7 buenas razones para hacer una escapada a descubrir la ciudad de Murcia

Escrito por José Luis Sarralde el 25 de Abril, 2017
Catedral de Murcia
Catedral de Murcia

Hay ciudades de España de cuyos atractivos todos hemos oído hablar, y además las habremos visitado varias veces, pero lo cierto es que hay otras que son grandes desconocidas.

En mi caso, eso sucedía con la ciudad de Murcia hasta mi reciente escapada para vivir el ambiente propio de sus singulares procesiones de Semana Santa.

De hecho, ese desconocimiento es común incluso entre periodistas y bloggers de viaje; por suerte, antes de emprender el viaje a Murcia mi mejor amigo, Guillermo, quien por trabajo visita habitualmente dicha ciudad, ya me adelantó algunos de sus atractivos.

Ahora, tras esta escapada que me ha permitido descubrir sus muy interesantes procesiones como las de los Coloraos y los Salzillos, también puedo hablarte con propiedad de los atractivos que encontrarás al hacer una escapada a Murcia.

Murcia árabe

De entrada debes saber que Murcia fue fundada en el año 825 por los árabes, que decidieron establecer un asentamiento junto al río Segura, con la construcción de una alcazaba por el ejército de Abderraman II.

Con posterioridad, en el siglo XIII, se construyó una medina amurallada con 95 torreones, hasta que el rey Alfonso X la conquistó, y esta zona de la actual Murcia se convirtió en tierra fronteriza en la guerra entre musulmanes y cristianos.

Finalmente, durante el siglo XVI fue desapareciendo la muralla de la que apenas queda algún resto.

Patio Árabe en el Casino de Murcia
Patio Árabe en el Casino de Murcia

En concreto puedes ver al aire libre un corto tramo de muralla frente al mercado de Verónicas, se cual se endosa en los muros del Convento de Verónicas, ahora dedicado a un centro de exposiciones.

Y también hay que destacar que la ciudad se ubica en la denominada comarca de la Huerta de Murcia, una zona de gran fertilidad y con una gran actividad agrícola que marca el auge económico de la región.

Qué ver y hacer en Murcia

Si para ti Murcia es una gran desconocida, a continuación te voy a dar 10 buenas razones para hacer una escapada a Murcia.

Ciudad fácil de visitar

Contra lo que puedas pensar (y yo pensaba antes de conocerla), Murcia es una ciudad muy fácil de visitar.

Palacio Arzobispal de Murcia
Palacio Arzobispal de Murcia

Si bien en el ránking de población de España es la séptima ciudad más poblada, lo cierto es que la zona a visitar en su centro histórico es realmente contenida.

Esto se explica porque el municipio de Murcia incorpora numerosos pueblos aledaños, de forma que en la práctica te encuentras en el campo, en plena huerta…y sigues en la ciudad de Murcia.

Es más, la zona a visitar se concentra en el cogollo urbanístico que corresponde con los límites de la antigua ciudad amurallada.

Así, tu paseo se centrará en un recorrido que entre la plaza de la Glorieta, junto al río, donde se encuentra el Ayuntamiento, un edificio neoclásico con fachada estucada, pasando por la plaza de Cardenal Belluga, con la catedral y el palacio Arzobispal.

Reserva hotel para tu viaje en Booking.com

Y el eje principal de la zona peatonal es la calle Trapería, donde se encuentra el Real Casino, y por donde llegarás a la plaza de Santo Domingo, el verdadero corazón de la vida de la ciudad, donde históricamente se celebraba el mercado en la Edad Media, y donde ahora puedes ver un impresionante ficus plantado hace 120 años.

Teatro Romea en Murcia
Teatro Romea en Murcia

Ahí estarás junto a la plaza de Julián Romea donde se encuentra el Teatro Romea, inaugurado en 1862, y muy cerca del Convento de Santa Clara.

En paralelo a la calle Trapería tienes la Gran Vía, la avenida que en su día rompió la configuración urbanística que venía de la Edad Media, y junto a la que encuentras la zona de restaurantes y tapeo que se extiende por las plazas de la Flores y Santa Catalina y sus aledaños.

Asimismo, durante tu paseo por el centro de Murcia podrás ver edificios palaciegos, como el palacio Almudi del siglo XVII, frente al mercado de Verónicas, o casas señoriales, como la sede actual del museo Ramón Gayá en la antigua Casa Paralea del siglo XIX, en la citada plaza de Santa Catalina.

Ayuntamiento de Murcia
Ayuntamiento de Murcia

Ciudad abierta al río Segura

Murcia es una ciudad que en la actualidad se está abriendo al río Segura.

Se trata de un río que hace siglos tenía numerosos meandros, pero su trazado ha tenido varias modificaciones, de forma que en la actualidad es más rectilíneo, lo que por contra incrementó el peligro de riadas.

De hecho, sus crecidas e inundaciones han marcado buena parte de la historia de la ciudad, así como la suciedad que tenía hasta hace poco, lo que hizo que Murcia viviera a espaldas del río.

Puente Viejo sobre el río Segura en Murcia
Puente Viejo sobre el río Segura en Murcia

Tras un proceso de saneamiento de las aguas llevado a cabo en los últimos años, poco a poco se está convirtiendo en un punto de encuentro, y ahora incluso puedes remar en barca gracias al nuevo servicio que se está ofreciendo.

