Conducir por las carreteras y ciudades de la República Checa

Conducir en República Checa

Conducir en República Checa

Veo en foros y webs de viajes que existe una preocupación sobre las dificultades para conducir en la República Checa.

Evidentemente, dicho país centroeuropeo ofrece unas condiciones para el conductor algo peores que las que estamos actualmente habituados en España y en otros países de Europa Occidental.

En realidad, a los viajeros más veteranos os recordarán las condiciones que teníamos en nuestro país hace 15-20 años, antes de la incorporación a la Unión Europea.

En concreto, en la República Checa encontrarás muchas carreteras de una sola calzada, algunas autovías cuyo trazado y firme a veces no están en las mejores condiciones, y muy escasas autopistas que, eso sí, están en perfecto estado.

Conducir en República Checa

Conducir en República Checa

Esto supone que para viajar en coche por este país, si no vas a ir por las rutas principales donde hay autopistas o autovías, has de calcular que vas a recorrer a recorrer más de 70 kilómetros en una hora.

Pero, en conclusión, y para tu tranquilidad si vas a conducir por las carreteras en la República Checa, no las vas a encontrar en mal estado.

Al contrario, por ejemplo saliendo de Praga hacia noreste, en concreto hacia Litomysl, encontrarás una autopista en excelente estado.

Y para movernos entre distintos pueblos y ciudades (salvo la ruta entre Praga y Brno, la segunda ciudad del país), lo habitual es conducir por carreteras de una calzada.

Conducir en República Checa

Conducir en República Checa

En cambio, tienes a favor que, en general, el tráfico es muy escaso y que el país no es especialmente montañoso, por lo que encontrarás pocas zonas con fuertes pendientes.

Respecto a las ciudades, en Praga puedes encontrar bastante tráfico y, además, ni en la capital ni en la mayoría de las grandes ciudades existen circunvalaciones realmente rápidas, por lo que atravesar las mismas durante nuestro viaje nos puede demorar bastante tiempo.

La señalización, en general, es algo escasa. E incluso las señales de tráfico tienen un tamaño algo pequeño.

Y atención a la velocidad a la hora de atravesar los pueblos; está limitada a 50 km/h, se respeta al máximo por los conductores locales, y existen numerosos radares.

Límites de velocidad en República Checa

  • Autopistas: 130 km/h
  • Autovías: 110 km/h
  • Carreteras: 90 km/h
  • Ciudades y pueblos: 50 km/h

Más información sobre conducir por la República Checa

  • Busca las mejores ofertas de hoteles en:
  • Busca ofertas de vuelos baratos en:

Easy AdSense by Unreal