan toda la ciudad.

Con un centro histórico que reúne dos rincones que la han convertido en Patrimonio de la Humanidad, su antiguo ayuntamiento y la estatua de Rolando.

En suma, Bremen es una ciudad ideal para visitar en un puente o en un fin de semana, e imprescindible para incluir en una ruta de vacaciones por el norte de Alemania,

Monumento de los músicos de Bremen en Alemania
Monumento de los músicos de Bremen en Alemania

A continuación te voy a dar unos consejos para visitar Bremen, que seguro te serán útiles.

Cómo llegar a Bremen

Desde España, aparte de otras alternativas, tienes vuelos directos con Ryanair desde Madrid, Barcelona, Alicante o Mallorca, lo que te facilita un viaje de poco unas dos horas y media a precios muy razonable.

Schlachte, terrazas biergarten a orillas del Weser en Bremen
Schlachte, terrazas biergarten a orillas del Weser en Bremen

Además tiene la gran ventaja de que el aeropuerto se encuentra muy cerca del centro de Bremen, donde puedes llegar en apenas 20 minutos con el tranvía 6.

Claves históricas de Bremen

Bremen es una ciudad que se fundó hace más de 1.200 años sobre una suave colina y cuya historia comprobarás esta directamente ligada a la actividad comercial de su puerto fluvial.

Puerto de Bremen en Alemania
Puerto de Bremen en Alemania

Situada a orillas del navegable río Weser, el mar se encuentra a unos 100 kilómetros de distancia hacia el norte, pero aún así llegan los efectos de las mareas e incluso el río dispone de un sistema de esclusas.

Bremen es una de las ciudades que perteneció a la denominada Liga Hanseática.

Se trata de una asociación de ciudades europeas a orillas del mar Báltico con intereses comerciales comunes, la cual se creó durante el siglo XII, y de la que se dice fue un anticipo de la actual Unión Europea.

Esta ciudad interior se convirtió en el principal puerto pesquero de Alemania y, como curiosidad, fue un camino natural para la exportación de los vinos producidos en el sur del país.

Plaza del Mercado de Bremen en Alemania
Plaza del Mercado de Bremen en Alemania

Pero durante el siglo XIX el puerto se quedó pequeño y en 1827 se decidió construir un nuevo puerto mucho más grande y más cerca del mar, Bremerhaven,

Este es ahora el verdadero puerto de Bremen y el más importante puerto de exportación del país para los coches de Mercedes-Benz que se producen en la gran factoría de la ciudad, la segunda más grande de la prestigiosa marca alemana.

De hecho, Bremerhaven es una pequeña ciudad de unos 100.000 habitantes frente al poco más de medio millón que viven en Bremen.

Fachada renacentista en edificio del centro histórico de Bremen
Fachada renacentista en edificio del centro histórico de Bremen

En el antiguo puerto de Bremen ahora solo encontrarás pequeños barcos para hacer cruceros por el río, algunas embarcaciones de recreo y varios antiguos barcos utilizados como restaurantes u hoteles.

Es más, el de Bremen era uno de los puertos más grandes de Europa, y llegaba a doblar en superficie al de Hamburgo.

Rincón de Schnoor, barrio antiguo de Bremen
Rincón de Schnoor, barrio antiguo de Bremen

Gran parte de dicha superficie está inmersa desde el año 2000 en una gran reconversión urbanística, la cual ha supuesto cubrir de tierra antiguos diques.

Sobre los mismos se están construyendo casas de alto standing, así como instalaciones culturales y zonas de restaurantes.

Transportes en Bremen

Como he comentado, Bremen es una ciudad muy manejable para visitar.

Bicicletas en el centro histórico de Bremen
Bicicletas en el centro histórico de Bremen

El centro histórico lo puedes recorrer perfectamente a pie, pero mi consejo es que alquiles una bicicleta y disfrutes del placer de desplazarte con este vehículo por una ciudad, tal como hace la mayoría de la población de Bremen.

Eso sí, ten mucho cuidado al andar por las aceras y asegúrate de que no caminas por el carril de losetas rojas reservado a la circulación de las bicicletas.

Tranvía en el centro histórico de Bremen
Tranvía en el centro histórico de Bremen

Pero dado que al final, en algún momento necesitarás o te será más cómodo utilizar transporte público, puede que te valga la pena comprar la tarjeta de transportes ErlbnisCARD.

Esta tarjeta la puedes utilizar en tranvías y autobuses, empezando por el tranvía 6 que, como he comentado, te llevará desde el aeropuerto al centro (en taxi te costará unos 18 euros).

El precio de la tarjeta de transportes de Bremen es 8,90 euros para un día (un adulto y dos niños de hasta 14 años); 10,90 euros para un día y dos adultos;  11,50 euros para dos días, con dos niños; y 13,90 euros para dos días y dos adultos.

Tranvía frente a la estación de trenes de Bremen
Tranvía frente a la estación de trenes de Bremen

Para utilizarla, al acceder a tranvías y autobuses solo tendrás que mostrarla si te la reclama el revisor; no has de cancelarla en ninguna máquina.

Visitas en Bremen

El foco de tu visita de Bremen se va a centrar en su centro histórico y, en concreto, en su plaza del Mercado.

