Santander, un paseo por su catedral y su sorprendente historia medieval – Guías Viajar

Santander, un paseo por su catedral y su sorprendente historia medieval

Escrito por José Luis Sarralde el 22 de mayo, 2016
Catedral de Santander
Catedral de Santander

Santander es una de las ciudades que mejor conozco de España pues la he venido visitando desde hace años.

Pero lo cierto es que ese conocimiento siempre se ha limitado al disfrute de sus mayores atractivos turísticos como, por ejemplo, el palacio de la Magdalena, la playa y zona mansiones del Sardinero, el paseo marítimo o su bahía.

Ha sido en mi más reciente viaje a la capital cántabra, y durante una nueva visita del centro urbano, cuando he descubierto su vertiente histórica, y en concreto varios aspectos relacionados con ella.

Acceso de entrada a la cripta iglesia del Cristo en Santander
Acceso de entrada a la cripta iglesia del Cristo en Santander

De entrada, cómo era Santander en la época medieval, un muy pequeño pueblo con apenas cientos de habitantes, y cuya ubicación a orillas del mar ahora cuesta imaginar.

Y por otro lado, reconozco que hasta esta visita no he caído en que ¡¡Santander tiene una catedral!!.

Esta faceta histórica la ha podido descubrir por medio de las visitas guiadas que la Oficina de Turismo de Santander organiza en la catedral, así como en los restos de la muralla medieval que ahora están abiertos al público para su visita bajo la cercana plaza Porticada.

Historia del Santander medieval

Es durante la visita de la catedral cuando descubres que Santander en el siglo XII era una población costera de poco menos de 200 habitantes, la cual se asentaba sobre una colina donde los romanos se habían establecido en el siglo I.

Maqueta de Santander en el siglo XVIII en la catedral
Maqueta de Santander en el siglo XVIII en la catedral

A ese lugar en el siglo VIII habían llegado las reliquias de los santos Emeterio y Celedonio, las cuales se depositaron en un primera santuario que se construyó sobre unas antiguas termas romanas, y el cual es el origen de la actual catedral.

En el citado siglo XII el rey Alfonso VIII concedió a Santander un fuero especial para promover su poblamiento de cara al desarrollo comercial de su puerto en las rutas marítimas del norte.

Ello propició que la ciudad amurallada alcanzara los 2.500 habitantes, formando parte de la conocida como Hermandad de las Cuatro Villas de la Costa de la Mar junto a Laredo, San Vicente y Castro Urdiales.

En el siglo XIII, en la colina conocida cerro de Somorrostro se situaba un conjunto de edificios conocido como la Puebla Vieja formado por un castillo, la abadía, antecesora de la actual catedral, y las casas que los rodeaban.

Y al otro lado de un canal, en la zona de las actuales calles de San Francisco y Santa Clara, se situaba la Puebla Nueva.

Iglesia del Cristo, cripta de la catedral de Santander
Iglesia del Cristo, cripta de la catedral de Santander

Dicho canal, que se corresponde con la actual calle Calvo Sotelo, estaba ocupado por unas atarazanas para la construcción de barcos. Y los jardines de Pereda y toda la zona portuaria estaba ocupada por el mar.

Dicho Santander del siglo XII estaba rodeado por una muralla de menos de kilómetro y medio de longitud.

La mejor forma de visualizar cómo sería Santander en los siglos XII y XIII es durante la visita de la muralla medieval.

Y para ver cómo era en el siglo XVIII, tienes la maqueta que se visita en la catedral, la cual representa la época en la que se la otorga el título de ciudad, en concreto, en 1755, para adquirir poco más tarde la capitalidad del territorio.

Reliquias de San Emeterio y San Celedonio en iglesia del Cristo de Santander
Reliquias de San Emeterio y San Celedonio en iglesia del Cristo de Santander

En esa época la ciudad fue adquiriendo cada vez mayor importancia por el auge de su puerto para el comercio con las colinas americanas y comercial.

Catedral de Santander

Ahora que he visitado la catedral entiendo la razón de no haber sido consciente de su existencia, pues no se trata de un gran edificio tal como podemos imaginar las catedrales.

Al contrario, se trata del edificio de lo que fuera la principal parroquia de Santander la cual a mediados del siglo XVIII fue declarada catedral para representar al nuevo Obispado de Santander, tras su separación del de Burgos.

Pórtico de entrada a la catedral de Santander
Pórtico de entrada a la catedral de Santander

Pero cuando vayas a visitar la catedral descubrirás que hay dos iglesias, una superpuesta sobre la otra.

La inferior es la original del siglo XII, y la superior se construyó entre finales de dicho siglo y el XIV.

La inferior es conocida como la iglesia del Cristo, y de ella te llamarán la atención sus robustas columnas con decoraciones vegetales, así como su baja altura.

De estilo gótico ahí podrás ver las reliquias de los cráneos de los antes citados santos, así como restos arqueológicos de las antiguas termas romanas.

Claustro de la catedral de Santander
Claustro de la catedral de Santander

La iglesia superior, que es la Catedral-Basílica de Santander, es también de estilo gótico, aunque tiene capillas de estilo barroco. Junto a la misma se encuentra un gran claustro de estilo gótico.

Con el tiempo tuvo diversas ampliaciones, como el presbiterio y la girola, reconstruidos tras el pavoroso incendio que sufrió en 1941 la zona correspondiente a la antigua ciudad medieval.

Por medio de una visita guiada puedes subir a lo alto de la torre campanario, eso si, en ascensor, pues tuvo que ser reconstruida tras el citado incendio.

Nave central de la catedral de Santander
Nave central de la catedral de Santander

Desde lo alto de la misma, entre los huecos que te dejan las campanas, tienes vistas panorámicas de la ciudad. Luego irás bajando por los diversos pisos donde en el centro de interpretación conocerás su historia.

La visita guiada de la torre campanario dura una hora y cuarto. En verano se llevan a cabo visitas guiadas de la catedral.

Horarios catedral de Santander

Los horarios de la catedral de Santander son, de lunes a de lunes a viernes, de 10 a 13 horas y de 16,30 a 19 horas. Los sábados abre por las tardes hasta las 20 horas, y los domingos y festivos, 10 a 13,30 horas y de 17 a 21 horas.

Los horarios de las visitas guiadas de torre de la catedral de Santander son, de martes por la tarde a domingo por la mañana, a las 11,45 y 18 horas. Son gratuitas y te debes de apuntar en la Oficina de Turismo de los cercanos jardines de Pereda.

Vistas desde el campanario de la catedral de Santander
Vistas desde el campanario de la catedral de Santander

La visita es muy recomendable completarla viendo los restos arqueológicos de la antigua muralla medieval, descubiertos en la cercana plaza Porticada durante unas excavaciones realizadas en 2006.

Se trata de una muy interesante visita guiada, complementada con una presentación multimedia, durante la que se muestra cómo fue la muralla medieval y cómo era la vida durante el siglo XII en Santander.

Podrás ver un tramo de unos 25 metros, entre la que fuera la Puerta del Mar y el portillo de Don Gutierrez.

Esta visita también es gratis y asimismo has de apuntarte en la oficina turística de los jardines de Pereda.

Escribe tu comentario





buzzoole code