Así fue el paseo por Boston en Massachusetts – Viajar a Estados Unidos

Así fue el paseo por Boston en Massachusetts

Escrito por Salvador Samaranch el 9 de enero, 2015
Jardín Público de Boston
Jardín Público de Boston

Nuestra etapa en Boston, durante el road trip por Estados Unidos, comenzó con la visita de la Universidad de Harvard, tras la que fuimos directamente al centro downtown de Boston, donde aparcamos en un lugar muy céntrico, o sea caro.

Boston está situado en un lugar de convergencia de diversos ríos, a orillas del mar, con rías que penetran en tierra, por lo que la ciudad está rodeada de agua y de puentes.

Los folletos turísticos nos indican que, como Boston, no hay otro lugar en los Estados Unidos donde se pueda disfrutar de la rica historia de la revolución y de los acontecimientos que condujeron a la ruptura histórica del Reino Unido.

Frog Pond en el Jardín Público de Boston
Frog Pond en el Jardín Público de Boston

La primera visita nos llevó al Boston Common y al Public Garden, que es el gran parque en el centro de la ciudad donde pudimos ver un monumento dedicado a soldados y marineros, y el Frog Pond, una curiosa zona de baños con esculturas de ranas, donde muchos niños se bañan y juegan con el agua, lo cual era muy idóneo en un día muy caluroso como el que nosotros vivimos.

Visita de Boston

También visitamos la oficina de turismo de Boston, donde acabamos de informarnos y donde, como siempre, buscamos y seleccionamos el mapa gratuito que nos iba a servir de guía durante la visita.

Para poder seguir esta parte de la historia de los Estados Unidos se ha creado en Boston la ruta conocida como Freedom Trail, o Camino de la Libertad. Se trata de una ruta a pie, de más de cuatro kilómetros, marcada en el suelo con ladrillo rojo o pintura del mismo color.

Si sigues el Freedom Trail, pasarás por 16 lugares históricos, cada uno de ellos, un auténtico tesoro americano, que incluyen iglesias, cementerios, parques y hasta un barco.

A medio recorrido nos paramos a comer en una terraza, un lugar agradable con comida no muy brillante, a pesar de ciertas pretensiones del local y de los camareros.

Massachusetts State House en Boston
Massachusetts State House en Boston

Una vez finalizado este recorrido histórico, tras pasear por calles del centro de Boston,  volvimos a los parques y rodeamos el estanque central, cuyas orillas estaban pobladas de sauces.

Era la típica imagen del gran estanque de una ciudad, con barcas de remo y patos, los cuales adquirían un gran protagonismo con un grupo de esculturas de bronce de una familia de patos a tamaño natural. Los jardines estaban realmente muy cuidados, con alguna rosaleda y gente descansando o leyendo estirada en el césped.

Algo que nos llamó la atención en diversos lugares de Boston fueron los guías turísticos que, vestidos a la usanza de aquel 1776 de la Revolución, realizaban su trabajo junto a los visitantes de la ciudad.

Esculturas en las calles de Boston
Esculturas en las calles de Boston

También destacaba un dramático monumento dedicado a la gran hambruna que desde 1845, y durante cinco años, asoló a los irlandeses en su país, lo que provocó la muerte de un millón de personas y la emigración de otros dos millones a tierras americanas, especialmente a Boston. Los que permanecieron en Irlanda pasaron muchas calamidades y enfermedades.

En nuestro paseo por el downtown de Boston comprobamos que los grandes rascacielos de la ciudad comparten espacio con construcciones antiguas,  creando un ambiente entre moderno y clásico.

En resumen, la ciudad de Boston es muy limpia y da la sensación de “acabada”. Se ven muchos restaurantes que sirven pescado y marisco, como en Gloucester, o en la costa del Pacífico, en San Francisco, Seattle o Vancouver.

Guía turística con vestimenta del siglo XVIII en las calles de Boston
Guía turística con vestimenta del siglo XVIII en las calles de Boston

Ya en coche nos dirigimos a la zona Comercial Street para visitar los edificios de pisos de cierto standing que dan al mar con vistas al otro lado de la bahía, y desde donde salen diferentes ferrys hacia diferentes lugares cercanos.

Agotados (para variar…), nos dirigimos al hotel a preparar ya nuestro último recorrido en coche, con nuestro querido Potomac, Poto. Mañana ya iniciamos el final de nuestro periplo (buah!, buah!) dirigiéndonos a Nueva York para pasar los últimos siete días de este largo e intenso viaje.

Fotos de Boston

Aquí tienes más fotos de nuestra visita de Boston.

Booking.com

1 COMENTARIOS ↓

Escribe tu comentario





3 Trackbacks / Pingbacks

  1. Bitacoras.com
  2. Freedom Trail en Boston | VIAJAR a ESTADOS UNIDOS
  3. Gloucester, puerto de La Tormenta Perfecta | Viajar a Estados Unidos