Esculturas en una calle comercial de Bremen en Alemania
Esculturas en una calle comercial de Bremen en Alemania

En esta zona casi solo peatonal (solo circulan tranvías y bicicletas) encuentras los cuatro monumentos más significativos de esta ciudad alemana.

En primer lugar, el antiguo ayuntamiento de Bremen construido en 1410, y cuya espectacular fachada renacentista data del siglo XVII.

Frente a él, la estatua de Rolando, conocida como la estatua de la libertad, un símbolo de la ciudad que en 1404 fue construida en piedra, tras una primer estatua que hubo de madera.

Molino en un parque del centro de Bremen en Alemania
Molino en un parque del centro de Bremen en Alemania

Ambos monumentos en 2004 fueron declarados Patrimonio de la Humanidad, de forma que Bremen se incorporó a la prestigiosa lista de la Unesco.

A un lado del antiguo ayuntamiento se encuentra la catedral de Bremen.

Sus orígenes se remontan a la época de la fundación de la ciudad, aunque el edificio actual, de estilo gótico temprano, es del siglo XIII.

Catedral de San Pedro en Bremen
Catedral de San Pedro en Bremen

Y en el lado oeste del citado ayuntamiento tienes el que quizás es el símbolo más popular de la ciudad, el monumento de los músicos de Bremen.

Ahí encontrarás una pequeña (no te sorprendas por su tamaño) escultura de bronce de 1951 dedicada a los protagonistas del cuento de los Hermanos Grimm.

Bajo el ayuntamiento también puedes ver la histórica bodega Ratskeller con más de 600 años de tradición, cuyo principal exponente ahora es un restaurante.

También junto a la plaza podrás visitar la iglesia de Nuestra Señora, la iglesia parroquial más antigua de Bremen.

Baco en un tonel de la histórica bodega Ratskeller de Bremen
Baco en un tonel de la histórica bodega Ratskeller de Bremen

Desde la plaza del Mercado de Bremen parte hacia el río la calle Böttcherstrabe, o de los toneleros, un estrecho y muy turístico pasaje con restaurantes, tiendas, algún museo y un curioso carrillón.

Ya junto al río encuentras Schnoor, el barrio más antiguo de la ciudad de Bremen, unas manzanas con muy estrechas calles, casas originarias de los siglos XV y XVI, restaurantes y tiendas de artesania y souvenirs.

Gran Salón del antiguo ayuntamiento de Bremen
Gran Salón del antiguo ayuntamiento de Bremen

Muy cerca, a orillas del río, es donde podrás vivir el ambiente de la ciudad, en un tramo conocido como Schlachte, donde se agrupan las terrazas de las cervecerías (biergarten) y de los restaurantes.

En los fines de semana ahí se concentra “todo” el ambiente Bremen.

A destacar el gran barco de vela Alexander von Humboldt, el cual podrás visitar, y donde podrás dormir, comer o tomarte una cerveza.

Otra zona también con ambiente, aunque más bohemio y cultural, es la que encuentras en la calle que desde la plaza del Mercado se dirige hacia el sureste, tras ya pasar el museo Kunthalle.

Rincón modernista en la calle de los Toneleros de Bremen en Alemania
Rincón modernista en la calle de los Toneleros de Bremen en Alemania

Pues sí, en Bremen también puedes visitar museos.

Museos en Bremen

Es el caso del citado Kunthalle, una pinacoteca con obras de distintas épocas, desde el siglo XIV hasta nuestros tiempos, incluidos impresionistas franceses o Picasso y Tapies.

Si te gusta la naturaleza, debes pasear por el parque de los Rododendros, donde se encuentra Botanika, un rincón donde podrás ver impresionantes azaleas procedentes de todo el mundo.

Mansión en el parque de los Rododendros de Bremen
Mansión en el parque de los Rododendros de Bremen

Si viajas con niños, Universum es un lugar muy idóneo para ellos, un museo de ciencia con muchos juegos interactivos.

Y si estás interesado en profundizar en la tradición portuaria de Bremen, debes dirigirte a la zona de los antiguos muelles, donde en el Hafenmuseum tienes una muestra de la historia de la ciudad como gran puerto comercial.

Pinturas en el museo Kuntshalle de Bremen en Alemania
Pinturas en el museo Kuntshalle de Bremen en Alemania

Y finalmente, si te gustan los coches, en Bremen tienes la oportunidad de visitar una factoría de Mercedes-Benz, la segunda más grande de la prestigiosa marca alemana, y ver cómo se fabrican las versiones coupé y cabrio de la serie E.

Puedes contratar visitas guiadas y atracciones en Bremen , así como otros servicios turísticos, directamente en la web de la oficina de turismo de la ciudad.

En suma, tienes suficientes motivos para dedicar dos o tres días a la visita de Bremen. No te defraudará.

2 COMENTARIOS ↓

  1. Sin ninguna duda Bremen es una ciudad de cuento.

    Su arquitectura, su tranvías, su amplia oferta cultural y la animación de sus calles en esta época del año, la hace un lugar ideal para disfrutar del buen tiempo mientras tomamos una cerveza en una de sus terrazas.

Escribe tu comentario





Protected with SiteGuarding.com Antivirus
buzzoole code