El rincón más carismático del Segura en Murcia es el puente Viejo; del siglo XVIII, sustituyó a un antiguo puente de madera que se llevó una crecida, y que era conocido como el puente de los Peligros, precisamente por el riesgo que pudiera suponer cruzarlo.

Como curiosidad, frente al puente, en la orilla del barrio del Carmen, puedes ver una hornacina donde se conserva la imagen de la Virgen de los Peligros, cuya protección solía ser pedida por quienes cruzaban el río.

Iglesia de Santo Domingo en Murcia
Iglesia de Santo Domingo en Murcia

Catedral de Murcia

Si hay un monumento que solo por conocerlo merece la pena hacer una escapada de un fin de semana a Murcia, ese es su gran catedral.

Si llegas en carretera, según te acercas a la ciudad divisarás desde bien lejos su enorme torre renacentista que se levantó en varias fases.

Situada en la céntrica plaza del Cardenal Belluga, en el lugar que ocupaba la gran mezquita de la original Murcia musulmana, ahí podrás ver la impresionante fachada barroca de la catedral de Murcia.

Por su parte, en su interior destaca sobre todo la conocida como capilla de los Vélez.

Torre renacentista de la catedral de Murcia
Torre renacentista de la catedral de Murcia

De la época de los Reyes Católicos, te llamará la atención la combinación del estilo gótico flamígero con el manuelino procedente de Portugal, con influencia de la Alhambra de Granada en el techo.

También destacan la rejería gótica del siglo XV que separa el altar mayor, y el enorme coro del siglo XIX con 4.000 tubos y cuatro teclados.

Real Casino de Murcia

Una agradable sorpresa que te vas a llevar durante tu paseo por el centro histórico de Murcia es el edificio del Real Casino.

Galeria Central del Casino de Murcia
Galeria Central del Casino de Murcia

Se trata de un casino cultural (no de juego) que se empezó a construir en 1849, y que durante las décadas sucesivas fue anexando diversos edificios cuya decoración es una muestra de arquitectura ecléctica.

Durante tu visita del Casino de Murcia te llamarán la atención sobre todo el Patio Árabe de la entrada, el gran Salón de Baile de estilo francés, así como la Gran Galería que conecta las diversas dependencias.

Museo Convento de Santa Clara

Otro rincón sorprendente en pleno centro de Murcia es el museo de Santa Clara situado en un convento de monjas de clausura.

Museo Convento de Santa Clara en Murcia
Museo Convento de Santa Clara en Murcia

El edificio tiene su origen en un antiguo palacio árabe del siglo XII, que luego pasó a ser alcázar de los reyes cristianos, para finalmente en 1365 convertirse en convento de las monjas clarisas, lo cual se ha mantenido hasta nuestros días.

Te adelanto que su patio central es un rincón de remanso, con un jardín y estanque en cierto modo te trasladan a la Edad Media.

Ahora es un museo donde puedes ver una muestra de arte sacro, así como algún resto pictórico de la época árabe, con un curioso estilo figurativo.

Museo de los Salzillos en Murcia
Museo de los Salzillos en Murcia

Museo Salzillo

Como he comentado, una de las procesiones más destacadas de la Semana Santa en Murcia es la conocida como los Salzillos, la cual tiene lugar en la mañana del día grande que es el Viernes Santo.

Dicho nombre se debe a que con motivo de la misma salen a la calle las famosas tallas de imagineria que el artista barroco murciano Francisco Salzillo realizó en su día para la Cofradía de Jesús Nazareno.

El resto del año puedes ver expuestas estas obras en el museo Salzillo, y en concreto en el edificio de la iglesia de Jesús.

Mercado de Verónicas en Murcia
Mercado de Verónicas en Murcia

Comer e ir de tapas en Murcia

En plena huerta murciana, conocida también como Huerta de Europa, no te debe de sorprender que la gastronomía ocupe un lugar destacado en una escapada a Murcia.

Un paseo por el antes citado mercado de Verónicas, situado junto al río, te permitirá constatar la gran calidad de las verduras, y donde cabe destacar los tomates que se anuncian como “el auténtico raff“, que te aseguro si que saben a tomates, o las habas verdes.

En tu estancia en Murcia, bien en los restaurantes como en los bares de tapas, tienes el delicioso arroz murciano, con sus variedades de conejo y de verduras.

Restaurante La Pequeña Taberna en Murcia
Restaurante La Pequeña Taberna en Murcia

Pero también debes probar especialidades como la marinera (rosquilla de pan con ensaladilla rusa y una ancho), los caballitos (gamas peladas rebozadas y fritas), el zarangollo (unos huevos revueltos con calabacín, patata y cebolla) y el pastel de carne.

Y los lugares donde comer e ir de tapas, en la zona de la catedral, las colindantes plazas de las Flores y de Santa Catalina, y las plazas de Santo Domingo y de Julián Romea.

¿A que ahora si te apetece descubrir Murcia?

Plaza de Santa Catalina en Murcia
Plaza de Santa Catalina en Murcia

Escribe tu comentario





buzzoole code